A debate

Líderes naturales en Cuba: perdidos en las comunidades

Vilda Figueroa y José Lama

Fundadores del Proyecto Comunitario Conservación de Alimentos, en La Habana.

A medida que se descentralizan los recursos y las decisiones hacia la base o las comunidades, se contribuye a elevar su protagonismo.

Potencialmente, por las posibilidades que les ha brindado la Revolución (Cubana de 1959) para su desarrollo integral, de acuerdo con sus capacidades y aptitudes, las mujeres pueden tener un alto grado de liderazgo comunitario. Sin embargo, por discriminaciones arrastradas del pasado, existen obstáculos para su liderazgo en determinadas comunidades.

Sí, es propicio por el alto nivel educacional y político de la población, el desarrollo institucional alcanzado, que cuenta con organizaciones comunitarias bien estructuradas.

Los líderes se desarrollan en un ambiente local más estrecho, lo que facilita el conocimiento de la población acerca de sus acciones.

Problemas de viviendas, insalubridad, ideológicos, organizativos, culturales, educacionales, servicios comunitarios, adicciones, corrupción y otros.

Los líderes principales, naturales, son a nuestro criterio los maestros, médicos de la familia, dirigentes de organizaciones políticas y de masas, los pastores o sacerdotes de las iglesias locales y los presidentes de las organizaciones campesinas.