Discute parlamento nueva Ley de Inversión Extranjera

El proyecto se orienta a facilitar la participación de capital foráneo y establecer garantías para los inversionistas

Jorge Luis Baños

Cuba amplía su espacio al capital extranjero

La Habana, 29 mar.- La nueva Ley de Inversiones Extranjeras que discute este sábado el parlamento unicameral de Cuba en sesión extraordinaria busca atraer capital foráneo que contribuya al crecimiento económico del país, sin el cual no hay desarrollo posible, coinciden especialistas.

Según el proyecto que comenzó a circular esta semana, la propuesta persigue la “obtención de financiamiento externo, la creación de nuevas fuentes de empleo, la captación de métodos gerenciales y una vinculación con el desarrollo de encadenamientos productivos, así como el cambio de matriz energética mediante el aprovechamiento de energías renovables”.

La inversión foránea podría ser autorizada en todos los sectores, excepto en los servicios de salud y educación a la población y todas las instituciones armadas, salvo en sus sistemas empresariales.

Con las facilidades que propone el documento el país intenta también acceder a tecnologías de punta y nuevos mercados, diversificar y ampliar sus mercados de exportación, el acceso a tecnologías de avanzada y propiciar la sustitución de importaciones, fundamentalmente las de alimentos.

Sin embargo, consideró el periodista especializado en temas económicos Ariel Terrero, la ley entraría en vigor “en un escenario contaminado por la cantidad de ineficiencias que padece el proceso inversionista puertas adentro de la economía cubana”.

En su habitual comentario televisivo del pasado jueves, Terrero citó algunos de los problemas reconocidos en una reciente reunión del Consejo de Ministros en torno a las inversiones nacionales: fallas en la planificación, sobrestimación de las capacidades inversionistas de empresas y sectores, inicio de obras sin estar creadas las condiciones y fallas en gestiones de importación de equipamientos y materiales, entre otras.

El proyecto busca dar plena protección y seguridad jurídica al empresariado extranjero, cuyas inversiones no podrán ser expropiadas, salvo por motivos de utilidad pública o interés social, previamente declarados por el Consejo de Ministros.

A diferencia de su antecesora, la Ley 77, de noviembre de 1995, esta nueva norma incluirá un reglamento para su aplicación, adelantaron fuentes oficiales.

Las modalidades de inversión extranjera que se aplicarán serán empresas mixtas, contratos de asociación económica internacional o empresas de capital totalmente extranjero.

De ser aprobada hoy, la normativa establecerá que quienes laboren en estas actividades serán, por lo general, cubanos o extranjeros residentes permanentes en Cuba, mientras que las personas no residentes permanentes que se contraten estarían sujetas a las disposiciones de inmigración y extranjería vigentes.

Según el proyecto a debate la inversión extranjera deberá atenerse a la conservación del medio ambiente y el uso racional de los recursos naturales, por lo que el Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera someterá las propuestas de inversión a consulta al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), para evaluar su conveniencia desde el punto de vista ambiental.

De otra parte, en caso de daños, el responsable estará obligado al restablecimiento de la situación ambiental anterior y a la correspondiente reparación o indemnización. El CITMA deberá también proteger y gestionar la propiedad intelectual necesaria para garantizar la soberanía tecnológica del país.

El texto fue analizado en cinco encuentros regionales, en los cuales coincidieron 565 diputados de las quince provincias del país y decenas de invitados. No obstante, muchas personas manifestaron su descontento porque el proceso no contó con un consulta popular previa.

La Ley busca desarrollar sectores priorizados de la economía. Foto: Jorge Luis Baños“Por la trascendencia de esta ley, debió ser analizada y debatida por la población, como un ejercicio de participación a tono con los postulados de las transformaciones que vive el país”, consideró a la redacción de IPS Cuba un profesional del sector de las ciencias sociales que optó por el anonimato.

Medios de prensa dieron a conocer que en las reuniones de trabajo de los legisladores nacionales se emitieron 47 planteamientos, la mayoría dirigidos a esclarecer dudas y preocupaciones, mientras que siete cuestiones fueron recogidas e incluidas en el proyecto.

Entre otras garantías tributarias, la iniciativa legislativa eximiría del pago de impuesto sobre utilidades a las empresas mixtas y partes en los contratos de asociación económica, por un período de ocho años a partir de su constitución, plazo que podría ser extendido por el Consejo de Ministros.

A juicio de Déborah Rivas, directora general de Inversión del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex), la nueva Ley responde a los “cambios que tienen lugar en la economía nacional como consecuencia de la actualización del modelo económico”.
(2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.