Actualización de la ley migratoria en Cuba: aspirando a ser menos isla

Una mirada a las repercusiones en la blogosfera cubana de la reforma migratoria.

Jorge Luis Baños - IPS

La medida pudiera beneficiar a unos 100.000 cubanos residentes en Estados Unidos

Desde que en agosto de 2011, durante las sesiones del parlamento cubano, el presidente Raúl Castro mencionara la voluntad de modificar la política migratoria cubana, millones de personas dentro y fuera del país esperaban la llegada de una reforma que restituyera el libre desplazamiento.

Fue necesario que pasara algo más de un año para que, finalmente, quedara aprobada por el Consejo de Estado la actualización de la Ley No.1312 “Ley de Migración” del 20 de septiembre de 1976. La medida ha sido acogida por la población de la isla con una mezcla de alegría y escepticismo y, desde Internet, comienzan a leerse los primeros debates de la ciudadanía sobre los caminos posibles de este conjunto de regulaciones.

El anuncio de la actualización de la ley fue compartido desde los blogs y las redes sociales Twitter y Facebook. Un análisis de las menciones “relevantes” (retweeteadas o que contienen enlaces) a la frase “política migratoria Cuba” a través de Topsy da cuenta del vertiginoso incremento durante los días 14 y 15 de octubre de las referencias a la conjunción de dichos términos en la red social Twitter. En el lapso de unas horas los términos fueron de cero menciones a más de mil, llegando a las 2.554 el día 15, cuando fue anunciada por los medios nacionales de comunicación la actualización de la ley.

Gráfico de las menciones de los términos “política migratoria Cuba” en la red social Twitter

Uno de los objetivos de la reforma es “garantizar que los movimientos migratorios continúen realizándose de forma legal, ordenada y segura”, señala el documento oficial. Según el presidente cubano Raúl Castro, las presiones ejercidas por el gobierno de Estados Unidos hacia Cuba condicionan las relaciones migratorias con este país.

En este sentido, el bloguero Iroel Sánchez, autor de La Pupila Insomne, señala: “el gobierno de Cuba ha dado un importante paso de alta significación política en una decisión soberana que tal vez a algunos -ignorantes de esas realidades- pueda parecer insuficiente pero es hora de exigirle a Estados Unidos el cese de una agresión que es el principal obstáculo al ejercicio pleno de los derechos de los cubanos.”

Sin embargo, el joven bloguero Alberto Yoan, autor de “Desde el Viejo Mundo” y residente fuera de Cuba, reclama una mayor atención a un sector nada despreciable de la sociedad cubana, que pretende participar en calidad de iguales en la construcción del país. “Paulatinamente se adoptarán otras medidas relacionadas con el tema migratorio apuntan en la nota (refiriéndose a la nota publicada en los medios de prensa nacionales). Ojalá sea pronto y tengan en cuenta a quienes vivimos fuera de Cuba”, expresa al final de su post.

Otra de las voces inconformes con los derechos de la población emigrada es Carlos Alberto Pérez, quien desde su blog La Chiringa de Cuba manifiesta su desacuerdo con las limitaciones impuestas por la ley para las visitas de emigrados cubanos, a partir de criterios políticos.

En este sentido, Pérez se pregunta: “¿Dónde queda el legítimo derecho de quienes emigraron ilegalmente a volver a entrar a su país, a ver a su familia a reencontrarse con sus amigos y sus raíces? ¿Hasta dónde hay realmente una voluntad común de la nación cubana si imponemos “castigos” a quienes se acogen a la Ley de Ajuste Cubano? ¿Qué pasa con los médicos y deportistas que desertaron, están condenados de por vida? ¿Y qué hay de aquellos a los que el sueño del primer mundo no los convence y quieren volver a su país, por qué no se eliminan las trabas que hoy existen?”

Pero, sin dudas, el apartado más polémico de las nuevas regulaciones es el decreto 306, el cual regula el tratamiento hacia los cuadros, profesionales y atletas que requieren autorización para viajar al exterior.

En su artículo 3, el documento señala: “la autorización para viajar al exterior por asuntos particulares de los sujetos comprendidos en las categorías establecidas en el Artículo 1, es facultad de los jefes de los órganos, organismos, entidades nacionales, consejos de la Administración y organizaciones superiores de dirección empresarial autorizadas, en lo adelante jefes facultados”.

Con las modificaciones de la ley migratoria, la mayoría de las voces críticas se centran en estas restricciones para la salida de un amplio grupo de sectores de la sociedad. Sobre este tema, el editor de la revista Espacio Laical, Roberto Veiga, realizó serias objeciones a “las restricciones al derecho de viajar de algunos ciudadanos y la ausencia de garantía del universo de derechos de los cubanos residentes en el exterior”.

Por otra parte, el Cuba StudyGroup reconoció la medida como un paso positivo que podría reducir “el aislamiento del pueblo cubano y aumentar los contactos entre los Estados Unidos y la sociedad civil cubana”.

De manera general, la medida pudiera beneficiar a unos 100.000 cubanos residentes en Estados Unidos que no pueden entrar al país por haber emigrado ilegalmente, señala el sitio digital Café Fuerte.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.