Biomasa cañera, primer portador energético renovable

En 2013 el bagazo y paja de caña aportaron mayor cantidad de energía primaria al país, indica una publicación de la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI).

Archivo IPS Cuba

Cuba fomenta la producción y el consumo de energéticos no tradicionales.

La Habana, 25 jun.- El bagazo y la paja de caña de azúcar fueron los principales residuos agrícolas empleados como combustible en Cuba durante el pasado año, cuando de esa materia vegetal fueron consumidos en la obtención de energía el 97,4 por ciento de la producción nacional.

Según el documento “Fuentes Renovables de Energía. Cuba 2013”, publicado este mes por la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI), ese aporte representa el 84,5 por ciento del total de la energía obtenida por combustión directa de la biomasa.

Tales indicadores denotan la relevancia del empleo en la nación caribeña de la biomasa cañera entre las Fuentes Renovables de Energía (FRE) no convencionales.

Dichas fuentes sustituyen a los portadores energéticos tradicionalmente usados, el petróleo crudo y sus derivados, y se caracterizan por la capacidad de renovarse de forma permanente o periódica.

De acuerdo con la publicación de la ONEI, también aportaron energía la leña utilizada en el sector estatal y los residuos agrícolas como la cáscara de arroz y coco, así como desechos de otras actividades agrícolas y los residuos forestales.

Asimismo, el documento señala que en Cuba, en el año 2013, las Fuentes Renovables de Energía representaron el 22,4 por ciento del total de la producción de energía primaria del país.

En torno a la utilización de la leña en el sector estatal, segunda fuente de importancia en el país, revela que disminuyó en 2,2 puntos porcentuales con respecto a 2012, en tanto se incrementó el uso como combustible de otros desechos de la actividad agrícola y forestal.

Sobre el aporte de esas fuentes acota que “proviene, en lo fundamental, por el uso de la biomasa como energético”.

La biomasa, aclara el texto, incluye la materia vegetal creada por la fotosíntesis y la materia orgánica contenida en los residuos animales, industriales o domésticos.

También informa que los dispositivos generadores de energía más utilizados en Cuba son los que aprovechan la energía eólica (molinos de viento, aerogeneradores y parques eólicos) la energía cinética del agua (presas y micropresas, arietes hidráulicos y malacates) y, de modo directo, la energía solar, a partir de celdas fotovoltaicas (paneles fotovoltaicos y calentadores solares).

De esos dispositivos, los molinos de viento se emplean sobre todo en la extracción de agua para sustituir motobombas que consumen combustible diésel o electricidad.

Además, se encuentran en funcionamiento tres parques eólicos en los territorios de Ciego de Ávila, Holguín e Isla de la Juventud, interconectados al Sistema Electroenergético Nacional desde inicios del año 2008.

La información de la ONEI asegura que “se proyecta la instalación de un parque eólico en la provincia Las Tunas y se continúan los estudios en las zonas de mayor potencial en el país para la instalación de nuevos dispositivos y la recuperación de los que no se encuentran en uso”.

Por otra parte, refiere que en el lapso mencionado funcionaron en el país 180 unidades que generaron una energía hidráulica relativa a 127,3 Giga watt hora; y se produjo un crecimiento del 88,4 por ciento, con respecto al año 2012, de la energía sustituida por alrededor de 300 digestores y plantas de biogás instalados en el sector estatal.

Los datos ofrecidos por la ONEI retoman informaciones obtenidas mediante la “Encuesta Nacional de Fuentes Alternativas de Energía” y las suministradas por los Ministerios de Energía y Minas y de la Agricultura y entidades como el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos y el Grupo Azucarero AZCUBA. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.