Vallas de Cuba cambian de tono

Algunas zonas de la comunicación pública en Cuba reflejan menos consignas políticas para dar paso a mensajes de corte educativo.

Foto: Jorge Luis Baños, IPS-Cuba

Valla en Gibara, municipio de la oriental provincia de Holguín.

La Habana, 8 jun-. En la céntrica intersección de 5ta avenida con la calle 10 del municipio Playa en esta capital, una enorme valla reservada durante años para rótulos de propaganda política y anuncios de grandes acontecimientos, muestra ahora una colorida ilustración con la frase “Haz bien y no mires a quien”.

La propaganda socialista y sobre la Revolución Cubana (de 1959), que por su singularidad en el mundo constituye un gran atractivo para los turistas internacionales, cede espacio en los últimos meses a una campaña que llama a elevar el “orden, disciplina y exigencia”.

Esa máxima es del presidente cubano, Raúl Castro, quien reconoció en julio de 2013 ante el parlamento local que entre la población proliferan conductas “antes propias de la marginalidad (…) sin concitar la repulsa y el enfrentamiento ciudadanos” y se deterioran la “rectitud y los buenos modales”.

Tras la alerta pública y la incitación del propio mandatario a combatir las indisciplinas e ilegalidades, los medios de comunicación estatales y órganos de propaganda del único Partido Comunista de Cuba difunden más mensajes orientados a formar valores como la honestidad, el respeto y la responsabilidad ciudadana.

“Ojalá el país se llenara de carteles así”, dice señalando en dirección a la pancarta Ángel Hernández, especialista en comunicación con más de treinta años de experiencia.

Aunque él mismo advierte que la valla y otras acciones comunicativas de este tipo podrían tener mucha mayor calidad en el orden formal, también considera que puede percibirse la intención de que sean mucho más “refrescantes y atractivas”.

Para Alina, una peluquera que trabaja por cuenta propia en el barrio capitalino de Nuevo Vedado, resultó muy impactante toparse en su recorrido diario con una inscripción gigantesca que reza: “Buenos días. Es tan fácil”.

“Yo estaba acostumbrada a ver carteles convocando a la marcha por el Primero de Mayo (Día Internacional de los Trabajadores) o sobre efemérides como la Victoria de Playa Girón (triunfo local en la invasión de 1.500 exiliados cubanos patrocinados por el gobierno de los Estados Unidos a la Bahía de Cochinos en 1961)”, comenta.

“El cambio me sorprendió. Me parece mucho más útil que se hable de esto”, dijo a la Redacción IPS Cuba.

Ese mensaje, que puede leerse en la avenida Boyeros cerca de la Ciudad Deportiva y también en las proximidades de la Universidad de La Habana, está impreso en los colores de la bandera nacional, a la usanza de la línea propagandística revolucionaria.

“Entiendo que busca tener un efecto positivo, pero las letras son muy grandes y no tiene imágenes. No es sugerente”, opinó un estudiante de Derecho que ve la pancarta diariamente cuando se dirige a su facultad.

En otros soportes, como el audiovisual, los mensajes de bien público muestran mayores niveles de elaboración, sobre todo aquellos que provienen de organizaciones con experiencia en la realización de campañas de salud y protección del ambiente.

En el ámbito televisivo, existen antecedentes de campañas educativas como el paquete de cuñas tituladas “Para la vida”, que estaban orientadas a la familia y se difundieron por primera vez en los años 90 del siglo XX.

Hoy se consideran un ejemplo clásico de la comunicación de bien público local.

La televisión es, por ahora, la herramienta a través de la cual esta nueva campaña educativa logra un mayor alcance.

En otras provincias del país, las vallas y los pasquines continúan haciéndose eco de una práctica difusionista que busca elevar la moral revolucionaria, denunciar las políticas de Estados Unidos contra Cuba y apoyar las reformas socioeconómicas que tienen lugar en el archipiélago.

Entre una veintena de carteles e inscripciones en muros que IPS contabilizó en una visita el pasado mes de abril al municipio de Gibara, en la provincia de Holguín, a 774 kilómetros de La Habana, no se encontró ninguno sobre las indisciplinas sociales o la formación de valores. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.