Seminario analiza desafíos de la producción porcina

El incremento productivo eliminó las importaciones de esa carne desde hace cuatro años.

Los incrementos en la producción se destinan a los procesos industriales, en detrimento del consumo fresco o congelado de cubanas y cubanos, trascendió en la cita.

Foto: Jorge Luis Baños

La Habana, 25 abr.- Gracias a alianzas entre empresas estatales, cooperativas y campesinos independientes, Cuba incrementa a discreción la producción porcina con una meta a mediano plazo de lograr 200.000 toneladas de carne y descender los prohibitivos precios actuales para muchas familias.

El acuerdo en el que unidades estatales venden las crías al destete y les garantizan 70 por ciento del alimento a los productores individuales y el sector cooperativo para que las engorden hasta más de 100 kilogramos, llamó la atención de las y los delegados que asistieron en esta capital al VI Seminario Internacional Porcicultura Tropical 2015.

Este encuentro, que concluyó el 24 de abril, reunió a 200 especialistas, investigadores y productores de Alemania, Brasil, España, México, Venezuela, el país anfitrión y otras naciones para hablar sobre la reproducción y genética, alimentación, manejo, salud animal, protección del medio ambiente y bioseguridad, entre otros temas.

Según Carlos Vladimir Ortiz, director técnico y de desarrollo del Grupo de Producción Porcina (Grupor), “en la presentación inicial causó fuerte impresión nuestra experiencia en la crianza de cerdo y cómo lo hacemos con el productor privado: la reproducción se concentra en unidades especializadas con ejemplares de alta genética y la ceba con el productor”.

“Esta modalidad ha arrojado un resultado muy favorable: se han incrementado las producciones, la eficiencia de los indicadores productivos y los beneficios desde el punto de vista monetario para los productores y, para el Estado, que ha recibido mayor cantidad de carne”, indicó, en la cita organizada por el estatal Instituto de Investigaciones Porcinas.

Para quienes participaron en el seminario, agregó, resultó también de interés temas como la producción de alimentos nacionales a partir del uso del maíz local, el yogur de yuca y la miel B de la caña de azúcar, que contribuyen a disminuir las importaciones de piensos.

“La mayor limitante para el incremento productivo es la disponibilidad de alimento animal y estamos aprovechando soluciones nacionales. El pasado año recibimos 24.000 toneladas de miel y en 2015 serán 90.000 toneladas de este alimento, que los cerdos emplean muy bien en la etapa de producción de carne”, dijo Ortiz.

“Desde hace cuatro años no importamos carne de cerdo”, apuntó el director.

Y dentro del plan se contempla la solución para disminuir la alta carga contaminante de las excretas porcinas.

Roberto Sosa, director del Centro de Promoción y Desarrollo del Biogás, explicó la estrategia que sigue el país para el tratamiento de residuales a través de plantas de biogás.

“En la actualidad, disponemos de 1.600 biodigestores en manos de los productores, y este año aspiramos alcanzar otros 2.000”, destacó.

En 2014 Cuba alcanzó unas 160.093 toneladas, que sobrepasaron la producción récord de 1989, cuando se produjeron 102.403 toneladas. Este año el país proyecta llegar a las 175.000 toneladas y mantener un incremento de unas 10.000 toneladas anuales hasta lograr la meta prevista.

Sin embargo, se mantienen elevados los precios minoristas de la carne más consumida por la población cubana, de 11,2 millones de habitantes.

Los incrementos en la producción se destinan a la sustitución de importaciones y a los procesos industriales, en detrimento del consumo fresco o congelado de cubanas y cubanos, trascendió en la cita.

“Sucede lo mismo que con los frijoles, la producción crece de forma discreta pero eso no significa que hay más existencia en el mercado, sencillamente en esa misma cuantía se dejan de comprar fuera y por supuesto, los precios no bajan”, comentó Wilfredo Ponce, trabajador de un centro de educación.

La libra de carne de cerdo cuesta como promedio en los mercados estatales unos 25 pesos cubanos (un dólar), mientras que en los privados una libra de bistec puede alcanzar hasta 40 pesos cubanos (casi dos dólares).

Solo se encuentra por debajo de esa cifra en algunos municipios de la central provincia de Villa Clara, que ostenta los mejores resultados productivos del país.

En talleres, conferencias magistrales, sesiones de discusión de poster y giras a escenarios productivos, el encuentro revisó las principales líneas de investigación sobre el mejoramiento del fondo genético, reproducción, salud animal, desarrollo de tecnologías de producción a diferentes escalas dirigidas a la depuración de residuales porcinos integrado a la generación de energía renovable, abonos orgánicos y ahorro de agua. (2015)

 

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.