Un concurso busca reivindicar la cultura campesina cubana

Especialistas aseguran que esas manifestaciones peligran en un país muy urbanizado, con apenas 25 por ciento de sus 11,2 millones de habitantes en zonas rurales.

Artistas como Celina González (1928-2015) -en la imágen de muestra un colach de ella-, Polo Montañez (1955-2002) y Eliades Ochoa revitalizaron e hicieron populares canciones campesinas en Cuba y el mundo.

Foto: Print Screen de Google Image

La Habana, 28 abr.- La defensa de la identidad nacional a través de la difusión de la música, danza y otras tradiciones campesinas, persigue el concurso Yo soy el punto cubano, en el que se presentan artistas aficionados de todas la edades y territorios de la isla caribeña hasta 2018.

Solistas, grupos de danza y musicales son convocados por el certamen que saluda el aniversario 56 de la no gubernamental Asociación Nacional de Agricultores des Pequeños y el 55 del programa televisivo de música campesina Palmas y Cañas, único de su tipo en la televisión estatal cubana.

Susel Velázquez, jefa de la cátedra de música de la Casa de Cultura de Arroyo Naranjo, olvidó disgustos con otros concursos de participación y decidió probar suerte en la edición del certamen en La Habana.

El talento de la joven, de 29 años, fue reconocido y recibió el premio a la mejor vocalización, entregado por el Centro Provincial de Casas de Cultura, así como el de mejor interpretación, que es concedido por la Empresa Musical Antonio María Romeu.

“Canto cualquier tipo de género, pero me inclino por la música cubana, la que prefiero y a la que más sentimiento le pongo”, dijo Velázquez,  quien desarrolla una peña de música campesina en la casa de cultura Benny Moré en la periferia de La Habana.

A su juicio, la realización de actividades de esta naturaleza reviste particular importancia porque rescata “la música tradicional, la que viene del campo”, sobre todo entre las nuevas generaciones, para que “no se pierda entre tanta tecnología”.

Wilian Oscar Rodríguez, de 23 años y trabajador del estatal Instituto Cubano de Radio y Televisión, desde pequeño aprendió a tocar guitarra por su cuenta y defiende el sucu-sucu, un género nacido en su municipio natal de Isla de la Juventud.

En esta ocasión, Rodríguez obtuvo el premio en la categoría de rescate de tradiciones campesinas y fue reconocido además como el mejor tonadista.

El grupo Renacer, de Yaniel M. Hernández, conocido como Polito por ser un fiel seguidor del fallecido cantante de música campesina Polo Montañez (1955-2002), ha conseguido llevar su arte a múltiples escenarios del país y a naciones como Colombia.

De acuerdo con declaraciones a la prensa local, Sonia Pérez Cassola, presidenta del jurado nacional del concurso, el certamen persigue “rescatar las tradiciones guajiras cubanas y difundirlas porque son parte insoslayable de nuestra identidad”.

“Queremos promover las narraciones orales, las danzas, la música y todo aquello relacionado con la cultura campesina y la relevancia del campesinado en la alimentación y el desarrollo del país”, enfatizó.

“Estas personas son practicantes y portadores de esas manifestaciones de una cultura viva, pero que requiere del concurso de los medios para la difusión de sus valores”, consideró Pérez Cassola, también integrante del grupo Guijarro, dedicado al estudio de la cultura cubana.

En Cuba existe un solo programa televisivo dedicado a la música campesina, que ha logrado sobrevivir pese a no pocos intentos por eliminarlo de la programación. Objeto de no pocas burlas, se encuentra entre las preferencias de quienes viven o proceden de zonas rurales.

“El programa Palmas y Cañas, que celebra en 2017 su aniversario 55, es un ejemplo de difusión de esas manifestaciones, queremos mejorarlo, llevar nuevos artistas aficionados y renovarlo constantemente”, indicó.

En espacios radiales de diferentes provincias y algunas emisoras nacionales, se transmite este tipo de manifestación de la cultura nacional.

Como en otras naciones, en Cuba existe desde hace décadas una amplia preferencia por la música extranjera, sobre todo de procedencia estadounidense.

En los últimos años, ha proliferado el reggaetón, del género urbano, que tiene entre sus principales seguidores a las generaciones más jóvenes. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.