Nuevas variedades para rejuvenecer cafetales

Mediante técnicas biotecnológicas científicos del centro y del oriente de la isla han obtenido nuevos cafetos de mayor rendimiento y resistencia a enfermedades.

Archivo IPS Cuba

Casi el 90 por ciento de la población cubana consume café

La Habana, 12 jul.- Cuba busca variedades de café de mayor rendimiento y resistencia a plagas y enfermedades, mediante técnicas biotecnológicas, como parte del programa de recuperación cafetalero para renovar las viejas plantaciones ubicadas en los principales macizos montañosos del país.

Científicos de la Estación Agroforestal de Jibacoa, municipio montañoso de Villa Clara, en el centro de la isla, en coordinación con el centro similar del oriental municipio del III Frente, en Santiago de Cuba, y el Instituto de Biotecnología de las Plantas (IBP), situado en la mencionada central provincia, laboran en la creación de nuevos tipos de plantas que tengan mejores cualidades que los envejecidos cafetos que predominan en el territorio cubano.

El investigador Merardo Ferrer Vivas, subdirector de la Estación Agroforestal de Jibacoa, aseguró que el empleo de la biotecnología en el mejoramiento genético de las variedades que hasta ahora se han estado utilizando permitirá aumentar su nivel productivo, además de rescatar la calidad de los cafetos, según se publicó en medios oficiales.

El especialista José Lacerra Espino dijo que la iniciativa forma parte del programa de recuperación cafetalero y ya muestra resultados concretos.

También trabajan junto al Instituto de Biotecnología de las Plantas de Villa Clara en un proceso que permite el rejuvenecimiento de las características de las variedades tradicionales, las cuales se han degradado a través de los años en la cadena productiva.

Un estudio realizado en 1990 reveló que la tercera parte de los sembrados había cumplido su vida útil por vejez o estado de deterioro, situación que trajo como consecuencia que los rendimientos se comportaran en el entorno de 30 por ciento de sus potencialidades. De 750 libras del grano por hectárea, sólo se obtenían escasamente unas 250.

El especialista Lacerra Espino explicó que la indagación realizada a través del cruzamiento genético de las variedades comerciales tradicionales con cafetos originarios procedentes de África, permitió obtener nuevos híbridos, de mayor vigor y resistencia que sus progenitores, a partir del cual se ha realizado la multiplicación.

Una vez alcanzado este resultado, el próximo paso será la siembra de cerca de 3. 000 plantas en áreas de la estación de Jibacoa y su posterior extensión a otras zonas del macizo montañoso Guamuhaya, localizado en el centro del país, adelantó Ferrer.

Cuba llegó a producir 60.000 toneladas de café en 1960, pero la emigración del llano a la ciudad, y lo poco atractiva que se hizo la siembra de este cultivo en la montaña por las condiciones del lugar y los bajos precios a que se compraba el producto por el estado, provocaron una caída sostenida de su producción, la cual fue más pronunciada en la primera década de este siglo.

En la cosecha 2005-2006, el país sólo produjo 5.500 toneladas; en la siguiente (2006-2007) fueron 8.740. En la correspondiente a 2009-2010 fue de sólo 6.000 toneladas.

Para compensar ese déficit el gobierno ha tenido que gastar anualmente unos 50 millones de dólares en concepto de importación del grano, según fuentes del Ministerio de la Agricultura.

En tanto, la producción de 2011-2012 aunque creció un 24 por ciento al reportarse 7.100 toneladas, no cubre la demanda interna de ese producto. En la cosecha de este año también se espera superar las 7.000 toneladas.

Se han realizado diagnósticos y estudios de factibilidad en el sector del café y el cacao, y en consecuencia se ha aprobado un esquema financiero para potenciar esos cultivos con inversiones, nuevas infraestructuras y créditos bancarios para los productores, entre otras medidas, anunció el ministro de la Agricultura, Gustavo Rodríguez, en un evento internacional sobre estos cultivos realizado recientemente en La Habana.

Para 2016 se esperan obtener unas 15.000 toneladas del grano, pero esa cifra serí­a incluso insuficiente ante las que se necesitan para cubrir consumo y exportación.

La isla necesita producir no menos de 29.000 toneladas del grano limpio para sustituir las importaciones, lo que constituye una de las prioridades de la actual política económica.

Actualmente un 89 por ciento de la población cubana de 11,2 millones bebe café diariamente, dijo Ramón Frómeta, viceministro de la Agricultura durante un evento especializado en el tema realizado en Cuba el pasado mes de junio. En el mundo, más de tres mil millones de personas consumen esa bebida cada día.
El anunciado rejuvenecimiento de los cafetos de Cuba y la introducción de variedades más resistentes parecen acercar el propósito de la isla de autoabastecerse de este producto, aumentar la venta en divisas de sus mejores marcas en fronteras y elevar las exportaciones de sus emblemáticos granos de altísima calidad, reconocidos en exigentes mercados como Japón.

También se podría mejorar el actual café mezclado (50 por ciento de café robusta y el resto de chícharo) que se vende por la cuota normada a la población, a razón de un sobre mensual de 225 gramos para los mayores de siete años. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.