Especialistas examinan restructuración de la empresa estatal

Las autoridades persisten en que la empresa estatal seguirá siendo el centro de la economía cubana en reforma.

La cita analizó también el papel de la contabilidad en la eficiencia y las habilidades directivas necesarias para el despegue empresarial.

Foto: Tomada de Cuba.cu

La Habana, 12 jun.- Con el análisis de temas cruciales para el desempeño económico con la empresa estatal como centro y el anuncio de la adopción en 2017 de una Ley de Empresas, sesionó el Taller Desafíos de la Economía Cubana, organizado por la Asociación Nacional de Economistas y  Contadores de Cuba (ANEC).

“Los esfuerzos se centran hoy en renovar la empresa estatal socialista, con mucha más autonomía y capaz de propiciar encadenamientos hacia el resto de la economía, incluyendo a los nuevos actores que emergen en el panorama nacional”, dijo Oscar Luis Hung, presidente de la no gubernamental ANEC.

De lograrse ese propósito podrían alcanzarse incrementos del Producto Interno Bruto, de modo que el sector estatal conduzca al país por el camino del desarrollo, valoró el experto durante el encuentro, apenas mencionado en espacios noticiosos locales, que tuvo lugar el 8 y 9 de junio en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Ante y directivos de empresas y organizaciones de toda la nación, consideró que las trasformaciones en curso se abren a una nueva etapa con el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, aunque el bloqueo impuesto desde 1962 por Washington se mantiene como un factor de contención a la economía cubana.

Al respecto, recalcó la necesaria preparación para, con bloqueo o sin él, desatar los nudos que frenan el desarrollo de las fuerzas productivas del país y fortalecer el modelo económico sin comprometer la soberanía ni abandonar los pilares básicos de la justicia social.

Al intervenir en el taller, Carlos Pérez, director global del plan en el Ministerio de Economía y Planificación, destacó el rol de este instrumento en el nuevo modelo nacional porque una de las funciones de la planificación es lograr el equilibrio a corto plazo entre la demanda y la oferta de recursos, armonizada con las proyecciones estratégicas a mediano y largo plazos.

Ante este escenario, Pérez señaló la necesidad de ordenar el mercado y verlo como el espacio donde interactúan todas las fuerzas productivas del país.

Como un asunto que gravita en el sistema de la planificación, el directivo mencionó el ordenamiento del entorno financiero, el cual depende, entre otras cuestiones, de la unificación monetaria y cambiaria.

Juana Lilia Delgado, miembro de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo de los Lineamientos, destacó que la unificación monetaria y cambiaria no resolverán por sí solas todos los problemas de la economía, pero su ejecución es imprescindible para el ordenamiento monetario del país

Según Grisel Tristá, jefa de Área de Perfeccionamiento de Entidades de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo de los Lineamientos, este año convergen todas las medidas aprobadas para dotar a la empresa estatal socialista de más autonomía y facultades en busca de mayores niveles de eficiencia y productividad.

Se trata de la necesaria separación de funciones estatales de las empresariales, que condujo a la creación en el país de tres niveles organizativos: Organizaciones Superiores de Dirección Empresarial, empresas y Unidades Empresariales de Base.

Estos pasos, apuntó, han permitido reorientar el plantel estatal, a partir de la reestructuración de organismos, formación de nuevas organizaciones superiores de dirección, empresas y unidades de base, con el objeto de potenciar el desarrollo de las fuerzas productivas e incrementar las facultades al sistema empresarial estatal del país.

Los nuevos cambios en la gestión de las empresas han permitido avanzar en la confección de bases conceptuales de funcionamiento único, en pos de crear condiciones para en 2017 tener una norma de rango mayor, indicó.

Las autoridades cubanas defienden la prevalencia de la empresa estatal socialista en un contexto de cambios que ha permitido que trabajen de forma independiente unas 495.725 personas, de los cuales cerca de 147.000 son jóvenes.

De acuerdo con datos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, las actividades más representativas son la elaboración y venta de alimentos, transporte de carga y pasajeros y arrendamiento de viviendas, habitaciones y espacios.

A su vez, crece discretamente la cifra de cooperativas no agropecuarias, con el funcionamiento de 347 de las 498 autorizadas en sectores como comercio, gastronomía, y servicios técnicos y personales (59 por ciento); construcción (19 por ciento); e industria (10 por ciento).

Otras 205 propuestas están en evaluación.

De acuerdo con Marino Murillo, vicepresidente del Consejo de Ministros y ministro de Economía y Planificación, las cooperativas no agropecuarias “se ocupan de los segmentos del mercado que no resultan competitivos para la empresa estatal”.

En el taller, organizado como espacio para la búsqueda de soluciones viables a los problemas que generan en la práctica las transformaciones en marcha, se intercambió también sobre la eficiencia de la gestión empresarial, el papel de la contabilidad en la eficiencia y las habilidades directivas necesarias.  (2015)

 

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.