“Un cuento chino” para inaugurar el Festival

Harold López Nussa y El Solar de los Seis acompañarán el estreno que abre las puertas del cine latinoamericano en La Habana.

Un cuento chino, comedia que ha roto taquillas en Argentina, inaugurará el Festival.

Este primero de diciembre, a las 8:30 pm, será inaugurado el 33 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano con un espectáculo cultural que incluirá la presentación del cuarteto de Harold López-Nussa, quien invitará para acompañarlo al conjunto de música folclórica El Solar de los Seis.

Además, será exhibida la cinta argentina Un cuento chino, del director Sebastián Borensztein, uno de los filmes incluidos dentro de la selección oficial en concurso del Festival.

Harold López Nussa llevaba tiempo proyectando una alianza que le permitiera fusionar su música con elementos de rumba y otros géneros folclóricos. La primera noche del Festival echará a andar en vivo este proyecto, cuando los integrantes de El Solar de los Seis enciendan sus percusiones, y enlacen sus cantos y bailes con la música de Harold y las sonoridades jazzísticas de su cuarteto, compuesto además por Ruy Adrián López-Nussa (batería), Yandy Martínez (bajo) y Maiquel González (trompeta).

Trabajos de voces, trajes de colores, parejas de baile del panteón yoruba, tumbadoras, bongós, batás, articularán un singular diálogo rítmico con teclas, cuerdas, viento y percusión metálica, mezcla de jazz y rumba, prueba de fuego para esta alianza de grupos con teoremas musicales distintos, pero con mucho talento, que tendrán en sus manos el arranque oficial del festival habanero.

El espectáculo estará dirigido por el realizador Enrique (Kiki) Álvarez, con la producción de Javier González, mientras que Yoana Grass organizará la producción ejecutiva del concierto, Maikel Bárzagas estará a cargo del sonido y Carlos Eugenio Repilado realizará el diseño de luces.

No es la primera vez que Harold emprende una aventura en territorio cinematográfico. En 2009, la 8va. Muestra de Nuevos Realizadores se inauguró con la exhibición del material Memorias de la 7ma. edición, musicalizado por él y realizado por Daniel Diez y Marcelo Martín. Además, le puso música al documental Salvador de Cojímar, de Ernesto Sánchez, a los cortos El camino de las gaviotas (Alexander Rodríguez, Sergio Glenes, Bárbaro Joel Ortiz y Daniel Herthel), y 20 años (Bárbaro Joel Ortiz), de los Estudios de Animación del ICAIC y a varios cortometrajes de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños.

Su más reciente trabajo, y el de mayor envergadura por tratarse de un largometraje, se conocerá muy pronto, pues entre él y Ruy Adrián hicieron la música de Fábula, de Lester Hamlet, película en competencia en este Festival.

Con cuatro discos editados: el poco conocido Sobre el atelierCanciones, el único editado en Cuba; Herencias, que está por salir con el sello Colibrí; y El país de las maravillas; Harold ya prepara su próxima producción discográfica con Leo Brouwer, donde aparecerán obras de este ilustre intérprete y compositor.

Parece cosa de ahora, pero hace 40 años cinco músicos, Luis Chacón Aspirina, Guillermo Triana Crespo, Lázaro Riso Cueva, Manuel del Pino y Amado de Jesús Dedeu Hernández, tuvieron la idea de crear un conjunto que fusionara libremente la rumba con otras expresiones musicales.

Querían hacer algo diferente, novedoso, un proyecto abierto que incluyera a todo el que quisiera participar con ellos. Se llamarían El Solar de los Seis, porque querían ser como un “solar de seis habitaciones”, cada una de ellas ocupadas por muchos inquilinos, los cuales serían los invitados a participar en este proyecto “interactivo” de rumba, en este sueño que hoy tiene 40 años.

Hicieron algunas presentaciones, pero cuestiones administrativas les impidieron consolidarlo, aunque durante estas cuatro décadas sus distintos integrantes consiguieron que el grupo, a veces con diferentes nombres, nucleara en torno a su idea de la rumba, entre experimento y experimento, a grandes de la música popular cubana como Beatriz Márquez, Leo Vera, Evaristo Aparicio, Robertón y Mayito de los Van Van, Sexto Sentido, entre muchos otros, siempre unidos y bajo el estímulo de la base rítmica de El Solar de los Seis.

Desde hace nueve meses el grupo ha conseguido estabilizarse con ocho músicos regulares, bajo el mando de su fundador y director Amado Dedeu. Con presupuestos similares a los originales, El Solar de los Seis fusiona ritmos como rumba, guaguancó, columbia o yambó, mezclados con voces como sostén armónico (a veces a capella), con bailes folclóricos e instrumentos de percusión al uso, como la tumbadora, el batá y el bongó, y otros más raros como el cancabají, una jícara metida dentro de una cubeta de agua.

Una de las singularidades de este grupo es que trabaja la música yoruba desde otro concepto, pues no le cantan a un orisha específico hasta el estado de trance, como regularmente se hace, sino que los presentan en pareja, un hombre y una mujer, que encarnan a dos orishas vestidos con sus colores representativos: Changó en rojo y Oshún en amarillo, por ejemplo, o Yemayá en azul y Ogún en verde, donde ambos cantan alternativamente y terminan con un montuno en ritmo de guaguancó o columbia.

Otra variación que ha establecido el grupo es que a veces visten a los orishas con el traje tradicional, pero otras lo hacen con ropas modernas, aunque con sus colores representativos.

Además de su director, El Solar de los Seis lo componen Yamilé Zardiñas, Dámaris Driggs, Rubén Burnes, Fredy Ernesto Valdés, Vladimir Silvio Quevedo, Adonis Andrés Panter y Amado Dedeu García (hijo). Ya cuentan con un demo con seis números y se han presentado en sitios como El Palacio de la Rumba o La Peña del Ambia. Tienen además una peña fija en Habanaciendo, el Piano Bar de la Casa de la Música de Galiano, todos los miércoles de 6:00 pm a 12:00 am.

Cuando una vaca cae del cielo

En un tono cómico que tanto necesitan los festivales de cine, pero que pocas veces tienen, será continuada la inauguración tras el concierto con la proyección del filme Un cuento chino, una comedia que ha roto taquillas en Argentina, ha puesto a reír a carcajadas al público y ha potenciado la carrera ya cuesta arriba de Ricardo Darín, ahora con veta simpática.

Protagonizada por este y por el actor taiwanés Huang Sheng Huang, la película en competencia Un cuento chino cuenta la historia de un muchacho que en el momento de declararse a su novia, una vaca cae del cielo y mata a la chica. Este incidente hará que se conozcan los dos protagonistas, pues el chino viaja a Argentina a buscar consuelo en su único familiar vivo, pero como no sabe español no lo encuentra, y el otro, por solidaridad, decide ayudarlo.

Con estos dos personajes sin nada en común, con caracteres contrarios y vidas sin futuro, el director argentino Sebastián Borensztein consiguió narrar una historia muy agradable y nada superficial, un ejemplo de que el buen cine de autor en Latinoamérica puede ser también cómico y aun así competir en un festival.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.