Catálogo compila buenas prácticas agroecológicas en Cuba

La iniciativa se presentó el 11 de julio en la estatal Estación Experimental de Pastos y Forrajes Indio Hatuey, en la provincia de Matanzas.

La herramienta podrá ser un insumo para el quehacer de extensionistas y especialistas del sector agropecuario, para instituciones de la ciencia y la docencia y también para quienes gestionan proyectos vinculados al desarrollo agrícola o toman decisiones desde lo local.

Foto: IPS_Cuba

La Habana, 20 jul.- Lombricultura, cercas vivas, policultivos, así como la producción y uso de microorganismos nativos, son algunas técnicas compiladas en un novedoso catálogo audiovisual cubano para que las y los agricultores conciban un diseño y manejo integral y sostenible de sus fincas.

La nueva herramienta comunicativa se presentó, el 11 de julio, en la Estación Experimental de Pastos y Forrajes Indio Hatuey, en la occidental provincia de Matanzas.

Se trata del primer Catálogo Audiovisual de Tecnologías Agroecológicas elaborado en el país caribeño de 11,2 millones de habitantes.

Lo componen 10 cápsulas que en su conjunto suman unos 50 minutos de video, rodados en fincas demostrativas vinculadas a dicha institución científica.

Respaldo internacional

  • Oxfam es una ONG que trabaja en Cuba desde el año 1993 a través de socios locales que apoyan planes de desarrollo justos y sostenibles.
  • Acompaña a gobiernos locales, organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, instituciones académicas y comunidades para fortalecer y apoyar el desarrollo sustentable y equitativo para mujeres y hombres.
  • Apuesta asimismo por la participación ciudadana, el desarrollo local, la seguridad alimentaria, la justicia de género y los derechos de las mujeres, la gestión y reducción de riesgos, y la respuesta humanitaria adecuada ante desastres naturales.
  • Aunque su mayor atención está en las provincias orientales de Cuba, Oxfam trabaja con centros de investigación y organizaciones socias locales para ampliar sus capacidades y las de las comunidades, promoviendo la participación, producción y comercialización sustentable de alimentos, la igualdad de género y la reducción de riesgos derivados de desastres naturales.

Las cintas también muestran peculiaridades sobre la producción cunícola y la caprina, la morera, los
pastos y los sistemas silvopastoriles para la producción animal.

Como elemento novedoso, la herramienta ofrece diversas oportunidades para interactuar con su contenido de disímiles formas, a través del celular, una computadora o televisor, y también desde el acceso a las redes sociales en internet, lo cual facilita y democratiza su socialización.

Además de productoras y productores, el Catálogo podrá ser utilizado por especialistas del sector agropecuario, instituciones de la ciencia y la docencia, así como por quienes gestionan proyectos vinculados al desarrollo agrícola o toman decisiones desde lo local.

Su creador, el director de cine y fotógrafo guatemalteco radicado en Cuba Alejandro Ramírez (1973) contó con la ayuda de experimentados campesinos y especialistas de Indio Hatuey para mostrar la utilidad de la aplicación de prácticas agroecológicas.

Además de las y los especialistas y productores de la Estación Experimental matancera, esta primera entrega del Catálogo fue posible gracias a diversas instituciones internacionales comprometidas con el fortalecimiento de la agricultura sostenible en el país.

Entre ellos se encuentra la organización internacional Oxfam, el Comité Católico Francés contra el Hambre y por el Desarrollo, además del proyecto Apocoop, que promueve la gestión cooperativa en el sector agropecuario cubano, para lograr una transformación de una agricultura estatalizada y centralizada hacia modelos más descentralizados y apoyados en el sector cooperativo y privado.

Este último proyecto es impulsado por la no gubernamental y cubana Asociación Nacional de Agricultores Pequeños y la organización humanitaria internacional Oxfam, con financiamiento de la Agencia Suiza para el Desarrollo (Cosude).

También sobresalió la contribución financiera de la Embajada de Holanda en Cuba, una pequeña nación europea que ha desarrollado una agricultura eficaz y sostenible mediante innovaciones, enfoques y tecnologías novedosas.

De acuerdo con el equipo realizador, el Catálogo debe enriquecerse con una próxima compilación que pondrá el foco en las mujeres productoras y promotoras de prácticas agroecológicas.

Fernando Donis, ingeniero químico y productor de la finca agroecológica Cayo Piedra, en Matanzas, y uno de los protagonistas del material audiovisual, opina que “la agroecología es la solución no solo de Cuba, sino del mundo entero, que ha ido en esa dirección, en función de una agricultura menos agresiva”.

Las amenazas cada vez más reales del cambio climático y el calentamiento global llevan a especialistas a alertar que la producción de alimentos sobre bases agroecológicas resulta un asunto estratégico.

La primera entrega del Catálogo es posible por el compromiso de varios actores con la agricultura sostenible.

Foto: IPS_Cuba

Estudios científicos demuestran que los sistemas de producción agropecuaria que siguen este enfoque en su diseño y manejo, resultan más resilientes que los convencionales.

Durante los últimos años, las autoridades e instituciones cubanas comenzaron a dar los primeros pasos en cuanto a la adopción de la Agricultura de Conservación, un nivel superior de la agroecología que, además de cultivos sin químicos, diversifica con especies las fincas y conserva los suelos con cero labranza y cobertura vegetal.

Dicho proceso responde a la necesidad de aumentar significativamente la producción agrícola en Cuba, un tema declarado por el gobierno como de seguridad nacional. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.