Más personas prueban suerte en el sector privado

Cuba trabaja para incorporar, al cierre de 2012, a 240.000 nuevos trabajadores no estatales.

Jorge Luis Baños - IPS

El 66 por ciento de quienes hoy laboran en el trabajo privado no tenía vínculo laboral hasta ese momento, según fuentes oficiales

La Habana, 2 abr.- Al cierre de febrero de este año, 371.200 personas de Cuba laboran en el sector privado, una de las áreas que potencia el gobierno actual como una vía para la diversificación de la economía y la generación de empleo en un país donde predomina la contratación en entidades estatales.

Desde la ampliación en octubre de 2010 del trabajo pro cuenta propia a 178 actividades permitidas, la incorporación a estas modalidades continúa en ascenso, informó José Barreiro, viceministro del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

El tipo de pequeño negocio que más se prefiere hasta el momento es la elaboración y venta de alimentos, seguido por el transporte de carga y de pasajeros, el arrendamiento de viviendas, el comercio de agroproductos en forma ambulatoria, producir y vender artículos varios del hogar y la mensajería, según el funcionario.

Las autoridades de la isla caribeña aspiran a incorporar, al cierre de 2012, a 240.000 nuevos trabajadores no estatales. Las estadísticas oficiales no suelen especificar cómo se está produciendo este proceso por género o grupos etéreos, entre otros sectores poblacionales.

De hecho, el gobierno de Raúl Castro potenció la iniciativa privada como una vía para quienes quedarán sin empleo en el proceso de reducción masiva de las plantillas en centro estatales, iniciado en 2010 y aún por concluir.

El Plan de la Economía para el año en curso, publicado en enero en la Gaceta Oficial de la República de Cuba, indicó que “se incrementará la ocupación en 70.000 trabajadores, lo que resulta de una disminución de 170.000 empleados en entidades estatales y el aumento de 240.000 en otras formas no estatales”.

Durante todo el 2011, se llevaron a cabo modificaciones en la legalidad cubana para apoyar el desarrollo de este sector, como la reducción de los impuestos a quienes arriendan viviendas, la posibilidad de solicitar microcréditos para emprender un negocio privado y de solicitar cuentas bancarias para transacciones relacionadas con su pequeña empresa, entre otras.

Asimismo, quienes trabajan en esa modalidad no estatal pueden sindicalizarse. Al cierre del pasado año, más del 80 por ciento de los 360.000 emprendedores estaban afiliados a 5.700 comités sindicales, dijo a medios de prensa Salvador Valdés, Secretario General de la Central de Trabajadores de Cuba.

En tanto, instituciones de la sociedad civil cubana apoyan la capacitación, en cuestiones como gestión empresarial y contabilidad, de quienes encauzan su propio negocio. A esta acometida tributan la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba, el Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo-Cuba y el católico Centro Cultural Padre Félix Varela.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.