Proyecto de computación reduce gratuidades

En Cuba existen unos 600 Joven Club de Computación y Electrónica.

Foto: Jorge Luis Baños, IPS-Cuba

La experiencia se extenderá paulatinamente al resto del país en 2015

La Habana, 11 sep.- Tras 27 años de enseñar computación gratuitamente a millones de cubanas y cubanos, el proyecto Joven Club de Computación y Electrónica inició un experimento de cobro de servicios en la provincia de Artemisa, colindante con esta capital.

“Se trata de una medida experimental por el momento, la cual se irá extendiendo paulatinamente al resto del país en 2015. Actualmente, se circunscribe al municipio de Artemisa”, informó a la prensa local Anamaris Solórzano, directora nacional de comunicación institucional de esa entidad.

El experimento, parte de las reformas económicas iniciadas en 2008 por el gobierno de Raúl Castro que eliminan gratuidades y subsidios, establece el cobro en pesos cubanos de algunos de los servicios prestados por los Joven Club a las personas naturales.

Trascendió que hasta el momento se está cobrando el servicio de tiempo de máquina a dos pesos por hora a la población artemiseña. En tanto, los cursos de formación a las personas naturales “se continuarán brindando de forma gratuita”, reveló Solórzano.

Durante el transcurso del año, agregó, se incorporarán otros servicios a la modalidad por cobro y se llevará el ensayo al resto de los municipios de Artemisa con el fin de evaluar sus resultados.

El cobro de los servicios comenzó desde abril pasado con la venta del producto cubano Segurmática Antivirus a personas jurídicas.

Algunas opiniones de usuarios del sitio web del diario oficial Granma a la noticia aprueban la medida y evidencian desconocimiento sobre las posibilidades que estos centros han ofrecido hasta ahora.

Desde hace tiempo, los Joven Club brindan gratuitamente las actualizaciones de los antivirus NOD 32 y Kaspersky. También ofrecen asistencia técnica gratuita a empresas estatales y a domicilio.

Un comentarista valoró que los clubes comunitarios han demostrado ser sostenibles socialmente por lo que deben también mantenerse económicamente.

Uno de los lados flacos de la red de 600 instalaciones en todo el país es la obsolescencia de su equipamiento, que fue adquirido en su mayoría en 2000 y parcialmente modernizado con posterioridad.

Los servicios se ven afectados con frecuencia por las roturas de equipos sobreexplotados.

De las reparaciones y modernizaciones se encarga la empresa estatal Copextel, que en no pocas ocasiones carece de partes y piezas importadas.

Otras opiniones expresan deseos de que los ingresos generados sirvan para mejorar el estado físico de las instalaciones, la cantidad de servicios y que comiencen a ofertar acceso a Internet.

El movimiento de Joven Club de Computación y Electrónica surgió en 1987 para difundir la enseñanza de la computación y la electrónica entre jóvenes, niños y niñas.

En sus inicios, solo en pocos hogares cubanos existían computadoras personales.

Actualmente se calcula que existen en el país 1.014.000 computadoras, lo que representa 90 equipos por mil habitantes.

Buena parte de los 11,2 millones de habitantes del país carecen de computadoras y acceden a estos medios a través de amigos, familiares o los Joven Club.

No fue hasta 2008 que las autoridades permitieron la venta libre de computadoras a particulares en el comercio minorista. Los precios estatales por un ordenador oscilan en unos 700 pesos convertibles (moneda fuerte local equivalente al dólar), equivalentes a 17.500 pesos cubanos.

Hasta ese momento, solo podían adquirir computadoras y otros útiles las entidades estatales y personas autorizadas. Muchas personas adquirían estos equipos en el mercado negro.
En los Joven Club se imparten cursos para personas de todas las edades, discapacitados motores, mentales, ciegos y débiles visuales y personas desvinculadas del estudio y el trabajo.

Incluso existen unidades en centros penitenciarios. Y operan 39 clubes en regiones montañosas y 138 en zonas rurales.

Entre los servicios que prestan se encuentran también cursos presenciales y semipresenciales, postgrados, exámenes de suficiencia, validación para certificado de Operador de microcomputadoras, tiempo de máquina, trabajo con aplicaciones y navegación por la intranet cubana. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.