Activismo cubano saborea el poder de las redes sociales en Internet

Varias polémicas en redes sociales muestran un empoderamiento ciudadano y creciente debate digital sobre derechos sexuales en Cuba.

Iniciativas gráficas de reconocidos emprendimientos privados lanzan la campaña #Mifamiliaesmuyoriginal en apoyo al matrimonio igualitario en Cuba.

Si algo demostraron claramente las sesiones en julio del parlamento cubano relacionadas con la discusión del anteproyecto de Constitución de la República, es que a muchas cubanas y cubanos les interesa polemizar sobre el matrimonio igualitario en la isla caribeña.

La discusión sobre si aprobar o no la unión de personas del mismo sexo no solo ocupó buena parte de agenda parlamentaria, sino que abarrotó las redes sociales antes, durante y después de la reunión que abarcó el 21 y 22 de julio.

Previo, varias denominaciones protestantes de la isla caribeña difundieron mensajes aludiendo al “diseño original” de familia y en contra del matrimonio igualitario. Así ensalzaron una polémica en espacios físicos y virtuales que todavía hoy genera diversos y enérgicos encontronazos.

#Mifamiliaesmuyoriginal

Bajo este hashtag, diversos proyectos, instituciones y activistas lanzaron una campaña en redes sociales para promover y apoyar la aprobación del matrimonio igualitario.

Pegatinas, carteles, marcos para perfiles en redes sociales y otras iniciativas ciudadanas, colmaron las plataformas digitales como muestra de una participación civil en un debate, muchas veces constreñido en los escenarios tradicionales.

Proyectos privados de creación gráfica como La Marca y Clandestina crearon y se hicieron eco de propuestas visuales basadas en el concepto Mi familia es muy original, que ha generado cientos de seguidores en diversas redes como Facebook y Twitter.

Para Yosiel Álvarez, la proposición gráfica muestra la mejor imagen de familia cubana que alguna vez haya visto.

También han circulado mensajes de creyentes en Cuba que manifiestan su desacuerdo con la posible legalización, que se haría efectiva luego de la reforma constitucional que implica un referendo y la actualización posterior del Código de Familia (1975).

El tema se ha vuelto viral, y bajo otros hashtags como #todossomosoriginales, se ha debatido durante las últimas semanas.

#ConMisAmigosNoTeMetas

Por si fuera poco el amplio debate suscitado por el referente del anteproyecto constitucional al matrimonio igualitario, ya las redes sociales estaban efervescentes con la discusión desatada por la expulsión de una pareja homosexual de EFE, un exclusivo bar habanero.

Algunos reconocidos artistas y activistas llamaron al #boicotEFEbar, con la intención de crear opinión pública respecto a varios incidentes de este tipo.

Incluso existe como precedente, un hecho asociado también a discriminación homofóbica acontecido en 2015 en el también popular KingBar de la capital cubana. Entonces integrantes del proyecto Arcoiris dijeron que se les negó la entrada al lugar por razones discriminatorias y realizaron una intensa oleada digital en contra del establecimiento.

Pero el escenario actual ha cambiado.

En 2015 la polémica sobre KingBar se redujo a algunos activistas y hoy se sumaron por decenas a la cuestión relacionada con EFE; tanto que populares actores como Luis Alberto García no pudieron resistir el debate.

Para el protagonista del filme Clandestinos (1988), “será larguísima y harto compleja la campaña por conseguir respeto real para muchos seres humanos que tienen todo el derecho del mundo a ser distintos en un aspecto de sus vidas, pero que son igual de inteligentes, sensibles y luminosos que la mayoría”.

“Ellos merecen tener los mismos derechos. Ni más ni menos”, apuntó.

A estas declaraciones le acompañaron cientos de comentarios, y en otros perfiles decenas de usuarios se sumaron a la campaña #ConMisAmigosNoTeMetas.

De igual forma, el propio bar tuvo que brindar una respuesta que a algunos activistas y lectores pareció insuficiente. Inclusive el estatal Centro Nacional de Educación Sexual emitió un comunicado al respecto.

Tal fue la creciente polémica que algunos blogs y espacios personales se hicieron eco de algunas normas para sancionar la homofobia y el racismo en el trabajo privado en Cuba, publicadas el 10 de julio.

En estos casos, una multa de 2.000 pesos y la cancelación de la autorización para ejercer la actividad por el plazo de hasta dos años, pudieran ser las sanciones ante estos hechos de discriminación.

Aunque el propio Luis Alberto García aclaró que el dilema no es exclusivo de los negocios privados.

“En infinidad de establecimientos, monasterios y ministerios cubanos no quieren saber nada de esas ´gentuzas´,  ´depravadas´ y ´debiluchas´ contra natura”, enfatizó.

Según el actor, “hay que cambiar prejuicios en TODA la nación cubana. La de derecha y la de la izquierda. Dentro y fuera del archipiélago. O no seremos nación”.

Redes de denuncia

Las polémicas sobre diversidad sexual que ocupan las plataformas digitales en las últimas semanas, brindan un nuevo panorama sobre el debate político en la isla caribeña.

Para el bloguero y activista Francisco Rodríguez Cruz, las redes sociales en Internet son un escenario de participación política relativamente nuevo y creciente, que en Cuba complementa las opciones, no pocas veces demasiado formales o uniformes, que ya teníamos para el intercambio de ideas.

Comentó en un artículo que estos escenarios parecerían ser, en el contexto cubano, una alternativa mucho más flexible, horizontal y visible para la confrontación directa entre diferentes posturas políticas.

Rodríguez explicó que los entornos digitales pueden reactivar y hasta crear militancias que no existían o eran muy poco visibles como para conseguir una real incidencia política.

En ese sentido, temas como la discriminación racial, de género o por la orientación o identidad sexual; la protección animal y del medio ambiente, entre otros, son abordados con frecuencia en estos espacios, de manera participativa.

“En más de una ocasión ya consiguieron saltar del escándalo o la presión mediática, para lograr soluciones o acciones específicas por parte de las instituciones o entidades responsables”, sumó.

Los sucesos de EFE Bar y el diseño cubano de una familia inclusiva son el ejemplo. Y pudieran ser más. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.