Catálogo sale al rescate de la arquitectura urbana

El inventario nació de 15 tesis de licenciatura, 30 de maestría y dos de doctorado.

Jorge Luis Baños

Muchas familias en Cuba remodelan sus viviendas sin conocer ni tener a mano los materiales idóneos.

La Habana, 6 nov.- La proliferación de “agregos” constructivos y el deterioro de viviendas, que caracteriza a los centros urbanos de Cuba, son objeto hoy de exhaustivas investigaciones generadas desde el campo universitario.

Un estudio reciente, realizado por profesores del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría (Ipsjae), propone algunas soluciones para frenar la decadencia arquitectónica de los entornos citadinos, causada por la aplicación negligente de técnicas y materiales de construcción en busca de reparar o ampliar las condiciones de los hogares cubanos.

La investigación se dirige hacia la médula de una de las cuestiones que más agobian a las familias de la nación caribeña. De hecho, la precarización del fondo habitacional, entre otras cosas, obliga a que distintas generaciones de un núcleo familiar convivan bajo un mismo techo y en espacios muy limitados.

Entre las alternativas trazadas por la población para paliar ese déficit, destacan anexar nuevas habitaciones a los inmuebles originales –ya sea en los techos o laterales-, colocar escaleras externas y cerrar portales y balcones con rejas, cristales, ladrillos, metales y maderas.

Atendiendo a esto, los investigadores del capitalino Ipsjae enfocaron su estudio en las cubiertas y techos de las edificaciones, elementos que hoy resultan los más afectados por la antigüedad, falta de mantenimiento y explotación inadecuada de muchos de ellos.

El estudio del Ipsjae describe los elementos que conforman los diferentes tipos de techos y cubiertas de edificaciones construidas entre los siglos XVII y XX en esta isla caribeña.

Los resultados fueron presentados a modo de catálogo, que recoge un inventario básico de 870 edificaciones y sus partes de seis provincias de las 15 del país, entre las que se incluye la capital.

Además de la información sobre los sistemas constructivos originales, se ofrecen en este documento datos sobre las reparaciones realizadas por la población que han tenido resultados desfavorables, y se sugieren nuevas soluciones.

Ada Esther Portero, profesora de la Facultad de Arquitectura del Ipsjae y una de las responsables del proyecto, explicó a la Redacción de IPS Cuba que el catálogo fue entregado a todas las oficinas de arquitectos de la comunidad y las del Instituto de Vivienda en el territorio nacional.

También se ha compartido entre profesionales del gremio, agregó.

Varios propietarios consultados por la Redacción de IPS Cuba confirmaron el desconocimiento que existe al respecto entre la población.

El dueño de un gimnasio privado, en el municipio habanero del Cerro, contó que, sin documentarse sobre los detalles constructivos de su vivienda, decidió montar en la azotea los equipos y las áreas necesarias para este tipo de emprendimiento.

Por su parte, Francisco Iglesias, un obrero retirado que hoy ofrece servicios de plomería y albañilería en La Habana, dijo que la escasez de recursos en el mercado y su alto costo atentan contra la calidad de las reparaciones en el sector habitacional.

Cuando tiene que reparar una cubierta, por ejemplo, este hombre usa manta asfáltica o pintura impermeabilizante. “Eso lo hago de manera intuitiva. En realidad no sé cuáles son los materiales más apropiados para emplear en cada caso”, aseguró.

Debido al amplio alcance de la indagación del Ipsjae, conformada a partir de 15 tesis de licenciatura, 30 de maestría y dos de doctorado, el Ministerio de Educación Superior le otorgó el premio a la innovación de mayor impacto local en el 2012.

Hasta ahora, el catálogo es conocido por empresas constructoras y proyectistas, pero se espera que sus contenidos comiencen a ser manejados cada vez más por los distintos actores implicados en tareas de reparaciones, mantenimiento y edificación.

El acceso a información de esta índole, así como el conocimiento de las regulaciones sobre la vivienda, son considerados como valiosos por gran parte de la población en Cuba, que permanece a la expectativa sobre la aplicación de nuevas normas estatales sobre la remodelación y ampliación de los inmuebles privados.

Las construcciones añadidas y las que afectan fachadas, balcones y patios, realizadas sin autorización de las instituciones municipales o provinciales, están bajo la mira de los organismos reguladores en la actualidad. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.