Petróleo: ¿Riesgo o bendición?

Cuba comenzará este verano la perforación de cinco pozos de petróleo en el Golfo de México.

Wikimedia Commons

Plataforma petrolera

LA HABANA, 7 abr (IPS) – Cuba descartó retrocesos en su decisión de iniciar la exploración petrolera este año en sus aguas jurisdiccionales del Golfo de México, aunque dio a sus vecinos garantías de seguridad ambiental en la zona, donde aún ronda el fantasma del desastre causado por el derrame de crudo de 2010.

El anuncio de un experto cubano de que “este verano” comenzará la perforación de cinco pozos en esa área, en un proceso escalonado previsto hasta 2013 por siete de sus socios extranjeros, puso también a pensar a quienes temen que encontrar petróleo sea un riesgo más que una bendición y citan el caso reciente de Libia.

Sin embargo, una fuente académica consultada por IPS comentó que, “si bien los riesgos para Cuba con relación a una agresión (externa) están siempre presentes”, no es posible comparar la situación de este país caribeño con la de Libia, donde se produjo un fraccionamiento interno que abarcó a sectores de las Fuerzas Armadas y “está siendo aprovechado por los imperialistas”

Si en Cuba sucediera algo semejante, podría servir “para justificar una intervención militar en alguna de sus variantes, pero ese escenario es totalmente imaginario, no tiene asidero, por más millones que Estados Unidos invierte todos los años para construirlo”, advirtió el académico y estudioso de temas internacionales.

El experto, que pidió no ser identificado, coincidió con sectores que atribuyen la intervención militar aérea contra Libia al interés de Washington y de sus aliados de Europa de apropiarse del petróleo de esa nación, cuyas reservas se estiman en unos 42.000 millones de barriles, así como a evitar la expansión de los levantamientos populares árabes.

En su opinión, en Cuba no hay división interna de tipo político y el petróleo es un interés económico poderoso que jugaría más bien a favor, pues en el momento en que se demostrara la existencia de yacimientos de importancia las empresas estadounidenses presionarían por eliminar las restricciones que les impiden participar de su explotación.

En la actualidad se produce en Cuba en tierra y aguas someras unos 21 millones de barriles anuales de petróleo y gas acompañante, lo cual satisface solo 46 por ciento de sus necesidades, e importa de Venezuela otros 100.000 toneles de crudo por día. Hace algunos años comenzó a concentrar esfuerzos en su zona económica exclusiva (ZEE) del Golfo de México.

Las perspectivas de hallar crudo en aguas profundas “son bastante halagüeñas”, indicó Manuel Marrero, especialista principal de Ministerio de la Industria Básica que, según confesó a periodistas, lleva “50 años” alimentando el sueño de un gran descubrimiento. El experto habló del tema durante el congreso internacional que se realiza hasta este viernes.

“Estamos todos muy esperanzados en descubrir, incluso, yacimientos grandes de petróleo y de gas”, señaló Marrero, tras anunciar que se pasará a la fase de perforación en esa área donde ya están bajo contratos de riesgo 22 de los 59 bloques disponibles para ser negociados con empresas transnacionales, inclusive estadounidenses.

Para estas operaciones en aguas profundas (de 400 a 1.500 metros) y ultra profundas (más de 1.500 metros), los socios foráneos contrataron una plataforma, considerada entre las mejores en cuanto a seguridad y tecnología, que debería llegar al país a mediados de año.

“El equipo que se va a utilizar es de los más modernos del mundo, el más seguro.”, dijo el experto.

En esta materia, Cuba dispone además de un plan de contingencia para afrontar riesgos como huracanes y otros fenómenos extremos.

“Nosotros damos las mismas garantías que da la comunidad petrolera internacional, no menos”, agregó a IPS Marrero, quien evitó referencias a legisladores estadounidenses partidarios de presiones para evitar estas operaciones, alegando eventuales riesgos ecológicos.

La estrategia cubana de seguridad tuvo en cuenta la experiencia que dejó la explosión de la plataforma de exploración contratada por la firma British Petroleum en el Golfo de México, causante entre abril y julio de 2010 del derrame de cinco millones de barriles de crudo, con severos daños ambientales y sanitarios en una vasta zona marítima.

El consorcio encabezado por la española Repsol-YPF comenzará a perforar el primer pozo en cuanto llegue al país la plataforma Scarabeo 9, que se construyó en China.

En 2004, Repsol-YPF trabajó en la zona y encontró crudo “no viable comercialmente”, aunque constató en ese momento la presencia de reservas de alta calidad.

Está previsto que tras el ente privado español perforen sus pozos la petrolera malasia Petronas, la india ONGC Videshy la estatal Petróleos de Venezuela, entre otras.

A fines del pasado año, el presidente venezolano Hugo Chávez aseguró que Cuba cuenta con importantes reservas de petróleo en su zona exclusiva en el Golfo de México

“Sabemos que Cuba tiene mucho petróleo y pronto estaremos haciendo nuestro primer pozo”, comentó Chávez durante una visita a La Habana. (FIN/2011)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.