Alojamiento privado se expande en el popular destino de Trinidad

Hoy las casas privadas de alquiler superan en número de cuartos a la capacidad de alojamiento estatal en esta ciudad patrimonial cubana.

Cientos de visitantes recorren cada día la ciudad, tercera Villa de Cuba.

Foto: Archivo IPS Cuba

Trinidad, Cuba, 28 ene.- La hostelera privada Mirelys apura las obras con vistas a terminar este mismo año dos nuevas habitaciones en la azotea de su casa y captar más beneficios del creciente flujo de turistas internacionales que atrae Trinidad, una de las siete primeras villas fundadas por los españoles en Cuba.

Las dos habitaciones de alquiler que tiene hoy la emprendedora no dan abasto durante la temporada alta de la industria del ocio, comprendida entre los meses de diciembre a marzo. “Vienen muchos turistas y cuando estamos llenos tenemos que ubicarlos con familiares y amigos que también se dedican al alojamiento”, contó a la Redacción IPS Cuba esta mujer, que lleva el negocio junto a su esposo.

Este destino en el interior del país resulta atractivo por su ciudad de 503 años, con un centro muy bien conservado y declarado Patrimonio de la Humanidad. También dispone de la playa Ancón y está rodeada por el macizo montañoso Guamuhaya.

Al cierre de noviembre, según los últimos datos públicos, se reportó un crecimiento del turismo internacional de más de 30 por ciento, por encima de la media nacional, sumando los sectores estatal y no estatal.

En Trinidad existe cerca de un centenar de restaurantes privados.

Foto: Archivo IPS Cuba

Los emprendimientos privados son los más dinámicos, dijo a medios nacionales Reiner Rendón, delegado del Ministerio del Turismo, en la villa patrimonial.

Hace apenas 30 años, Trinidad era un lugar casi olvidado, recuerdan sus pobladores de más edad.

Durante los últimos años, se consolidó como un destino importante y al cierre de 2016 atrajo el record de más de 600.000 turistas extranjeros físicos.

La provincia central de Sancti Spíritus, donde está ubicada Trinidad, es visitada sobre todo por habitantes de Francia, Alemania, Italia, Canadá, España y Estados Unidos. Y el turista nacional ocupa el cuarto lugar por la cantidad de visitantes.

Para dar respuesta a la creciente demanda, el sector privado ha experimentado un crecimiento acelerado.

De acuerdo con Rendón, existen en la actualidad en la provincia 1.545 hostales privados, de ellos 1.504 en Trinidad, que brindan 2.593 habitaciones.

De los 184 restaurantes privados (paladares), 92 están en predios trinitarios, “lo que ha permitido diversificar la gastronomía y avanzar en la animación musical y de otro tipo”, añadió.

Pero muchos más actores no estatales están vinculados al turismo: artesanos, transportistas, ceramistas, tejedores, entre otros.

“Unos 7.000 trabajadores por cuenta propia, que representan 32 por ciento del total provincial, radican en Trinidad, y de una forma u otra están vinculados a la actividad turística porque se ha convertido en un catalizador para la economía de este territorio”, abundó.

Si algunas casas se han convertido en hostales o restaurantes, otras son galerías de venta de artesanías y otras manualidades, que también se venden en las calles destinadas para ello.

Esto ha llevado a que en eventos sobre gestión de centros históricos, se critique a la ciudad y se le califique despectivamente de bazar.

Sus atractivos patrimoniales y culturales hacen de Trinidad un destino muy visitado.

Foto: Archivo IPS Cuba

Para Raquel Rosales, trinitaria de pura cepa, “no puede impedírsele a quienes viven aquí que se beneficien de esta bonanza”.

Para armonizar la vida de sus pobladores, la operación turística y la preservación del patrimonio tangible, se avanza en el desarrollo de su concepto y el programa que lidera el turismo junto a 13 organismos, incluido el sector agropecuario, encargado de devolverle el verdor al valle, explicó el delegado.

Los planes de desarrollo prevén alcanzar en 2030 unas 19.000 habitaciones, tanto en el sector estatal como en el privado.

“Hay un trabajo multisectorial muy fuerte por preservar el patrimonio y no transformarlo más allá de los límites establecidos, pues este es y seguirá siendo la razón por la que los turistas la visitan”, aseveró Rendón.

Según el directivo, “instituciones especializadas hacen estudios de carga del Centro Histórico y los museos. No caben dudas de que en algún momento habrá que regular la carga para preservarlo”.

Una de las vías para descongestionar un poco el centro histórico es el desarrollo de opciones fuera de la villa, como por ejemplo, las antiguas haciendas azucareras del Valle de los Ingenios, también declarado Patrimonio de la Humanidad.

En el valle, que en sus momentos de mayor esplendor concentró unas 50 fábricas de azúcar, fue inaugurado el tercer canopy de Cuba, con un recorrido de 1,2 kilómetros de longitud.

Este destino cuenta también con una marina y más de 23 zonas de buceo, que la convierten en una fortaleza en el centro sur de Cuba, donde se puede disfrutar de buceo, snorkeling y paseos en barco.

“Estamos recibiendo en la temporada más de 80 cruceros por el puerto de Casilda, contra 39 el pasado año. Es un producto que se consolida y va a seguir creciendo”, sentenció. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.