Proyecto de cooperación fortalece producción agrícola

A más de 41.000 beneficiarios directos y una población de más de dos millones de personas llegará el alcance de Redes 2

Archivo IPS Cuba

El sector agropecuario sigue sin satisfacer la demanda de alimentos

La Habana, 25 may.- Productores agropecuarios de 20 municipios de las provincias de La Habana, Artemisa y Mayabeque, en el occidente de Cuba, se benefician con el proyecto internacional Seguridad alimentaria local a través del fortalecimiento de la agricultura urbana y suburbana y sus redes de servicios.

Más conocida como Redes 2 – a partir de un proyecto anterior realizado en La Habana-, y programado para 48 meses, esta experiencia involucra a 41.000 agricultores y persigue fortalecer 42 centros de servicios de capacitación, asistencia técnica y consultoría, así como un total de 156 centros de apoyo, para garantizar el acceso de los productores.

La iniciativa entre el Ministerio de la Agricultura, las asociaciones cubanas de Producción Animal (ACPA) y de Técnicos Agrícolas y Forestales (ACTAF) cuenta con el cofinanciamiento por más de dos millones de euros de la Unión Europea y las organizaciones no gubernamentales Hivos, de Holanda y Welthungerhilfe, de Alemania; dijo Aurelia Castellanos, presidenta en La Habana de la no gubernamental ACPA.

El proyecto contribuirá a mejorar las capacidades de 40 cooperativas agropecuarias y 410 productores pilotos, de ellos 30 por ciento mujeres y 35 por ciento personas beneficiadas por la entrega de tierra en usufructo, seleccionadas por su potencial productivo, agregó Castellanos.

Según Emilio Rodríguez Peñate, codirector por la parte cubana de Redes 2 y presidente de ACPA en Artemisa, se beneficiarán producciones de cultivos varios, de abonos, ganadería, clínicas veterinarias, mini -industrias, fincas de alimento animal, de plantas medicinales y semillas, entre otros.

El proyecto propiciará la creación de redes de servicios en cada uno de los 20 municipios escogidos,- 13 de ellos en la capital cubana- y cuyo nivel de respuesta debe contribuir al incremento y sostenibilidad de la producción de alimentos en cada localidad.

La fundamentación de la iniciativa apunta que “resultados de encuestas y experiencias de proyectos anteriores que indican que el acceso a servicios e insumos de calidad es uno de los factores que más limita el aumento de la producción y productividad de las entidades del sector agropecuario”.

Actualmente existe una baja oferta y altos precios de alimentos, asuntos considerados por la familia cubana – que gasta el 70-85 por ciento del ingreso del hogar para alimentos – entre sus problemas más fundamentales.

Rodríguez destacó el valor de la capacitación en la ejecución de verdaderas redes de servicios y la importancia de propiciar la interrelación entre los actores para cooperar con las acciones que en el país se realizan en pos de alcanzar la soberanía alimentaria.

Las acciones previstas incluyen la capacitación y asesoramiento a centros de servicios y entidades productivas por parte de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores (ANEC) y el Instituto de Investigaciones Fundamentales de Agricultura Tropical (INIFAT).

Aunque la agricultura urbana, que hoy emplea más de 350.000 personas en Cuba (el siete por ciento de la Población Económicamente Activa), produce cerca del 70 por ciento de las hortalizas consumidas en áreas urbanas, el sector agropecuario en general sigue hoy sin satisfacer la demanda de alimentos de la población, lo que obliga a la importación del 81 por ciento de los alimentos de la canasta básica.

El insuficiente desarrollo del sector se debe entre otros a efectos macroeconómicos estructurales, entre ellos el acceso a servicios, inversiones y mercados por parte de las entidades productivas, su capacidad gerencial y cooperativa y un restringido objeto social, dificultando la diversificación y la transformación de los productos agropecuarios, indica el documento.

El proyecto que se realizará por etapas, debe finalizar en 2017 y se espera que sus resultados sean un referente para el resto del país.

Al concluir redes 2 se espera que la población de La Habana, Artemisa y Mayabeque satisfaga su demanda de alimentos “en cantidad y calidad a precios asequibles proviniendo mayoritariamente de producciones locales de bajos insumos externos.” (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.