Estudiosos investigan plagas en arroz y café

Universidades desarrollan alternativas para estimular la producción agrícola, uno de los frentes principales de la reforma económica en Cuba.

Ángel Baldrich- IPS

La producción de alimentos es uno de los temas más sensibles de la agenda de cambios que promueve el gobierno cubano desde 2008.

La Habana,  28 dic. – El arroz y el café, dos productos de primer orden en la canasta básica cubana, son objeto de investigaciones en centros de enseñanza superior de las provincias de Artemisa, fronteriza con la capital, y Guantánamo,  a 929 kilómetros de La Habana.

Los estudios, enfocados en la reducción de las afectaciones por agentes patógenos a los cultivos, han sido estimulados por la necesidad de contribuir a la elevación de la productividad, uno de los pilares de las transformaciones propuestas en el contexto de actualización del modelo económico cubano.

Teniendo en cuenta que la broca del café es la plaga que mayores daños ocasiona a las plantaciones del fruto en el país, un equipo multidisciplinario vinculado a instituciones como las universidades de Guantánamo y Oriente, el Centro de Desarrollo de Montaña y los laboratorios de Sanidad Vegetal de Manzanillo y Santiago de Cuba (a 847 km de La Habana), se dedicaron a la caracterización del hongo.

A partir de este proceso, el grupo pudo establecer estrategias de manejo integrado de la plaga, sobre las que se han reportado resultados favorables por parte de varias instituciones de la región oriental del país.

Los especialistas sugirieron incorporar los resultados obtenidos al Programa Nacional de Defensa contra la Broca del Café, iniciativa que fue aprobada por las comisiones provinciales de Manejo Integrado de Plagas de Santiago de Cuba y Guantánamo.

Entre las recomendaciones que hace el estudio están las de favorecer el restablecimiento de la densidad poblacional del cafeto, la realización de podas sistemáticas y fitosanitarias, la higienización del bosque y el manejo de sombra a doble techo con baja intensidad luminosa.

Por su parte, especialistas de las universidades de La Habana y Libre de Bruselas, así como del Instituto de Investigaciones de Granos en Cuba y el Instituto Politécnico Nacional de Morelos, México, se unieron para estudiar mecanismos efectivos de control de patógenos en plantaciones de arroz.

En la zona de terrazas experimentales del municipio Bauta (Artmisa), los investigadores detectaron 15 géneros de patógenos de origen fúngico que atentan contra el crecimiento saludable de las plantas, y lograron por primera vez, la caracterización aerobiológica de la atmósfera en un agroecosistema arrocero.

Además, analizaron la estructura de la comunidad bacteriana presente en la zona y comprobaron su efectividad en la protección del arroz a partir de ensayos en diferentes cultivos, donde han disminuido considerablemente los índices de enfermedades y se ha elevado el rendimiento agrícola.

Estos resultados científicos fueron dados a conocer a través de la red de divulgación del Ministerio de educación Superior de Cuba, que publica periódicamente un boletín noticioso con el fin de promover la cooperación entre empresas, centros de estudio y entidades planificadoras de la economía. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.