Lenia Sainiut: “Me gustan los personajes que se imponen”

Entrevista a una joven realizadora cubana que se revela como una de las voces emergentes de la Televisión Serrana.

Fotograma del documental Más allá del tiempo.

Foto: Televisión Serrana

Lenia Sainiut Tejera León es una singular voz dentro del panorama audiovisual cubano. Recientemente premiada por el documental En contra del viento (2017), en el Festival Internacional de Cine de Gibara, Sainiut trabaja desde la Televisión Serrana. Sus personajes aman, sufren y van en un “tempo otro”, especialmente los femeninos, los que ella ha declarado como diosas de las montañas, como hijas de Cibeles que van más allá del tiempo.

En tus documentales las mujeres van de víctimas a heroínas ¿cómo ocurre el proceso?

De alguna manera, la mujer serrana ha sido protagonista en mi obra, pero no desde un punto de vista en que yo la sienta víctima. Son mujeres que tienen sus conflictos, que viven en medios abruptos, que se enfrentan a una existencia otra, quizás más difícil, por las circunstancias, por la geografía, pero que en sí nunca las he visto como víctimas. Las he visto como personas que se imponen y se sobreponen. Tienen muchos valores que brindar desde su postura, desde su historia. Nunca las he enfocado como víctimas, aun cuando el medio en que ellas se desenvuelven las proponga desde ese foco victimizante.

¿Cuántos riesgos hay en utilizar como categoría de representación la de mujer rural?

En primer lugar, las mujeres rurales tienen una realidad otra. Vivimos en un mundo muy rápido y de alguna manera el tempo en que ellas se desenvuelven es un poco más lento, y este puede ser uno de los riesgos a los que podamos enfrentarnos en este sentido, cuando trabajamos con ellas. Pero sus historias son tan humanas, hermosas. Los temas con que trabajamos son tan universales, que el tempo deja de ser un riesgo, porque de alguna manera conectan con el mundo y tienen mucho que mostrar y mucho con que enamorar. Creo que las historias de las mujeres serranas podrían ser tan interesantes como las historias de las mujeres en cualquier parte del mundo.

¿Cómo confluye en tu obra el contar historias no contadas de la macro-historia cubana y contar vivencias de la mujer cubana?

Fotograma del documental Las hijas de las Cibeles.

Foto: Televisión Serrana

La mujer, a lo largo de toda la historia de este país, ha tenido una presencia y un valor preponderante. Contar sus historias desde otro espacio, que de alguna manera represente cómo ellas siguen construyendo la historia de cada día, la que viene de nuestras raíces, y las que serán las historias de nuestros hijos en el futuro, me parece vital. Las mujeres serranas, en este caso, tienen mucho que aportar, porque de alguna manera estamos en un lugar donde la historia de Cuba nace; donde se forja de una manera muy fuerte; donde suceden eventos únicos, y ellas no estuvieron ausentes. Entonces, que ellas continúen construyendo una realidad que viene de esas raíces y que va a asegurar a través de su papel en la familia, en la comunidad, que esas raíces sigan fomentándose, pues me parece vital que ellas sigan estando presentes y que las personas conozcan de qué manera lo están.

¿Qué papel juega la ética en la no victimización de tus personajes femeninos?

Sin ética no puede haber documental, en primer lugar. Creo que es un principio al que todo documentalista, todo creador que se haya dedicado, enamorado, apasionado y haya decidido crecerse en este género, no debe faltar. No solamente con historias de mujeres, sino con cualquier historia que vayas a contar. En primer lugar, debes ser sincero contigo mismo y desde esa honestidad con lo que buscas, abres las puertas para poder llegar al corazón de la historia. Si no hay respeto a ese mundo, creo que no se completa, no se logra lo que se busca.

Trato de ser, más allá de una realizadora, un ser humano que se identifica con los conflictos de estas mujeres, con sus sueños, con sus historias, y de hallar a partir de ahí todos los valores que las mismas puedan darle al mundo. Todos los valores en los que ellas puedan autoreconocerse como seres humanos importantes, maravillosos. Me parece que, si se trabaja desde este punto de vista, no va a fallar la ética, ni la sinceridad, y vamos a tener un documental honesto y auténtico por sobre todas las cosas.

¿Has pensado tus documentales como vía de empoderamiento para las mujeres?

Nunca lo he enfocado de esa manera, más bien pienso en el autoreconocimiento. Aunque ambos conceptos tienen mucha conexión. Lo que busco, en primer lugar, es que se miren y digan “esa soy yo, esto es bueno, soy, tengo, doy…”, eso más que todo, ya de ahí a que suceda el empoderamiento es una cuestión que parte más del resultado de ese audiovisual realizado, que de sus ideas iniciales.

Existe en La hijas de Cibeles una evocación de lo que algunos han llamado el héroe anónimo, en el caso correcto, la heroína. ¿Cuánto de esto crees que ayuda a expandir una visión más diversa de la mujer en el audiovisual?

