Jóvenes informáticos cubanos a la espera de oportunidades

El impulso académico de los últimos años condujo a que la cantidad de profesionales de la informática sobrepase los empleos generados por la industria.

Jorge Luis Baños-IPS/ jlbimagen@gmail.com

La industria informática busca reafirmarse en Cuba, donde faltan puestos para las nuevas levas de ingenieros de esa disciplina-

LA HABANA, 23 mar (IPS) – Miles de jóvenes de Cuba se gradúan en ingeniería informática, desde que hace una década las autoridades apostaron por fortalecer ese sector. Pero su destino profesional es incierto, por carencias de organización y conectividad.

“No he ejercido de ingeniera”, contó a IPS una joven de 24 años, graduada en 2011 en la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI). Este centro, ideado para convertirse en un polo formativo y de desarrollo, fue el gran paso de Cuba en 2002 para potenciar el campo de la programación (software). 

Mientras era estudiante, la joven imaginaba un futuro seguro en el área digital. Pero la ubicaron para adiestrarse en una entidad estatal de análisis estadístico, donde el trabajo no es “ni para un ingeniero ni un técnico en informática”. 

“No estoy aprendiendo nada de mi perfil y en mi trabajo hago cosas de estadística”, lamentó la ingeniera bajo reserva de su nombre. Solo unos pocos compañeros de aula lograron empleos vinculados al software, mientras otros muchos imparten clases en escuelas secundarias o institutos. 

En su promoción se graduaron 1.600 ingenieros informáticos. 

El especialista Juan Triana, del estatal Centro de Estudios de la Economía Cubana, alerta que esta isla caribeña debe aprovechar más el capital humano formado durante décadas en las universidades. 

El país tiene potencial para abrirse paso en la economía del conocimiento, pero debe obtener más innovaciones en ciencia y tecnología, y organizar sistemas regionales y locales de innovación que empleen sus recursos humanos, indica Triana en el documento “Cuba: la economía del conocimiento y el desarrollo” de 2012. 

Así la masa de técnicos e ingenieros informáticos de la UCI, con sede en La Habana, podrían cumplir un importante rol en la reforma económica iniciada por el gobierno de Raúl Castro en 2008. 

Hasta julio de 2012, la sede habanera de la UCI había graduado 10.021 ingenieras e ingenieros. El centro tiene además facultades en otras tres ciudades. 

Otras universidades incluyen la informática, pero con menor cantidad de estudiantes. 

La enseñanza técnico profesional incluye también esta especialidad. La Oficina Nacional de Estadísticas e Información reportó que en 2011 se graduaron 1.466 estudiantes en electrónica, automatización y comunicaciones. 

El impulso académico condujo a que los informáticos sobrepasen los empleos generados por la industria, opinan observadores. 

Pero Luis Guillermo Fernández, director general de Softel, una empresa de soluciones para el sector de salud, discrepó de este análisis, en conversación con IPS durante la Feria Internacional Informática 2013, que se desarrolló en La Habana entre el martes 19 y el viernes 22. 

La cita se celebra desde hace 15 años para intercambiar con empresas e investigadores de otras latitudes, así como para buscar negocios y cooperación. En esta edición, participaron unos 1.400 profesionales de 30 países, encabezados por China. 

El ingeniero Fernández defendió que “no sobran graduados, al contrario, van a faltar cuando nos vayamos organizando”. Recordó que “casi todos los proyectos en la actualidad llevan un soporte informático”. 

A su juicio, resulta “imprescindible ordenar y actualizar la industria informática. No hemos organizado bien lo que se necesita ni a dónde queremos llegar”. Este veterano del sector puntualizó que urge “ampliar la cultura informática para usar los recursos humanos de forma más efectiva y abrir más oportunidades”. 

Entre los problemas del ramo, Fernández identificó la necesidad de establecer metas y prioridades claras de desarrollo, gestionar inversiones, lograr más competitividad, calidad y eficiencia para ampliar la exportación de servicios y resultar un lugar atractivo para que empresas extranjeras establezcan aquí algunos componentes. 

El país dispone solo de un ancho de banda mínimo de 323 megabits por segundo por vía satelital, lo que limita la conectividad a Internet de instituciones, empresas y, más aún, de hogares. Desde 2012 está operativo un cable de fibra óptica, gracias a un convenio con Venezuela, que se espera revierta paulatinamente esa realidad. 

Exportar bienes y servicios digitales fue uno de los objetivos cuando en 2003 se decidió impulsar este sector. Aunque centros como la UCI venden algunos de sus productos e ingenieros laboran en proyectos con países como Venezuela, fuentes especializadas señalan que falta un largo trecho por andar. 

La sustitución de importaciones y el impulso de las exportaciones fueron parte de los objetivos, pero la balanza se mantiene deficitaria, se comentó en la feria. 

Al finalizar 2003, en el país existían 44 empresas productoras de software, de las cuales 24 pertenecían al Ministerio de Informática y Comunicaciones. Ahora ese despacho redujo el número a 22. 

La mayoría se dedican a satisfacer demandas de la economía e institucionalidad cubanas, en un país cuya economía sigue centralizada. 

El personal joven gana espacio en entidades como Desoft, dedicada a la gestión empresarial en las 15 capitales provinciales y 139 municipios, comentó a IPS Anabel García, comunicadora de esta empresa estatal. Pero el promedio de sus trabajadores aún ronda los 40 años, puntualizó. 

Donde sí dominaron los jóvenes fue en la feria, como Abel Fírvida, de 27 años, quien trabaja en el proyecto Nova, la adaptación cubana del sistema operativo Linux, creado en 1990 por el finlandés Linus Torvalds. 

Desde que era estudiante y gracias a su alto rendimiento escolar, Fírvida se incorporó a esta iniciativa, que durante la feria presentó su versión 3.0. Para él, los graduados con mejores resultados académicos sí encuentran oportunidades. 

Nova, desarrollado por la UCI y una empresa de las Fuerzas Armadas, se regala de momento a quien desee instalarlo, informó a IPS el también profesor. Así, este equipo de 60 integrantes promueve la migración a sistemas digitales de código abierto, que le garantizarán al país más seguridad y soberanía.(FIN/2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.