AUGE indica cómo desarrollar negocios en Cuba

Aunque atienden todo tipo de emprendimiento, el equipo elaboró una cartera específica de productos para los desarrolladores.

AUGE divide sus servicios hacia dos tipos de clientes: los que comienzan de cero y los que ya tienen un negocio,, opinan sus artífices.

Foto: Cortesía de los entrevistados

Cuatro jóvenes cubanos con experiencia en el mundo empresarial decidieron aventurarse en un novedoso proyecto, en el cual invirtieron su único y más valioso capital: sus conocimientos.

Ellos son: Lyly Díaz, diseñadora gráfica; Frank Orta, economista con una maestría en Administración de Negocios; Suselmis Martín, comunicadora social, y Oniel Díaz, biólogo de formación con estudios de maestría en Relaciones Internacionales y un diplomado en Comercio Exterior.

Solo tenían en común las ganas de realizarse económica y profesionalmente dentro de Cuba, sin tener que abandonar el país como otros muchos jóvenes.

Por ello, hace más de dos años, en octubre de 2014, fundaron AUGE, un pequeño negocio privado enfocado al desarrollo de negocios.

“Empezamos por hacer una investigación en la cual visitamos 128 negocios particulares de Playa, Plaza y La Habana Vieja, a manera de ‘cliente espía’. Habíamos hecho un análisis previo de qué cosas íbamos a observar, como por ejemplo la ubicación, dimensiones físicas, segmento de mercado, tipo de servicios y ventajas competitivas. Cada análisis terminaba en ¿qué oportunidades de mejoras vemos en cada uno de esos negocios?”, explicó Oniel Díaz.

“Este fue un estudio muy preliminar que nos proporcionó una valiosa información para conocer las falencias de cada negocio. Sobre esos desatinos construimos una oferta de servicios. Después fuimos a tocar puertas. Una mezcla de buena suerte con el hacer bien nuestras tareas, hicieron que nos contratara el primer cliente al que le tocamos la puerta”, manifestó Díaz.

AUGE ha trabajado con más de 30 clientes, abarcando una buena parte del abanico de negocios privados permitidos: restaurantes, bares, gimnasios, spa, peluquerías y equipos de desarrollo de software.

Para estos últimos han creado una cartera específica de productos, debido a su exponencial crecimiento.

“Ese sector posee ilimitadas opciones de expansión. En Cuba existe un grupo grande de muchachos creando soluciones informáticas que no tienen nada que envidiarles a otras fuera del país. Lo único que están esperando para desarrollar su potencial es una mayor conectividad. ¿Te imaginas cuánto pudieran aportarle a la tan ansiada informatización de la sociedad?”, valoró el emprendedor.

Y puso como ejemplo que, en enero último, durante el Encuentro Social de Desarrolladores de Software (ESD), se propició una buena oportunidad, que planea vincular a través de un taller al grupo empresarial del Ministerio de las Comunicaciones con los desarrolladores del sector privado.

“No se puede ver al mundo del emprendimiento desconectado de la economía nacional. Hay que entablar un diálogo entre los emprendedores y los funcionarios para que exista un espacio donde se puedan buscar soluciones y construir cosas beneficiosas para todos”, afirmó el cofundador de AUGE.

Según Díaz, uno de los principales factores de éxito de su proyecto está en la capacidad de escuchar a sus clientes, conocer lo que necesitan, armar un equipo con ellos y construir una solución entre las dos partes. Además, este equipo ha sabido combinar las herramientas de marketing tradicional con aquellas vinculadas a las nuevas tecnologías.

“Con cada negocio insistimos en que deben invertir en hacer un sitio web y perfiles en las redes sociales, porque a pesar del bajo porcentaje de penetración de Internet en la isla, hay un crecimiento constante. Hoy existen 1,6 millones de cuentas nautas, ese es el futuro y hay que labrarlo desde ahora. No obstante, lo primordial es construir un discurso claro y atrayente”, continuó.

AUGE divide sus servicios hacia dos tipos de clientes: los que comienzan de cero y los que ya tienen un negocio.

Para los primeros, “hacemos todos los análisis preliminares necesarios para lograr que un negocio arranque sobre base firme y minimice los errores futuros. Ahí están los test de concepto y de mercado, análisis de la competencia, estudios de factibilidad, diseño de la entidad corporativa, eslóganes comerciales, asesoría legal y estrategias de lanzamiento”, reveló Díaz.

Para los segundos, “realizamos diagnósticos integrales o les resolvemos un problema específico. Además, elaboramos estrategias de comercialización y análisis desde el punto de vista de marketing, planes para la solución de problemas y su implementación”, concluyó este emprendedor. (2017)

 

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.