Home: El eclipse negro de la nación presentida

El realizador cubano Alejandro Alonso competirá en el Festival Internacional de Documentales Ji.hlava (Ji.hlava IDFF), en la República Checa, con Home, un enigmático corto que aquí se reseña.

Fotograma de Home, de Alejandro Alonso.

Foto: Cortesía del autor

La alienación alcanza un vórtice máximo de disociación caótica en Home, la más reciente película del realizador cubano Alejandro Alonso (Velas, Duelo, El proyecto, Metatrón, El hijo del sueño), quizás el más virtuoso constructor de alegorías audiovisuales de la fílmica nacional de estos tiempos, quien participará con la obra de marras en la sección competitiva “Fascinaciones” de la edición 23 del Festival Internacional de Documentales Ji.hlava (Ji.hlava IDFF), que transcurrirá del 24 al 29 de octubre venidero en la República Checa.

Con Home, el realizador desafía, definitivamente, las taxonomías canónicas y agotadas que cada obra suya ha retado sistemáticamente, casi como uno de sus principios rectores, aunque no como intención primera. El breve metraje (12 minutos) propone un amasijo pesadillezco de formas y sonidos, mezclados en una orgía de asociaciones y analogías posibles, más cercana que nunca a la mera experiencia psicodélica.

Menos lógico que nunca —aristotélicamente hablando, pero adscrito a otras coherencias de guisa lírica—, y por ende más libre en su expresión, Alonso logra exponer una miríada de sensaciones en un mayor estado de puridad que películas previas, cual gran avance en su periplo personal hacia la más plena libertad sensorial.

El montaje frenético hace que las imágenes se intuyan, se presientan, más que se logren fijar realmente en la retina y la mente. Ante los ojos receptores transitan grabados con mambises, el nombre de Cuba acompañado por inconexos fraseos en inglés, registros fugaces de fenómenos naturales muy violentos, mares de antorchas abstractas, personajes ignotos concediendo entrevistas ambiguas también en inglés. Una nebulosa cohorte de sugerencias, desafiantes de toda capacidad asociativa rígida.

Ya es casi imposible desligar a este creador del empleo orgánico de la película de 16 milímetros como soporte ideal para evocar las praderas mentales y representar el espacio multidimensional, atemporal y nunca lineal que contenemos en nuestras cabezas.

Alonso resulta aquí más sincero, al hacer muchas menos concesiones que nunca, frisando los bordes de la abstracción absoluta como manifiesto de su individualidad perceptual. Abre su cabeza en un acto de desnudamiento existencial y deja manar sin criba ni explicaciones la barahúnda de ideas que anidan en su mente. A los espectadores solo les queda engarzar libremente los fragmentos despedidos por la erupción cerebral (y visceral) que es Home.

Algo nítido —lo único— es que la Nación está presente, latente, hirviente, en todo el metraje. Más bien se trata de la relación de Alejandro Alonso con la Nación, a la que parece ver como una entelequia cada vez más leve y agonizante.

Con más intencionada evidencia que en su filmografía previa, Cuba aparece como una constante simbiótica en todos los flujos mentales que gotean de Home. Una constante que se transparenta y extraña exponencialmente, confundiéndose con las otras emanaciones oníricas desplazadas por todo el metraje de este ensayo audiovisual, con fuertes aires de videocreación.

La más usual ubicación que de Alonso se hace en el campo documental delata — por parte de los críticos, programadores y los propios eventos– una inercial (e insuficiente) taxonomía, además de un agotamiento definitivo de los nichos operativos clásicos, obedientes a un binarismo canónico vetusto a todas luces.

Aunque Home no deja de ser una documentación, cuanto menos honesta, del Yo que cada vez más protagoniza “documentales” cubanos como este, convirtiéndolos en verdaderas implosiones de sentidos, muy lejos de los aires reporteriles y registros expositivos más usuales cuando se habla y se piensa el campo genérico más vital e inquietante de la contemporaneidad fílmica nacional. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.