PNUD apoya el desarrollo territorial en Cuba

El proyecto beneficia hoy a nueve municipios de cuatro provincias cubanas.

Padit promueve trabajar con proyectos e iniciativas de desarrollo, donde se activan el patrimonio y el turismo local, se generan procesos agroindustriales, circuitos económicos y son articulados procesos públicos con los nuevos actores no estatales como las cooperativas y trabajadores privados. En esta foto aparece la Finca Marta, perteneciente a la cooperativa Crédito y Servicio Jesús Menéndez, municipio Caimito, provincia Artemisa.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 4 sep.- La Plataforma articulada para el Desarrollo Integral Territorial (Padit), impulsada por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), contribuye con los esfuerzos nacionales para descentralizar la gestión a escala municipal y provincial.

La iniciativa apuesta a mejorar la gestión del desarrollo desde la gobernabilidad local y en el ámbito socioeconómico, explicó a la Redacción IPS Cuba Ricardo Núñez, del PNUD.

“Queremos que parta desde el propio gobierno de cada territorio, toda vez que lo consideramos un ente protagonista”, declaró.

La plataforma que arrancó en 2015 beneficia a los municipios de Los Palacios y Consolación del Sur (Pinar del Río); San Cristóbal, Artemisa y Güira de Melena (Artemisa); Cienfuegos y Abreus (Cienfuegos) y Holguín y Urbano Noris (Holguín).

Previsto a concluir en 2017 y con un presupuesto de 4.000.000 de euros, Padit favorecerá las articulaciones entre niveles de gobierno (local-provincial-nacional), empoderando a las autoridades territoriales para potenciar el desempeño de actores claves para el desarrollo integral sostenible.

Novedad

La iniciativa partió de la programación local territorial pero con un marco de acción flexible.

“Estamos tratando de que cada territorio encuentre perspectivas locales. Por ejemplo, en Cienfuegos, el gobierno lanzó la convocatoria sobre qué proyecto de desarrollo socioeconómico y ambiental desarrollarían si tuvieran financiamiento”, puso como ejemplo.

También en ese municipio, la universidad y actores como turismo, patrimonio y agricultura, con el gobierno como protagonista, intervinieron en la concepción de Padit.

En el caso de Pinar del Río, se determinaron ejes estratégicos donde ya existía una intencionalidad del gobierno de tomar esos temas como punta de lanza y se organizó un taller de propuestas.

Optaron por “proyectos de alta incidencia y viabilidad económica e institucional, y sostenibilidad, apostando a algo pos proyecto, para que cuando acabe la ayuda el proyecto se mantenga operando en el territorio”, explicó.

En todos los casos, se valoró cuánto se conectaban las propuestas con prioridades locales y cuántas conexiones tenían con políticas públicas y prioridades nacionales, entre ellas, el programa de materiales locales de la construcción, la iniciativa municipal del desarrollo local o la lucha contra la anemia.

A su juicio, cuando una prioridad local se conecta con un programa nacional, hay otra arquitectura de financiación y más posibilidades de que sea sostenible.

Esta plataforma se propone “mejorar el tejido institucional de la gobernabilidad en ámbitos de gobierno provinciales y municipales”, detalló.

Alianzas y cooperación

Padit promueve trabajar con proyectos e iniciativas de desarrollo, donde se activan el patrimonio y el turismo local, se generan procesos agroindustriales, circuitos económicos y son articulados procesos públicos con los nuevos actores no estatales como las cooperativas y trabajadores privados.

La plataforma apuesta también por las alianzas y la “cooperación Sur-Sur y triangular, con intercambios y aprendizajes con homólogos, por ejemplo, un gobierno de Ecuador, Bolivia, Canadá o España”, precisó Núñez.

A su juicio, hay retos que pueden valorarse entre homólogos, actores regionales o provinciales y universidades locales que pueden aportar conocimientos y soluciones muy importantes.

“La idea es generar tanta innovación como sea posible en los procesos de gestión del desarrollo desde el mandato público, pero con la inclusión de los actores diversos como productores, comunicadores, academia y la cultura”, defendió el funcionario.

Padit convoca a instituciones como el Instituto Superior de Diseño Industrial, la Facultad de Comunicación y el Centro de Estudios Demográficos (Cedem), de la Universidad de La Habana, “para que el conocimiento llegue en lógicas de común con lo que se quiere hacer en términos de comunicación y dinámicas poblacionales”, entre otros temas.

“Si queremos hablar de desarrollo, tenemos que pensar con quiénes lo hacemos, con qué jóvenes y adultos mayores, de cuáles recursos humanos, mujeres y hombres, se dispone. El Cedem, por ejemplo, tiene en ello una amplia experticia”, insistió Núñez. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.