Reautorizan contrataciones entre el turismo y el sector privado cubano

Las autoridades aumentaron en meses previos al inicio de la nueva temporada turística sus esfuerzos para superar este año los 4,7 millones de visitantes.

El turismo es la principal fuente de recursos de la nación caribeña.

Foto: Jorge Luis Baños/IPS

La Habana, 5 nov – El levantamiento de la veda a la firma de contratos entre el Ministerio del Turismo (Mintur) con trabajadores autónomos y cooperativas subraya la importancia del emergente sector privado en Cuba para la recuperación de la llamada industria sin humo, tras el embate del huracán Irma.

Tal conclusión se desprende de la Resolución 62/2017 firmada por Edel Hernández Amboaje, presidente del Grupo Empresarial de Servicios al Turismo (Servitur S.A.), con fecha 14 de septiembre de 2017, a la cual tuvo acceso la Redacción IPS Cuba.

La disposición autoriza “con carácter excepcional durante la etapa de recuperación de la infraestructura turística afectada”, la aprobación y concertación de contratos con trabajadores por cuenta propia (TCP) y cooperativas no agropecuarias (CNA).

Justifica la decisión a partir de “la situación actual del país, y la necesidad de viabilizar la firma de contratos con las formas de gestión no estatal para la pronta recuperación de la infraestructura turística”.

Según datos oficiales, en los primeros cinco meses del año, se registró la llegada de 284.565 estadounidenses a la isla caribeña.

Foto: Jorge Luis Baños/IPS

La ordenanza circunscribe la aprobación y concertación de contratos a la construcción civil, actividad tecnológica, recursos naturales, así como alquiler de transporte y carga.

Para ello establece que las sucursales de la empresa podrán hacerlos hasta un monto de 150.000 pesos convertibles (CUC, equivalente al dólar) o su similar en pesos cubanos (CUP, 25 por cada CUC).

En caso de que el convenio sobrepase esa cifra, entonces solo lo podrá autorizar Emprestur S.A.

Detalla que para la actividad tecnológica, el Grupo de Electrónica para el Turismo (GET) podrá establecer los convenios por un monto superior a los 10.000 CUC o equivalentes en CUP; en caso de que la cifra sea inferior, corresponderá a sus Unidades Empresariales de Base (UEB).

Para la construcción civil y transporte de cargas, autoriza la concertación o aprobación de contratos a la comercializadora ITH S.A. y al Grupo Empresarial Servisa S.A. por más de 30.000 CUC o equivalente en CUP y a sus sucursales o UEB por un valor inferior.

Idéntica venia procede en el caso de la Inmobiliaria para el Turismo Inmotur, encargada de gestionar los contratos  para la restauración y decoración por encima de los 150.000 CUC o equivalente en CUP, y por un monto menor a sus UEB.

La Resolución No.28 de 24 de mayo de 2017 de Servitur S.A. detuvo la firma de nuevos contratos entre sus entidades empresariales y el sector no estatal de la economía, debido a “deficiencias detectadas en la contratación económica”.

Poco después, la Resolución 55 del 11 de agosto de 2017 centralizó la firma de nuevos contratos con TCP y CNA en las estructuras centrales de cada entidad empresarial perteneciente a Servitur S.A.

Como parte del denominado proceso de actualización del modelo económico, en octubre de 2013 el gobierno permitió que empresas y agencias de turismo pudieran establecer contratos directos con trabajadores privados con licencia para operar casas de alojamiento, paladares  y otras actividades de servicio.

Al amparo de la Resolución 145/2013, el ministerio de Turismo dio luz verde para que los hoteles solicitaran el trabajo de albañiles, cerrajeros, plomeros, mecánicos de refrigeración y de equipos eléctricos, reparadores de colchones, tapiceros, de un total de 28 oficios de las formas de gestión no estatales.

El sector privado nacional ha sido uno de los grandes beneficiarios del deshielo operado entre Cuba y Estados Unidos a partir del 17 de diciembre de 2014.

La compañía estadounidense Airbnb, especializada en el turismo en casas particulares, divulgó en junio que envió a Cuba a más de 560.000 visitantes, desde que lanzara su servicio para el país el 2 de abril de 2015, y pagó 40 millones de dólares a los arrendadores de alojamientos con los que tiene contratos.

El poderoso huracán Irma, con vientos sostenidos de hasta 240 kilómetros por hora, asoló la costa norte cubana el 9 y el 10 de septiembre, donde se localizan los principales polos turísticos.

En las últimas semanas, el gobierno ha insistido en los medios de comunicación que la totalidad de la planta hotelera se recuperaría y estaría lista para la denominada temporada alta del sector, que inició este 1 de noviembre.

Tales esfuerzos coinciden con la alerta emitida por el departamento de Estado de Estados Unidos, para que sus ciudadanos eviten viajar al país caribeño, tras una serie de supuestos ataques sónicos que habrían afectado a una veintena de diplomáticos estadounidenses en La Habana.

Las autoridades cubanas han asegurado que no existen evidencias de tales incidentes y han rechazado cualquier responsabilidad en el caso, aun bajo investigación.

Según datos oficiales, en los primeros cinco meses del año, se registró la llegada de 284.565 estadounidenses a la isla caribeña, lo que auguraba romper un récord al cierre de 2017, pues en el 2016 los visitantes de ese país fueron 284.937. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.