Estado cubano subsidiará construcción de viviendas

Las autoridades disponen para ello de una parte del impuesto sobre la venta liberada de materiales de construcción.

Jorge Luis Baños - IPS

Muchas familias cubanas no pueden mejorar o reparar sus viviendas en mal estado por el costo que representa en materiales y mano de obra.

La Habana, 5 ene.- Personas de Cuba con poca solvencia económica, que deseen realizar acciones constructivas en sus viviendas, podrán solicitar a partir del 15 de enero de este año un subsidio al Estado para este fin, según un acuerdo del Consejo de Ministros publicado en la última edición de la Gaceta Oficial.

El Consejo del gobierno municipal determinará la cantidad a otorgar a cada solicitante, que debe presentar su pedido a las direcciones de la Vivienda de su localidad en esta primera etapa, una función que se trasladará más adelante a las direcciones de Trabajo en ese mismo nivel, se especificó en el documento oficial.

Pueden optar por esta alternativa, cubanas y cubanos que reciban o no ayudas de la asistencia social y necesiten de apoyo financiero para “adquirir materiales de construcción y pagar mano de obra para la ejecución, reparación y conservación de viviendas por esfuerzo propio”, detalló el reglamento que regula la mencionada actividad.

El presupuesto para la iniciativa está engrosado por el 48,5 por ciento del recaudo sobre el impuesto a la venta liberada de materiales de la construcción, que se extendió por todo el país desde inicios del 2011 para potenciar el remozamiento y edificación de casas. Esta cantidad pasará a los gobiernos provinciales, que la distribuirá entre sus municipios.

Como requisitos para aspirar a recibir apoyo, el mencionado reglamento establece constituir parte de un núcleo familiar con pocos recursos económicos, estar dispuestos a emprender la obra por esfuerzo propio, tener un inmueble con vulnerabilidades constructivas, necesidad de ampliar o remozar la vivienda o carecer de la misma.

Tendrán prioridad las “familias afectadas por catástrofes (ciclones, inundaciones, deslizamientos de tierra, incendios y otros considerados como tales) cuyo daño se clasifica como pérdida total o parcial de vivienda” y “los casos sociales críticos, de manera particular aquellos encaminados a la erradicación de condiciones habitacionales vulnerables”.

Las entidades implicadas en el otorgamiento de los subsidios cuentan, en primer lugar, con 15 días hábiles para preparar cada expediente y presentarlo a los Consejos de la Administración de los gobiernos municipales. Estos últimos, disponen de 30 días hábiles para su análisis y aprobación o no.

Para los pedidos de construcción, solo será subsidiada “la ejecución de la célula habitacional básica, que se corresponde con una vivienda de veinticinco metros cuadrados (25 m2) de superficie útil como máximo, cuyo valor no exceda de ochenta mil pesos cubanos (80.000 CUP)”, precisa el documento oficial.

En el caso de las acciones menores de conservación, se aprobarán montos de hasta 5.000 pesos cubanos (CUP) y, para otras de mayor complejidad, la cifra máxima a expedir será de 10.000 CUP. Así, se empleará “como base de cálculo del monto subsidiable para mano de obra, hasta el 30 por ciento del importe de los materiales de construcción necesarios para el proyecto”. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.