Crece interés de estadounidenses por Centro Histórico de La Habana

Las y los ciudadanos de Estados Unidos pueden viajar a Cuba solo mediante varios tipos de licencias, entre ellas, las de intercambio profesional y cultural.

Uno de los retos para acoger la posible avalancha de visitantes de EE. UU, radica en la insuficiente capacidad de alojamiento en el casco histórico habanero.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 25 ene.- Con edificaciones restauradas que datan de siglos pasados, museos, proyectos sociales y una floreciente actividad estatal y privada de restauración y alojamiento, el Centro Histórico de La Habana despierta gran interés entre los cada vez más numerosos visitantes estadounidenses.

“En la estructura de ventas el crecimiento del mercado de Estados Unidos ha sido descomunal en los últimos meses y va alcanzando cerca del 60 por ciento en las ventas”, aseveró Orlando Ramos, presidente de la agencia de viajes San Cristóbal, que promueve el turismo patrimonial, cultural e histórico en la parte más antigua de la capital cubana.

“Tenemos una experiencia de diez años trabajando este mercado, sus particularidades, demandas y preferencias. Hemos logrado desarrollar una carpeta de productos y programas especializados que responden no solo a ese gusto, sino también a nuestros intereses”, destacó.

Afortunadamente, enfatizó, “los niveles de satisfacción son altísimos. Los hemos comprobado a través de encuestas y reconocimientos”.

En Cuba todavía no puede hablarse de turismo estadounidense. Quienes viajan lo hacen a través de licencias, “que en los últimos meses han sido mucho más fáciles de obtener”.

“Pero siguen siendo licencias que establecen requerimientos en los programas que vienen a desarrollar en el país y nosotros hemos desarrollado programas que responden a las exigencias de los diferentes tipos de licencias”, dijo Ramos.

La ola de visitantes de la nación norteña representa un reto para Cuba, en especial para el centro histórico habanero, una de las partes más visitadas de la capital cubana.

De acuerdo con Luis Enrique Sotolongo, presidente de la compañía Habaguanex, responsable de la operación comercial y turística en el Centro Histórico, para el mercado norteamericano estamos preparados en las costumbres y formas, pues tenemos varios años de experiencia a través de la agencia San Cristóbal.

Las visitas organizadas por la agencia de viajes contribuyen a un mejor conocimiento de la realidad nacional y sus protagonistas.

“Después de hacer los programas, las rutas incluyen visitas a proyectos comunitarios y culturales,  centros de salud y educación, así como el intercambio con los protagonistas de la vida cotidiana”, amplió Ramos.

“La Oficina del Historiador de La Habana tiene una obra meritoria desde el punto de vista social y cultural. Eso es lo que promovemos en primer lugar y después nos apoyamos en los proyectos del resto de la ciudad”, apuntó.

Pero una de las limitaciones radica en la insuficiente capacidad de alojamientos, algo en lo que se trabaja aceleradamente en la ciudad antigua.

“Proyectamos cuatro nuevos hoteles que sumarían otras 150 habitaciones como parte del desarrollo hotelero del grupo, que es la principal prioridad hoy”, declaró a la prensa Sotolongo.

Las obras están en fase de proyectos. “Les estamos proponiendo la máxima categoría para aprovechar los espacios favorecidos donde están ubicados. Se trabaja ahora en las coordinaciones para llevar a cabo la inversión”, amplió.

Lo más inmediato, sin embargo, es la reconversión en cuartos hoteleros de antiguos espacios administrativos, hoy subutilizados, que se ubican en zonas de gran importancia histórica y patrimonial.

Por demás, enumeró que la oficina deberá mejorar el abastecimiento de las instalaciones gastronómicas y la calidad de los servicios, para equipararlos con el creciente sector privado de la localidad.

“La tendencia mundial no es sentarse y comer todos los días dentro del hotel, es salir a buscar en las calles la gastronomía, por lo tanto Cuba tiene el gran reto de sobresalir también como un producto culinario”, consideró Sotolongo.

Habaguanex cuenta en la actualidad con 589 habitaciones en una veintena de instalaciones, fundamentalmente de pequeño formato, y un centenar de restaurantes, cafeterías y comercios.

La compañía aporta más del 50 por ciento de sus utilidades a hacer realidad el sueño de rescatar y mantener vivo el patrimonio material e inmaterial del Centro Histórico, en una zona donde bulla la vida y sus habitantes se beneficien de las bondades del turismo.

Surgió hace 22 años por decreto especial que le concedió a la Oficina del Historiador poderes excepcionales para la operación comercial en el Centro Histórico, que generara ingresos para el proyecto de restauración.(2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.