Trabajadores independientes producen software empresarial

En Cuba están registrados en la actualidad unos 440.000 cuentapropistas.

El trabajo por cuenta propia se abre camino en el conocimiento

Foto: Jorge Luis Baños

La Habana, 9 abr. – Un grupo de profesionales de la provincia de Holguín que trabajan por cuenta propia unieron sus experiencias y saberes en el emprendimiento JVL soft, de desarrollo de software, que comercializa un sistema de gestión empresarial a unas 70 empresas cubanas.

Según Víctor Varona Torres, uno de los integrantes de esta iniciativa, se trata de cuatro ingenieros informáticos, dos licenciados en economía y dos ingenieros industriales, quienes “nos hemos puesto de conjunto a formar algo que hemos llamado suite de gestión empresarial por la siglas de nuestro grupo”.

A partir de sus tesis de maestría y doctorado, crearon un software que “busca que la administración empresarial funcione en un entorno más amigable, y de más fácil manipulación por parte de los directivos”.

La Suite JVL soft cuenta actualmente con seis módulos, entre ellos el de plan de trabajo, núcleo central donde confluyen todas las actividades de la entidad; control interno, asociado a la Resolución 60 de la Contraloría General de la Republica; gestión documental, que promueve el conocimiento a través de la información; gestión de reuniones, y calidad y mercadotecnia.

“Todos tributan a la suite de gestión empresarial, que permite al directivo tener en un solo documento rector: el plan de trabajo individual, sus tareas y las de los diferentes trabajadores y directivos en los diferentes niveles en la organización”, explica Varona a la Redacción IPS Cuba.

Antes, cuenta, todos trabajábamos en empresas estatales y teníamos interés en desarrollar nuestras tesis de maestrías y doctorados. La suite nos ha permitido tener un mayor campo visual e incluirles aportes prácticos a las tesis, en las que normalmente lo teórico es mayoritario.

El proyecto dio a sus creadores la posibilidad de trabajar con un grupo de empresas de diferentes organismos, no solamente de la agricultura, sino también el Ministerio de Industrias, los poderes populares y salud pública, entre otras, lo cual les permitió ampliar los horizontes de la suite y ayudar al sector empresarial estatal de todo el país.

Este producto está basado en documentos rectores de la nación, instrucciones de los consejos de Estado y de Ministros, la Resolución 60 del control interno, las normas cubanas ISO 9000 y 9001, que les sirven a cualquier entidad, independientemente de sus peculiaridades, insiste Varona.

Uno de los módulos que más llama la atención es el de gestión de reuniones que posibilita, a través de la circulación en red de documentos, propuestas y opiniones, una mejor organización y disminución del tiempo de los encuentros presenciales.

A partir de las opiniones de quienes lo emplean y de la circulación entre empresas de los módulos ha crecido el número de clientes que solicitan su instalación, previo cobro de la tarifa establecida, hasta alcanzar la cifra de 70 entidades, no solo de Holguín, sino del centro y occidente del país.

“Como política, las nuevas versiones y actualizaciones no se cobran, en parte porque al cliente sugerirnos mejoras o criticar el producto nos está ayudando a incrementar las prestaciones e implementar funcionalidades, y según nuestro punto de vista es injusto que le cobremos al cliente por una idea que él nos aportó”, agrega el profesional.

No termina con este producto la creatividad de los integrantes de JVL soft, quienes hasta ahora no consideran convertirse en cooperativa. La cartera de desarrollo incluye mercadotecnia, innovación y planeación estratégica, que son módulos que se deben integrar a la suite.

De acuerdo con el ingeniero industrial, al insertarse en el mundo del trabajo por cuenta propia no se cuenta con un camino ya recorrido, ni un reconocimiento social, sino que tienen que irlo labrando y formando una opinión en el mercado y los clientes.

“Los inicios fueron un poco difíciles, pero en la medida en que avanza el tiempo la suite va ganando en experiencia y diferentes empresas van dando avales que ratifican que el sistema sirve y les funciona y responde a sus necesidades, lo que hace más fácil el camino”, apunta Varona.

Algunos tropiezos tienen que ver con la suspicacia que despiertan todavía las relaciones del trabajo por cuenta propia con el sector estatal.

“Nunca es fácil totalmente, siempre está la incertidumbre de que es un trabajador por cuenta propia, si están violando algo legislado, porque los directivos tienen sus temores, pero poco a poco hemos ido logrando que ese camino se vaya allanando un poco”, dice.

(2015)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.