En Las hijas de Cibeles me enfoqué, sobre todas las cosas, en una generación que ya se va. Son mujeres de una tercera edad, que vivieron etapas que marcaron grandes hitos en la historia de este país, que además caracterizaron a través de sus vivencias, de sus maneras de apropiarse del mundo; ellas dijeron: esta es la mujer de este tiempo. Creo que hay diversidad en cuanto a que marcan la otra cara de la mujer cubana, de estos lugares, de esta geografía, con sus filosofías de vida, con sus inquietudes, con sus emprendimientos. Creí que era importante que no pasaran sus vidas sin que se documentaran.

La relación naturaleza-mujer constituye un tópico en tu obra. ¿De alguna forma contribuye esto a desmontar lo entendido como natural en la construcción de la feminidad y que simplemente es cultural?

Inevitablemente, me ha pasado que en mis obras, cuando hablo de mujeres, están relacionadas con la naturaleza, pero desde otra mirada, desde el mismo punto de vista con el que también he trabajado a los hombres. Creo en la naturaleza como principio humano y creo que, a partir de ella, todo se forja. El hecho de que estas mujeres estén situadas en lugares donde yo pueda hablar más profundamente de la naturaleza de las cosas y de la naturaleza que las rodea, ha sido algo que no se desprende.

La fe y, hasta cierto punto, la esperanza son tópicos en los documentales realizados en TV Serrana, en tanto son parte de la vida de los personajes que ustedes filman. ¿Existen particularidades en la forma de ver la fe tus personajes femeninos?

La fe se transparenta en mis personajes femeninos a partir de su mismo modo de apropiarse del mundo, de colocarse en él y de transformarlo. Me gustan los personajes que se imponen, que tienen retos muy grandes y que se sobreponen a ellos y salen triunfadores de eso retos. Estoy hablando de la fe en la vida, de la fe en un futuro mejor, creo en eso. De la fe en las cosas que creamos con nuestras propias manos para que el mundo sea distinto de una manera positiva. La fe, así como la naturaleza, está indiscutiblemente ligada a mis personajes femeninos, diría que a todos mis personajes, porque esos son los tópicos que me gustan.

Creo que mi obra se mueve en dos líneas fundamentales: la línea del conflicto, que es cuando hay una problemática, y eso te llega, te mueve; y la otra es la de historias inspiradoras… creo que al mundo le hacen falta. Estas son las líneas en que me muevo y en ambas hay mucha fe.

Reconocer el trabajo doméstico, no como una tarea asignada a las mujeres, sino como un trabajo válido, es una de las conquistas que más trabajo ha costado al feminismo. ¿Cómo has tratado de representarlo tú en tus audiovisuales?

El trabajo doméstico sale como algo que pertenece a la cotidianidad de mis personajes, lo enfoco más como algo tradicional, y respondiendo a la filosofía documental de enaltecer la realidad, lo miro desde ese punto de vista. De algo que forma parte de su mundo y, cuando dentro de ese trabajo hay algo que es interesante, poco habitual, trato de marcarlo un poco más. Es algo que no puedo manipular, pues es parte de su realidad.

Algunas de tus obras contienen un montaje paralelo de dos historias, relacionadas pero independientes. ¿Te interesa esta yuxtaposición?

Me interesa y me ayuda mucho llevar las historias en paralelo.Porque es como la oportunidad de moverte en dos tiempos, en dos mundos. Me parece que, de manera creativa, aporta mucho, enriquece y brinda información de otra manera, menos simple, menos tratada, pero sin caer en la manipulación.

En tu camino por la serranía en búsqueda de historias, ¿aún encuentras violencia contra las mujeres?

Todo el tiempo hablamos de que la mujer se ha levantado de su silencio, que juega otro papel, pero caminando y buscando sí queda mucho machismo, muchas miradas difíciles hacia la mujer. He pretendido de alguna manera, en ese camino recorrido, hacer realizaciones que hablen de esa realidad, poniéndome en un punto de vista donde la mujer reconozca que está en esa circunstancia, pero que también sea capaz de darse cuenta de que puede salir de ella. Creo que es el aporte que puedo hacer desde mis creaciones. Algunas veces lo he logrado, otras realmente no. (2017)

2 comentarios

  1. Caridad

    Lenia, excelente realizadora, que tuve el privilegio de conocer y trabajar con ella en la Radio de Manzanillo. Muchos más éxitos para su carrera profesional.

  2. carmen león guerra

    Bravo mi Lenita! Me estremecen tus sentidas y profundas palabras..Y yo sí sé que son de AALÁ DENTRO de tu ALMA…Caramba..te conozco desde siempre! Continúa así…y MEJOR…recuerdo que en una de las tantas entrevistas que me has concedido; sobrina de mi corazón; te pregunté acerca de la mejor obra que has creado, según tu punto de vista, y respondiste: Tía, digo, Periodista, -…aún no he creado mi obra MAESTRA…cada historia que me atrapa, me reta a seguir buscando otra y otra…La Mejor?…pienso vivir aún….para junto a esa existencia…lograrla UN DIA. te abrazo con esa fierza que siempre lo hacemosa mi lind a L. S ainiut.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.