Emprendimiento privado trae platos de Japón a La Habana

En la economía estatalizada cubana operan más de medio millón de trabajadores por cuenta propia.

“Las personas que vienen por primera vez suelen pedir sushi –de langosta o pulpo-, con arroz, wasabi y aluga, porque han escuchado sobre eso o lo han visto en la televisión y tienen interés en probarlo”, relató a IPS la propietaria de este negocio.

Foto: IPS-Cuba

La Habana, 26 dic.- La japonesa Sayuri Yoshida no deja de moverse en la cocina, mientras la clientela espera en una esquina del Centro Histórico de La Habana para probar platos de Japón a precios asequibles, un tipo de comida solo disponible en grandes y caros restaurantes.

Crepes Sayu intenta diversificar la poco variada oferta culinaria en la capital, con una pequeña muestra de recetas de la nación asiática en la modalidad más económica.

Después de cuatro años residiendo en Cuba, Sayuri decidió abrir el diminuto establecimiento ubicado en Aguacate y Obrapía por el interés de que cubanos y cubanas conocieran la comida de su país.

“Es muy difícil conocer a Japón. Y la comida japonesa generalmente en el mundo resulta cara. Busqué la manera de hacerla barata y, aunque no puedo hacer muchos platos, algo es algo”, dijo a la Redacción IPS Cuba.

Trabajo por cuenta propia

El Reglamento del Ejercicio del Trabajo por Cuenta Propia establece que las actividades aprobadas pueden ser ejercidas por los residentes permanentes en el país, mayores de 17 años, que cumplan con los requisitos establecidos, con las excepciones reguladas en la Ley.

Los trabajadores por cuenta propia tienen el deber de cumplir la legislación vigente y las disposiciones de los organismos y órganos facultados, cumplir con las obligaciones tributarias establecidas y realizar exclusivamente la actividad o las actividades para las cuales están autorizados y comercializar las producciones y servicios que realicen, entre otras.

Tomado de la Gaceta Oficial Número 27

A su juicio, la aceptación de Crepe Sayu, pese a su rusticidad, se basa en dos elementos: los precios módicos y el interés por lo diferente.

Entre sus ofertas están la croqueta de boniato, una bola de puré de boniato con chorizo y cebollino, con un precio de cinco pesos cubanos (30 centavos de dólar), y limonada por igual cotización, con la cual la mayoría de los comensales acompañan sus comidas en el reducido salón.

“En Japón, la croqueta es de papa, pero como aquí la papa es escasa, cambié un poco la receta y uso boniato”, explicó la japonesa, quien opera en un espacio rentado cercano a su vivienda.

La emprendedora abre desde las diez de la mañana hasta las siete la noche, con excepción de los domingos, que “son para descansar”.

“Las personas que vienen por primera vez suelen pedir sushi –de langosta o pulpo-, con arroz, wasabi y aluga, porque han escuchado sobre eso o lo han visto en la televisión y tienen interés en probarlo”, contó.

“Ese plato especifico también es más caro en Japón, pero aquí se pueden probar dos bolas de arroz por 75 centavos de dólar. Le echo todo lo que lleva, porque lo traigo de allá o mis amigos me traen lo que se necesita”, apuntó.IMG_5916

IMG_5936Las ofertas tienen dos modalidades, en plato o enrollados tipo crepe, con berro o col. Así pueden encontrarse platos como Toncatsu (empanizado de cerdo), Shogayaki (bistec de cerdo con jengibre), Ebifurai (empanizado de camarón) y pescado empanizado, acompañados de arroz blanco, ensalada y una mitad de croqueta de boniato.

Otras sugerencias de Sayuri pueden ser sopa de miso, a base de soya, cuya preparación requiere cerca de un año;Yakiniku (bistec de carne de res), Daturi de pulpo y Katsudon (empanizado de cerdo con salsa japonesa, arroz, huevo y cebollino), a precios que no sobrepasan los dos dólares.

Los postres están elaborados a base de natilla de chocolate, con plátano o guayaba y polvo de galleta, detalló.

Entre sus proyectos está la ampliación, en un nuevo espacio, algo que podrá materializar en un plazo no tan corto. “Hasta ahora no puedo conseguir un cocinero, por lo que tengo que cocinar yo misma, por eso tiene que ser poco a poco, a mi capacidad”, dijo.

Datos oficiales indican que ya suman 504.600 las personas vinculadas al trabajo por cuenta propia. La gastronomía se encuentra entre las actividades de mayor representatividad a lo largo del archipiélago. (2015)

 

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.