Visitas guiadas sensibilizan a las juventudes

Rutas y Andares ofrece cada verano una variada carta de recorridos de ciudad y actividades educativas y recreativas.

Archivo IPS-Cuba

El programa busca diseñar actividades para y con la juventud.

La Habana, 19 ago.- Enamorar a adolescentes y jóvenes para que desde el saber contribuyan al cuidado del Centro Histórico y el resto de la urbe cubana, es uno de los objetivos en este verano de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH).

Llevar esa idea a la práctica requiere creatividad e ingenio. Justo esas cualidades reúnen las alternativas creadas este año dentro del programa Rutas y Andares, que diseña cada año la Dirección de Gestión Cultural, de la OHCH.

En 2013, se dirigen más opciones atractivas para las juventudes como el verano Manga, organizada por el espacio Vitrina de Valonia, con diversas acciones culturales, entre ellas una exposición de artes plásticas y un taller de historietas dirigidas a adolescentes.

Esa propuesta tomó en consideración la preferencia que tiene esa franja etaria por el mencionado estilo de dibujo, originario de Japón y popular en todo el mundo.

Por otra parte, estudiantes de arquitectura guiarán los paseos por la barriada de Miramar, una zona desarrollada a mediados de la pasada centuria, con grandes mansiones. En esa zona capitalina, hoy radica buena parte del cuerpo diplomático internacional presente en el país y los negocios de firmas internacionales.

Organizados por la Casa de las Tejas Verdes, esas visitas guiadas incluyen en esta ocasión un recorrido muy novedoso. De manera especial, el proyecto invita a las juventudes a recorrer en bicicleta la calle Primera de esta barriada, para conocer las características principales de esa arteria, su historia y la de  sus edificaciones.

En tanto, un grupo de jóvenes, de conjunto con la Escuela de Fotografía Creativa de La Habana, lleva a cabo un proyecto para retratar la ciudad vieja, teniendo en cuenta la preferencia de las personas de estas edades por las informaciones en soportes audiovisuales.

Esta búsqueda de caminos hacia las nuevas generaciones se inició a partir de la edición de 2011, con la Ruta Joven: el Laboratorio Artístico de San Agustín (LASA), que  propuso la iniciativa “2026, el patrimonio de hoy”, que persiguió llamar la atención sobre el patrimonio del futuro.

Katia Cárdenas, directora de Gestión Cultural de la OHCH, informó a la Redacción de IPS Cuba que desde hace unos años se programan acciones intencionadas hacia esos grupos de edad, para acercarlos a la historia de la ciudad, el patrimonio y la obra restauradora que allí se emprende.

“Para ello, pensamos que nada mejor que aproximarnos desde sus lenguajes y sus códigos, mayormente audiovisuales”, precisó.

La primera de esas experiencias fue en abril de 2011, en el salón Factoría Habana, donde tuvo lugar la propuesta Ruta por el arte y la experimentación contemporáneos, seguida de otras dedicadas a la historieta y los oficios.

Así, la ruta por la arquitectura y el diseño en la ciudad futura, en noviembre de 2011, contó con la activa participación de estudiantes de nivel superior de estas especialidades, quienes explicaron y compartieron con un público mayoritariamente joven.

“Fue una manera de ver qué aprenden en las escuelas sobre diseño de juguetes a partir de materiales reciclables, distintos modelos de bancos de parque o proyectos de arquitectos jóvenes”, recordó Marta Romero, una de las asistentes de aquella jornada, realizada en la Casa de las Tejas Verdes, un espacio dedicado a la arquitectura y el urbanismo.

Las experiencias de trabajo con la juventud rinden sus frutos. Esto se evidencia en la cantidad de muchachas y muchachos que en la etapa vacacional de suman a los recorridos por la ciudad y sus sitios de interés.

Un estudio del departamento de Investigaciones Socioculturales y Programas Educativos de la Dirección de Gestión Cultural, realizado en diciembre de 2012, después de la ruta de los oficios, arrojó que de los 60 participantes, 70 por ciento tenían entre 15 y 19 años; 45 por ciento eran estudiantes de preuniversitario y 40 de la Escuela Taller Gaspar Melchor de Jovellanos, de La Habana Vieja.

A este encuentro interactivo, realizado cuando el centro docente se encontraba en etapa de captación de nuevos alumnos, acudieron personas de ocho de los 15 municipios de la capital cubana. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.