Cuba ensaya nuevos usos de las tarjetas de débito

Miles de trabajadores y jubilados en Cuba reciben sus salarios y retiros respectivamente en tarjetas magnéticas.

Jorge Luis Baños - IPS

En el experimento, una botella de aceite de 2,5 CUC vale 60 CUP

La Habana, 6 sep.- Personas en Cuba que disponen de una tarjeta de débito en pesos cubanos (CUP) pueden adquirir productos –por un precio equivalente- en tiendas estatales donde se compra solo en pesos convertibles (CUC), como parte de un experimento que se desarrolla al menos en la capital.

Fuentes cercanas a la redacción de IPS Cuba aseguraron que en comercios como el conocido establecimiento de La Época, en el municipio habanero de Centro Habana, y en el supermercado de 70, en la barriada residencial de Miramar, se experimenta con el nuevo uso de la conocida popularmente como “tarjeta magnética”, de cara a problemas provocados por el sistema de la doble moneda.

“A veces se quiere comprar algo y solo se tienen los pesos cubanos. No resulta siempre fácil ir a cambiar por CUC. Esto pudiera evitar un poco algunas consecuencias negativas de tener dos monedas”, dijo un trabajador de La Época que pidió no ser identificado.

Con la crisis económica que vive la isla caribeña desde inicios de la década del 90 del siglo XX, se establecieron servicios y tiendas, accesibles solo para quienes contaran con dólares y posteriormente con CUC, moneda divisa de circulación interna equivalente a la estadounidense.

Durante años, productos de primera necesidad como jabón, pasta dental y detergente solo se expedían en esa red minorista.

Sin embargo, en los últimos tiempos se intenta fortalecer el complejo de tiendas en CUP, sobre todo con productos de factura nacional, como parte de la reforma económica encauzada por el presidente Raúl Castro desde 2007.

En el contexto de ese proceso, se desarrollaron, de diciembre de 2010 a febrero de 2011, debates en las secciones sindicales y comunidades cubanas sobre el documento base de las transformaciones, titulado “Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución”. Entonces, la población identificó como un problema económico al sistema de doble moneda.

La banca cubana –de carácter estatal- no ofrece tarjetas de crédito, pero amplía las utilidades de las de débito con las que se pueden pagar servicios como el telefónico, eléctrico y de agua y, más recientemente, cambiar de CUP a CUC, por la tasa oficial de 25 CUP por 1 CUC.

Este tipo de dispositivo, con depósitos en pesos cubanos, lo tiene en Cuba personas jubiladas o trabajadores del sector estatal cuyo centro laboral cuenta con ese mecanismo para el pago salarial. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.