Gobierno cubano entrega más tierras en usufructo

Desde el 2008 se ha entregado poco más de un millón de hectáreas para cultivos a antiguos y nuevos agricultores.

Jorge Luis Baños - IPS

El 70 por ciento de las tierras concedidas ya están en alguna fase productiva

La Habana, 27 may.- Unas 800.000 hectáreas de tierras ociosas en Cuba pasarán paulatinamente a manos de usufructuarios que se comprometan a hacerlas producir, como parte de la reactivación del sector rural que encauza el gobierno de Raúl Castro, informó a medios locales Pedro Olivera, director del Centro Nacional de Control de la Tierra.

Al cierre del primer trimestre de este año, el fondo nacional de terrenos sin cultivar alcanzaba la mencionada cifra, sujeta a ampliarse cuando entidades estatales culminen la declaración de sus áreas fértiles apenas utilizadas, especificó Olivera al diario Granma, órgano oficial del gobernante Partido Comunista de Cuba.

Desde el 2008, con la puesta en práctica del Decreto-Ley 259 que establece la entrega de las mencionadas tierras a personas interesadas en la agricultura, algo más de un millón de hectáreas se otorgaron por este concepto en todo el país. La aplicación de esta legislación ha presentado tropiezos para una efectiva y rápida concesión de las fincas ociosas, estimaron observadores.

En esta etapa, ya se han usufructuado aquellos suelos con mejores condiciones para la agricultura, detalló el ingeniero.

Hasta el momento el 25 por ciento de los terrenos entregados se dedican al cultivo de viandas, hortalizas y granos, mientras el resto se dedica a la cría de ganado vacuno lechero, la ceba de toros, arroz, ganado menor, caña, frutales y tabaco, especificó el funcionario de dicha entidad que pertenece al Ministerio de la Agricultura.

Sin embargo, lamentó, no todas las tierras concedidas por el Decreto-Ley 259 hasta la fecha muestran iguales resultados satisfactorios en la producción de alimentos. Según diversas fuentes especializadas, Cuba podría estar importando entre el 60 y 80 por ciento del consumo alimentario de su población de poco más de 11 millones de habitantes.

Gracias a esta normativa del actual gobierno, personas en oficios urbanos cambiaron su empleo para convertirse en agricultoras. La isla caribeña ha sufrido en las últimas décadas la disminución de la población campesina por las migraciones a zonas urbanas, proceso que podría empezar a revertirse como uno de los resultados de la entrega de tierras.

Esta ley establece que las parcelas, entre 13 y 40 hectáreas, deben ser usufructuadas por un período de 10 años a particulares y, de hasta 25 años, a personas jurídicas como cooperativas. En ambos casos, los contratos pueden renovarse a su término por tiempos similares. (2011)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.