Simposio internacional de hip hop culmina en Cuba

Muchos directivos de espacios culturales en el país manifiestan prejuicios contra este género, se quejan raperos.

En La Habana existen algunos espacios para esta manifestación cultural como La madriguera, pero en las provincias la situación se torna crítica.

Foto: Archivo IPS Cuba

La Habana, 21 ago.- El movimiento de hip hop crece en la isla caribeña pese a dificultades, trascendió en el XII Simposio Internacional de Hip Hop Cubano, que culmina hoy en esta capital.

El rap en Cuba goza de buena salud, “aunque en medio de tanta amalgama de música y ruido para raperos que tienen un concepto más underground, cuesta más mezclar esos términos”, explicó Cosme Oliva, especialista en comunicación de la Agencia Cubana de Rap (ACR), la única entidad estatal dedicada a este género musical.

Oliva destacó que, “a diferencia de otros tiempos, cuando (el movimiento) miraba mucho a Estados Unidos, está hoy más identificado con las temáticas nacionales”.

ACR y el estatal Instituto Cubano de la Música organizan el XII Simposio Internacional de Hip Hop Cubano, que comenzó desde el pasado 19 de agosto y está dedicado a la poesía hablada (spoken word).

Semillas para el rap

La Agencia Cubana de Rap surgió el 16 de septiembre de 2002, tras una conversación entre los actores estadounidenses Danny Glover y Harry Belafonte, el reverendo Lucius Walker, el entonces presidente cubano, Fidel Castro, e integrantes de varios grupos de rap.
Belafonte y Glover explicaron cuánto había significado el rap en la lucha contra la discriminación de personas negras y pobres en Estados Unidos. En la actualidad, no pocos músicos de esa procedencia valoran altamente la lírica y cómo se produce el rap en Cuba, menos permeado por lo comercial.
La ACR fue creada con el objetivo de agrupar metodológicamente al movimiento de hip hop que tenía entonces gran fuerza. La mayor parte de los viajes de raperos cubanos que viajan a través de la Agencia Cubana de Rap tiene como destino Estados Unidos.
La cultura hip hop está integrada por varios elementos: rap, break dance, grafiti, spoken word y big box. Aunque se considera estadounidense, tiene influencia de Jamaica, Cuba y Puerto Rico, entre otros que aportaron a la cultura del rap.

En la cita, se abordaron además los obstáculos que enfrentan las y los artistas cultores del ritmo urbano, así como el público seguidor.

“Los raperos cubanos no tienen un lugar específico para presentarse, solo está la sede del antiguo cine Finlay, aún en construcción, que esperamos pueda algún día ser como el Maxim Rock, el espacio de los roqueros”, apuntó Oliva.

A su juicio, hay muchas dificultades con la tecnología, que resulta de difícil acceso.

“Pero, dentro de sus posibilidades, los raperos han tratado de crear alternativas, y se nutren de mecanismos independientes, fundando sus propios estudios musicales y sus sistemas de trabajo”, abundó.

Otros problemas observados son la carencia de las herramientas imprescindibles en la realización musical y la persistencia de incomprensiones sociales e institucionales que limitan la inclusión del género en la programación cultural de espacios públicos

Para Xiomara Madrazo, directora de la ACR, el movimiento no es tan fuerte como en años anteriores “por problemas de espacio y además porque el discurso de aquellos momentos no es el mismo de ahora, cuando la música es menos agresiva desde el punto de vista del enfoque social… es más comercial”.

En La Habana existen algunos espacios para esta manifestación cultural como La madriguera, pero en las provincias la situación se torna crítica, valoró Madrazo, porque “es un género que no gusta a todo el mundo e incluso hay cierto prejuicio hacia él”.

“Por eso, el simposio es un medio para que asistan raperos de todo el país, se encuentren e intercambien, ya que desde hace dos años no se hacen giran nacionales”, destacó la directora.

Surgido por iniciativa del proyecto La fábrica, de los grupos Obsesión y Doble Filo, el simposio fue asumido a partir de 2009 por la ACR. La cita busca servir de termómetro del estado del género en Cuba, Latinoamérica y el mundo.

En esta ocasión, el encuentro contó con las habituales conferencias y talleres por problemas organizativos, aunque asisten colegas de Estados Unidos, Puerto Rico y Venezuela.

Centrado en la poesía hablada, Oliva apuntó que se realizan encuentros prácticos, donde las y los músicos reflexionan sobre las producciones, cómo hacen su trabajo los directores, los programas que utilizan y los conceptos del rap.

Otra novedad del simposio, según Oliva, radica en que participan “artistas vinculados a la Agencia Cubana de Rap –profesionalizados por su obra, permanencia y contribución al género-, y músicos independientes que colaboran con la ACR”.

El programa incluyó, por la parte cubana, las presentaciones de Company Yoruba, Testamento Sano, Saénz y el Positivo, El Opuesto, Alejandro Benítez, Roilan García, Charly Mucha Rima, El Tanque, El Analista, Chico Pro, El Demente, El Gallo Miranda, Basta Flow, Roger Under Trova, La Akademia y YimiKonKlase.

Desplegó, además, un gran concierto en el anfiteatro del Parque de Diversiones José Martí, de Alamar, un barrio periférico de La Habana donde surgieron en Cuba las primeras expresiones del género.

Y anunció que hoy será presentado el disco En tiempo real, del rapero Charly Mucha Rima, en el proyecto Fábrica de Arte Cubano. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.