Despegue de creatividad en feria de artesanía

La décimo sexta edición de Fiart incluyó expo-venta de los artesanos y artistas, exhibiciones de moda, conferencias y talleres.

Archivo IPS Cuba

Fiart sesionó del 7 al 23 de diciembre en el salón de exposiciones Pabexpo, en La Habana

La Habana, 23 dic.- Como una explosión de creatividad puede describirse la Feria Internacional de Artesanía Fiart, que cada año reúne en esta capital propuestas de artesanos, artistas, diseñadores, orfebres y talabarteros de Cuba y otras naciones.

Lámparas, cerámicas, muebles, confecciones, bisutería, joyas, calzado, cuadros y muchos otros objetos realizados por creadores de diferentes generaciones, materiales y estilos se unieron del 7 al 23 de diciembre en el salón de exposiciones Pabexpo, en un encuentro convocado por el Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC), con la colaboración de la Asociación Cubana de Artesanos Artistas (ACAA) y el Ministerio de Cultura.

Para la creadora independiente Georgina Romero Espí, quien participa en esta cita anual con un stand personal desde 2011, cuando obtuvo el Premio Fiart, cada año aumenta la cantidad de artistas con espacios propios en la feria. La iniciativa creció en calidad y se concibió más coherentemente la distribución de las distintas especialidades, dijo.

La diseñadora industrial, que trabaja actualmente la cerámica pintada a pincel con terminación de policromado, expresó que “con el incremento de las personas que están creando, existe una competencia que nos beneficia a todos y nos hace crecer”, en conversación con la Redacción de IPS Cuba.

Opciones

A juicio de Jorge Alfonso, director del FCBC, la feria es una plataforma para mostrar lo mejor de la artesanía en el ámbito nacional y sobre todo de cuanta salud, riqueza y magnitud goza esta manifestación en Cuba.

Con 387 stands, 28 institucionales de las diferentes filiales del país, siete de otros organismos y 285 de artesanos individuales, Fiart refleja el conjunto de transformaciones que está viviendo la economía y el sistema empresarial cubano con la llamada actualización del modelo económico, consideró Alfonso. En este contexto, la cultura desempeña un papel activo, apuntó.

Para el directivo, la feria “defiende la visión de que los talleres de artesanos y artistas son capaces de generar empleos y cubrir con su oferta y proyectos importantes zonas de la producción material. Desde la relación orgánica entre arte y mercado, se vislumbran los nuevos conceptos de las industrias culturales en la sociedad contemporánea”.

Como es habitual, Fiart despierta la curiosidad del público, ávido de propuestas novedosas y de un mercado donde pueda adquirirse una amplia gama de productos. Sin embargo, los precios suelen no ser económicos, ya que la mayoría de la oferta está conformada por exclusividades o series limitadas.

“Vengo siempre y más de una vez cada año. Me han llamado la atención, sobre todo, las propuestas de muebles, de muy alta calidad, y algunos proyectos como los de Siul y Lasa, que trabajan la madera para la construcción de cabañas”, cuenta Yolaisy Mackenzie, especialista en enfermería.

De acuerdo con Mackenzie, a diferencia de las ferias dirigidas a turistas que comercializan sus souvenir todo el año, en Fiart hay más creatividad y variedad. “Se nota que hay una búsqueda personal en algún sector por decir cosas en materiales como cerámica, hierro, plata y madera, entre otros, aunque también hay más de lo mismo”, sopesó.

Diferencias

Una propuesta que no se parece a ninguna es el proyecto Herr-Cer (herrería y cerámica) de los creadores Douglas Lucas y Carlos Puyalena, quienes unieron talento e iniciativa para elaborar a piezas que mezclan el hierro con la mayólica.

Lucas, técnico en refrigeración devenido herrero y artesano miembro de la ACAA, desde 1998 comenzó a trabajar la forja y este año decidió lanzarse en esta aventura creativa con su amigo Puyalena, contó a la Redacción de IPS Cuba.

El resultado son lámparas de pie, mesa y techo, mesas de tocador, jarrones, que mezclan las dos técnicas y llamaron la atención de colegas y espectadores. “Nos ha ido muy bien, mejor de lo que esperábamos. Tenemos pedidos que nos harán seguir trabajando juntos un tiempo más”, confesó.

El diseñador gráfico Orlando Fauría, quien junto a tres colegas presenta el proyecto Aldecoa, valoró que la realización de esta feria amplía la promoción de su oferta al público. A la vez, expresó su preocupación por los impuestos que deberán pagar a partir de 2013.

“Estos niveles de gravámenes (hasta 50 por ciento de los ingresos anuales, pagaderos en pesos cuya tasa de cambio es de 25 pesos por un peso convertible) frenarán la labor de los creadores independientes. Si deduces el costo de los materiales de las ganancias… ¿qué queda para vivir?”, calculó.

La décimo sexta edición de la Feria Internacional de Artesanía incluyó también exhibiciones de moda, conferencias y talleres, a la vez que participaron 85 artesanos y artistas de 16 países del orbe. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.