16 años es mucho tiempo

Una atractiva campaña de comunicación demanda la liberación de los cubanos Gerardo Hernández, Antonio González y Ramón Labañino.

Tomado de Cubadebate

Activista estadounidense desfila frente a la Casa Blanca.

Un grupo anónimo de “jóvenes creativos” ha realizado una campaña de comunicación orientada hacia el público eswtadounidense para sensibilizar la opinión pública y, finalmente, liberar a tres de los cinco espías cubanos que aún cumplen condenas en los Estados Unidos.

 

De nuevo Internet se convierte en medio para estos mensajes que abogan por conceptos completamente diferentes a los utilizados en años anteriores. En el tratamiento propagandístico del tema de la liberación de los cinco se puede hablar ya de un viraje que comenzó el año pasado con la estrategia de las cintas amarillas.

Luego de agotarse todos los recursos legales, solo queda la posibilidad de mover la opinión pública mundial y, sobre todo, doméstica, para lograr la excarcelación de Gerardo Hernández, Antonio González y Ramón Labañino en los Estados Unidos.

Los creadores utilizan una identidad sencilla sobre la base del popular recurso de los dibujos animados e intentan explicar, con un gran poder de síntesis, todo lo ocurrido en el caso de estos espías en los últimos 16 años.

“Los videos forman parte de una nueva campaña que comienza por los Cinco. La campaña está enfocada en el público estadounidense, fundamentalmente. Nuestro objetivo es utilizar las redes sociales y los nuevos medios de comunicación para dialogar e interactuar con nuestros públicos. Tratamos de utilizar estéticas modernas y con las últimas tendencias visuales” comentan los autores.

Con una infografía, videos en Youtube, cuentas en casi todas las redes sociales: Twitter, Facebook, Instagram, Pinterest, y además el ciento por ciento de su contenido en inglés, esta campaña muestra las nuevas y ambiciosas intenciones para llegar a la opinión pública de los Estados Unidos.

Sería más efectivo pensar en una campaña más global que incluyera varios idiomas, pensada no solo para el público estadounidense, sino también para grupos de solidaridad cuya lengua materna es el francés, italiano, portugués y español. Este último también ayudaría a insertarse y fortalecer la percepción del tema que tienen los cubanos, pues las campañas dirigidas hacia el público nacional no cuentan con la calidad, creatividad e impacto de “16 años es mucho tiempo”.

A propósito del nombre, tal vez hubiese sido bueno preguntarse la pertinencia de marcar temporalmente la campaña con 16 años y dejarla casi inutilizable para acciones comunicativas a desarrollar cuando se cumplan los 17, si no se ha logrado el objetivo de liberarlos.

Luego de publicada una nota sobre la infografía y el trabajo de este grupo creativo en Cubadebate, un cibernauta, Rafa, asegura que es lo mejor que ha visto en mucho tiempo: “este producto es altamente consumido por los americanos… a darle difusión”. Yoel sugirió que “para el próximo, ojalá y hagan uno en español también para los que hablamos ese idioma”.

En tanto. Lianet argumentó que este es un buen ejemplo de cómo deberían ser nuestras campañas comunicativas: atractivas, amenas, potables, bien pensadas. “Estoy segura de que tendrá mayor aceptación e impacto que cualquier collage de fotos con tipografías recias. Ahora solo falta pensar cosas como esa para el público cubano”.

Harold Cárdenas cierra la cadena de comentarios diciendo que “hace rato no veía algo con tanta buena factura. Eso es buena comunicación política, que debemos replicar para eliminar el proselitismo y el personalismo barato que nos han dañado tanto. Mis felicidades a los autores, me gustaría conocerlos”.

Por otro lado, en Twitter la cuenta @16yearsis2long ha tenido gran actividad, aunando en solo tres días más de 410 tuits.

En Youtube, el video principal que, al igual que la infografía, explica la historia de los cinco cubanos, ha tenido más de 780 visualizaciones

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.