Apagón alerta sobre dependencia energética

Un imprevisto apagón cuyas causas se investigan oficialmente aconseja diversificar las fuentes de energía de Cuba.

Jorge Luis Baños - IPS

Mantener la eficiencia de las plantas térmicas figura entre los objetivos de la política energética oficial

La Habana, 10 sep.- Un corte del fluido eléctrico que afectó la noche del domingo a varias provincias de Cuba, incluida La Habana, alerta sobre la fragilidad de cualquier sistema que depende de una sola fuente energética, consideraron especialistas consultados por la redacción de IPS Cuba.

Según datos oficiales, más del 96 por ciento de las familias cubanas reciben actualmente ese servicio, garantizado a partir de la generación de cuatro mil megawatts de potencia en el país. El principal portador de esta energía descansa en el petróleo.

En un comunicado, el ente estatal Unión Eléctrica informó este lunes que a las 20.08 horas del domingo la “ interrupción” en una línea de transmisión de 220.000 voltios entre Ciego de Ávila y Santa Clara”, ocasionó “afectaciones” al servicio eléctrico desde Camagüey hasta Pinar del Río”, distantes respectivamente 534 kilómetros al este y 162 kilómetros al oeste de La Habana.

El informe solo añadió que “se trabaja” para normalizar las operaciones y la empresa “investiga las causas que provocaron esta avería”. El comunicado se conoció varias horas después de iniciado el “apagón”, que recordó a la población cubana tiempos de crisis energética que creían superados.

En La Habana, de unos 2,2 millones de habitantes, la oscuridad fue prácticamente total durante unas seis horas. En otras provincias, el servicio fue inestable y con interrupciones por menor tiempo en algunos casos. Un nuevo informe oficial difundido al mediodía del lunes 10 por la televisión cubana informó que se adoptan las medidas necesarias para minimizar las afectaciones en los próximos días.

El sistema electroenergético cuenta con ocho termoeléctricas, de entre las cuales, la mayor y más importante es la Antonio Guiteras, situada en la provincia de Matanzas, a más de 100 kilómetros al este de La Habana. Una avería en esa planta en mayo de 2004 mantuvo en crisis el abasto de electricidad hasta septiembre de ese año.

Para enfrentar esa situación, las autoridades retomaron los cortes de energía programados por sectores territoriales, prolongaron el horario de verano para evitar el aumento de la demanda y se aplazó media hora el inicio de clases y de la jornada laboral. Posteriormente, un alza en las tarifas de corriente eléctrica intenta incentivar el ahorro doméstico de energía.

Entre los cambios incluidos en el proceso de actualización del modelo económico cubano figura potenciar el aprovechamiento de las distintas fuentes renovables de energía, fundamentalmente la utilización del biogás, la energía eólica, hidráulica, biomasa y solar, entre otras, dando prioridad a aquellas que tengan el mayor efecto económico.

Asimismo, la política energética en marcha incluye esfuerzos por elevar la producción nacional de petróleo y gas acompañante, tanto mediante el desarrollo de yacimientos conocidos y la exploración en la Zona Económica Exclusiva del gofo de México.

Otro aspecto relevante de la estrategia oficial busca elevar la eficiencia en la generación eléctrica, dedicando la atención y los recursos necesarios al mantenimiento de las plantas en operación, y lograr altos índices de disponibilidad en las plantas térmicas y en las instalaciones de generación con grupos electrógenos. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.