Tuitazo pide revocar la suspensión de Juan Carlos Cremata

La decisión del estatal Centro de Teatro de La Habana será efectiva a partir del 5 de octubre próximo.

Tuiteros e internautas consideran un acto de censura la cancelación del contrato al afamado director, así como la disolución de su grupo El Ingenio.

Foto: Tomada de La Jiribilla

La Habana, 16 sep.- Numerosas reacciones en blogs y las redes sociales suscita la cancelación del contrato del director de teatro Juan Carlos Cremata y el cese de su proyecto escénico El Ingenio, por parte de las autoridades de este ramo artístico.  

Con la etiqueta #‎RestablezcanElingenio‬, tuiteros como el joven Claudio Peláez calificaron la víspera de acto de censura la decisión firmada por Marvin Yaquis, director del estatal Centro de Teatro de La Habana, que consta en la resolución No.10/2015 del pasado 7 de septiembre y será efectiva a partir del 5 de octubre próximo.

También se manifestó en desacuerdo con la suspensión de la puesta en escena de “El Rey se muere”, original del rumano-francés Eugène Ionesco (1912-1994).

La pieza dirigida por Cremata fue sacada el pasado 6 de julio de la cartelera de la sala Tito Junco, en el capitalino Centro Cultural Bertolt Brecht, donde solo se culminaron dos funciones para el público.

“Nuestra política cultural continúa dando bandazos, dividiendo y no sumando. Ahora la censura le vuelve a otorgar un valor extra artístico a la obra”, remarcó Peláez.

Por su parte, el teatrólogo Norge Espinosa se mostró en la red social Facebook “indignado y estupefacto ante tanta torpeza, resultado único de la falta de diálogo”.

Otro internauta, Rafael Aranzola, escribió: “Increíble que esto pase. Otra mancha para la política cultural cubana”.

Mientras Sandra Guerra criticó que existan “funcionarios para los que el diálogo no existe porque su manera de expresarse son las resoluciones”. Confió en que “se impondrá la coherencia al final”.

Al justificar su decisión, el Centro de Teatro consideró que Cremata “provocó un conflicto ético-profesional” con sus representantes legales al “realizar ataques desmedidos”, en la redes sociales y la prensa internacional, a instituciones como el Consejo Nacional de las Artes Escénicas (CNAE), que regula la actividad teatral.

Ello, aseguraron, resultan incompatible “con el objeto social para el cual fue creado el mencionado proyecto, provocando falta de confianza en el artista, todo lo cual descalifica sus propuestas como intereses institucionales”.

Cremata calificó el documento como “indigno”. Así “se me elimina cualquier posiblidad de hacer teatro en Cuba”, sostuvo.

Rechazó asimismo que la medida no se consultó con los Premios Nacionales de Teatro o con otros artistas del gremio. “Fue una simple vendetta. Una ejecución sumaria calculada”, remarcó.

Con anterioridad, el también laureado director de cine rebatió la suspensión de “El Rey se muere”, en un texto titulado “CONDENADNOS, no importa: el ARTE nos ABSORBERÁ”.

En dicho documento, divulgado el 10 de julio, negó que la obra intentara “hacer referencia a monarca, líder o dirigente alguno” y remarcó que el objetivo “era hablar de la resistencia al cambio”.

La obra, con los códigos del teatro del absurdo, aborda la decadencia y últimas horas del “rey Berenguer” (Berenjena en la adaptación cubana), monarca absoluto que ha sumido en la ruina a la nación por sus disparatados caprichos y se niega a morir mientras la corte se apresta a festejar su deceso.

Recordó que el consejo sacó de cartelera en 2012 su presentación de “La hijastra”, luego de 14 funciones, entonces “atendiendo a comentarios desproporcionados, frustrantes y maliciosos, que se acallaron (…) meses después”. (2015)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.