Cooperación beneficia a familias campesinas cubanas

El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) respalda un proyecto de desarrollo en cuatro provincias de la región oriental de Cuba

El proceso de reforma de la agricultura en Cuba merece atención y apoyo, dice presidente del FIDA

Foto: Jorge Luis Baños

La Habana, 18 may.- Cooperativas de Créditos y Servicios (CCS) de cuatro provincias, que abarcan a 13.000 familias campesinas, se benefician de una iniciativa que cuenta con respaldo del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), una organización especializada de la Organización de  Naciones Unidas (ONU).

El apoyo al proyecto de Desarrollo Rural Cooperativo en la Región Oriental (PRODECOR) para la producción de maíz y frijoles en 18 municipios de las provincias de Holguín, Las Tunas, Granma y Santiago de Cuba marca la reactivación de la colaboración de FIDA a Cuba, que esperamos ampliar en el futuro, dijo a medios de prensa el presidente del FIDA, Kanayo F. Nwanze.

De visita en Cuba hasta este sábado,  Nwanze se entrevistó con autoridades cubanas y el día previo a su partida viajó a Holguín, distante 734 kilómetros de La Habana, donde pudo conocer in situ la iniciativa agrícola lanzada el pasado año. El programa dispone de una inversión total de 45,3 millones de dólares e incluye a 157 cooperativas.

De ese monto, el FIDA aporta 10,7 millones de dólares, en tanto el Fondo Fiduciario de España, mecanismo financiero administrado por la entidad de la ONU, contribuye con 27 millones de dólares. Cuba ha puesto a disposición del proyecto unos 7,6 millones de dólares. Autoridades de la nación caribeña esperan que este plan ayude a elevar la producción de granos.

El proyecto facilitará la capacitación y fortalecimiento de las cooperativas integradas por pequeños agricultores e impulsar métodos de producción sostenible y una mejor gestión empresarial. También facilitará a las CCS la adquisición de maquinaria y equipos modernos para sus labores productivas.

En opinión de Nwanze, la experiencia de FIDA en el apoyo a cooperativas agrícolas de América latina y El Caribe puede ayudar a la transición hacia un nuevo modelo de producción del agro en Cuba como contribución decisiva a su seguridad alimentaria. Este país importa el 80 por ciento de sus alimentos a un costo anual de 2.000 millones de dólares.

Según autoridades, los créditos externos constituyen una fuente importante de financiamiento para el desarrollo de la agricultura, una de las asignaturas pendientes de la economía cubana.  Al respecto, mencionan a China, Venezuela, Brasil e India entre los países que apoyan programas encaminados a elevar producciones del agro cubano. (2015).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.