Zafra azucarera quedó por debajo de expectativas

Autoridades cubanas afirman sin embargo que el sector continúa en ascenso y figura entre las prioridades del país.

Jorge Luis Baños - IPS

El azúcar sigue entre las prioridades del país.

La Habana, 9 jun.- La zafra azucarera cubana, extendida más allá del plazo previsto, terminó con una producción estimada extraoficialmente en alrededor de 1.300.000 toneladas, algo superior a lo alcanzado el pasado año. El gobierno se abstiene desde hace varios años de informar el resultado de sus producciones del dulce.

En la cosecha 2011 – 2012 operaron 46 ingenios, siete de los cuales se mantuvieron activos hasta principios de junio. Las fuertes lluvias de los últimos días de mayo imposibilitaron las labores de corte mecanizado de la caña y hubo que movilizar voluntarios para cortarla a mano.

Osiris Quintero López, especialista de análisis del Grupo Azucarero, dijo “que la caña dejada de moler por la arrancada tardía de 21 de los 46 centrales que hicieron zafra, unido al bajo aprovechamiento de la capacidad potencial y al incumplimiento de la eficiencia planificada, fueron los principales detonantes que dieron al traste con expectativas y planes”, según un reporte oficial de fines de mayo sobre el balance de la zafra azucarera 2011-2012, presidido en La Habana por el primer vicepresidente cubano Ramón Machado Ventura.

En ese encuentro, Quintero López señaló, además, que ciertos retrasos en algunas inversiones también tuvieron su cuota de responsabilidad en el desenlace final de la molienda. Desde el equipo de dirección del Grupo Empresarial AZCUBA, los niveles intermedios y en las unidades empresariales de base se cometieron faltas y errores que influyeron en la correcta preparación de la industria para enfrentar la molienda.

Según los análisis, el talón de Aquiles en general de la producción de azúcar fue la industria. Sus capacidades se aprovecharon solo al 60 por ciento, cifra inferior a la de la molienda precedente y a la fijada en el plan.

Quintero López analizó que del tiempo perdido total en la zafra, los mayores traspiés se concentraron precisamente en los altos niveles de rotura y las interrupciones operativas, junto a la falta de severidad a la hora de exigir en las fábricas por la calidad óptima de la materia prima, así como otras contravenciones de lo establecido, las cuales devinieron denominador común de la ineficacia industrial. “Debido a la ineficiencia, 68.000 toneladas de azúcar no alcanzaron a salir de las centrífugas”, apuntó.

Informó, además, que los siete ingenios que arrancaron en esta zafra después de varios años de estar inactivos no lograron las expectativas y molieron al 54 por ciento de su norma potencial. Por esa razón se dejaron de producir unas 27. 500 toneladas del dulce.

Aun cuando esta zafra es la mayor de los últimos ocho años y se logró crecer con una disminución del costo de la tonelada de azúcar de 33,78 pesos en relación con lo previsto, las reflexiones en el balance final subrayaron la necesidad de dejar atrás concepciones y rutinas obsoletas y todo lo que “huela” a ineficiencia.

Como aspecto positivo de la zafra 2011-2012 Osiris Quintero dijo que en sentido general la calidad del azúcar mejoró significativamente. Todas las empresas azucareras excepto Guantánamo han resultado ser rentables, con una ganancia superior a los 176.000.000 de pesos.

El sector azucarero sigue en ascenso y está en nuestras prioridades, afirmó a su vez Antonio Luis Carricarte, ministro en funciones del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, al inaugurar un seminario internacional por el aniversario 50 de la empresa Cubazúcar, auspiciado por esta entidad, la Organización Internacional del Azúcar (OIA), y el grupo empresarial AZCUBA, que reemplazó al Ministerio del Azúcar a finales del año 2011.

Durante ese evento, realizado durante la primera semana de junio, el vicepresidente de AZCUBA, Wilson Morell, refirió que en la venidera zafra se sumarán cuatro ingenios a los 46 que molieron en la recién concluida y que una cifra similar se incorporará a la de 2014 y dos más en la correspondiente a 2015.
Adelantó que el crecimiento de la producción, a partir del aumento de los rendimientos agrícolas y la renovación de las áreas, es una de las perspectivas esenciales para los próximos años.

Morell indicó que las inversiones estarán concentradas en elevar las zonas bajo riego de un nueve a un 27 por ciento, en renovar los equipos agrícolas y de transporte, y en el empleo de tecnología que garantice la calidad y frescura de las plantas. Agregó que el sector trabaja para lograr incrementos anuales en la producción de entre 15 y 20 por ciento en la entrega de azúcar.

El consumo interno de azúcar en Cuba asciende a entre 600.000 y 700.000 toneladas al año, en tanto exporta a China alrededor de 400.000 toneladas. También negocia algunas cantidades en los mercados internacionales (2012).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.