Especialistas abogan por inocuidad del huevo

Aun en tiempos de crisis, para cubanas y cubanos este alimento ha resultado la proteína más segura y asequible.

Jorge Luis Baños - IPS

Cuba ocupa el cuarto lugar en América Latina en consumo de huevo

La Habana, 3 nov.- Tanto como incrementar los volúmenes de producción, Cuba requiere elevar la higiene durante toda la cadena productiva en la avicultura para garantizar la inocuidad del llamado “alimento maravilla”, coincidieron especialistas durante un taller organizado por la Sociedad Cubana de Productos Avícolas (SOCPA).

De acuerdo con Alberto Ramírez, presidente de esa organización perteneciente a la Asociación Cubana de Producción Animal, Cuba se ubica en el cuarto lugar en Latinoamérica en consumo de huevo, detrás de México, Brasil y Argentina y este alimento ha tenido una relativa estabilidad aun en los tiempos de crisis económica.

Sin embargo, precisó, no basta que se garantice en cantidad sino que también debe velarse por su calidad, así como el cumplimiento de las normas establecidas en los manuales técnicos de la Unión de Empresas del Combinado Avícola Nacional y las regulaciones de la Oficina Nacional de Normalización y el Ministerio de Salud Pública.

En Cuba, el huevo es un producto que se vende de manera normada y subsidiada mediante la cartilla de abastecimiento y también a través de la comercialización liberada a un precio algo superior. Sin embargo, los niveles de producción no consiguen satisfacer la demanda y dependen de las importaciones de las materias primas para la fabricación de pienso.

De acuerdo con organizaciones de médicos y productores, existen diez razones para el consumo de este alimento, entre ellas, el hecho de que es un producto 100 por ciento natural, pues no contiene conservantes ni aditivos y está envasado en origen.

Se estima que contiene el diez por ciento de las recomendaciones diarias de proteínas ya que una unidad aporta 6,25 gramos de la mejor proteína, cuando las recomendaciones para un adulto sano son de 0,8 a un gramo por kilogramo de peso corporal. Asimismo, provee los nueve aminoácidos esenciales.

Expertos del Instituto de Neurología y Neurocirugía consideran que las proteínas del huevo están bien equilibradas al contener ocho aminoácidos esenciales (imprescindibles) para el organismo humano.

También contiene dos sustancias valiosas: la colina y la lecitina. La primera es necesaria para producir la acetilcolina, fundamental para el sistema nervioso, además de actuar sobre las arterias, liberándolas de depósitos de grasa. La colina influye en el desarrollo de la memoria durante la etapa embrionaria y es un componente dietario esencial para el funcionamiento de todas las células.

En el encuentro, especialistas del Instituto de Nutrición e Higiene coincidieron en que justamente por las bondades del huevo se debe velar por el respeto de las normas vigentes encaminadas a garantizar la inocuidad, lo que permite evitar la contaminación y las enfermedades.

Al respecto, destacaron la necesidad de elevar los niveles de higiene a lo largo de toda la cadena productiva, desde las naves, la transportación hasta la refrigeración, tanto industrial como en los hogares. “Los huevos pueden contaminarse con las heces fecales de las gallinas y por eso deben tener el tratamiento adecuado en la recolección y el almacenamiento”, advirtieron.

Uno de los temas más debatidos fue el uso del huevo entre los trabajadores por cuenta propia y la urgencia de incrementar las medidas de higiene de instrumentos, vasijas y manos, tanto en la gastronomía privada como en la estatal, de manera que se preserve la salud de las personas.

No pocas preparaciones se elaboran con las posturas crudas: mayonesas, dulces y helados, por ello es preciso que desde el origen hasta el destino final se respeten las buenas prácticas, de manera que esos productos sean inocuos, alertaron participantes.

De acuerdo con Magalys Pérez, del Centro de Desarrollo Gestión de la Calidad, del Instituto de Higiene y Epidemiología, su entidad trabaja con el sector de trabajadores por cuenta propia y los inspectores encargados de velar por esta creciente actividad económica, luego de un diagnóstico que arrojó desconocimiento en las normativas jurídicas relacionadas con la elaboración de alimentos y las contravenciones.

Pero, advirtió, es bueno capacitar y en lo adelante, exigir que las entidades responsables hagan cumplir lo legislado en materia de alimentos, toda vez que los lineamientos de la política económica y social del país establecen pautas para el tema de la inocuidad.

El taller fue realizado a propósito del Día Mundial del Huevo, el segundo viernes de octubre pasado y contó con la asistencia de productores, investigadores, nutricionistas y médicos, abordó temas como del Codex Alimentarius, las normas cubanas y las buenas prácticas en la avicultura, el impacto de la alimentación animal y la gestión de riesgo y enfermedades transmitidas por alimentos y su prevención. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.