Beats en la escena musical cubana

Se trata de la revista digital Beat135, que se enfoca en el desarrollo de la música electrónica en Cuba.

Foto: Cortesía del entrevistado

En el espectro artístico cubano, la música electrónica se ganó un espacio y fieles seguidores, aunque no es la más antigua, ni la más fuerte, ni la más alternativa de todas las manifestaciones musicales de la escena cubana.

El uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación también ha potenciado la difusión de este género. Uno de los proyectos más interesantes resulta ser la revista digital Beat135.

La publicación constituye una novedad en el Movimiento Cubano de Música Electrónica, que tiene dos iconos en grandes festivales: el extinto Rotilla y el actual Proelectrónica, aunque en cada cabecera provincial del país existen seguidores con un mayor o menor grado de organización y convocatoria.

Sobre la revista, sus públicos y perfil editorial, la Redacción de IPS Cuba conversó con su fundador, Javier Machado.

Él es de Santa Clara, tiene solo 19 años, estudia en la Facultad de Medios Audiovisuales y sorprende con cada palabra. Sus palabras rezuman la “radicalidad” de su pasión por la música electrónica.15036291_1803395843235744_8272019187802214842_n

REDACCIÓN IPS CUBA: ¿Cómo te acercaste a la música electrónica?

JAVIER MACHADO: Mis inicios en la música electrónica fueron cuando tenía 14 años. Entonces, una carpeta de música electrónica llegó a mis manos y las de mi hermano. Tenía un video del festival Proelectrónica en su primera edición, que nos dejó atónitos. A partir de ahí decidimos probar suerte en ese género.

Soy demasiado radical con la música electrónica y puedo no discriminar entre lo que está sucediendo actualmente, que es la división entre underground y música comercial. Defiendo la buena música electrónica. Si es comercial o alternativa no importa, porque son mecanismos de la industria musical.

IPS CUBA: ¿Qué significa Beat135?

JM: Es un término muy utilizado en el género. Los beats son las pulsaciones y se miden por minutos y bpm viene siendo el tempo que tiene determinando tema musical. También quise romper con todo lo que hasta ahora ha categorizado a la música electrónica, que es la utilización de términos como electro y dj.

Y la elección de 135 es muy curiosa y se relaciona con el beat. En la música electrónica hay temas con más downtempo, que pueden llegar a 50 u 80 y otros de 180 bpm. La música electrónica es muy libre en ese sentido. El número 135 viene a ser el promedio y es una forma de representar que la música electrónica tiene un amplio espectro de velocidades.

IPS CUBA: ¿Por qué se hace necesario crear una revista de este tipo?

JM: La idea surge en mi segunda participación en el Festival Proelectrónica, en 2014. Es increíble como en el Movimiento Cubano de Música Electrónica hacía falta un medio donde se pudiera difundir toda la escena, tanto comercial como underground, artistas menos conocidos, difundir el trabajo que se está haciendo desde hace más de 20 años.

Queremos con Beat135 hacer entender a las instituciones gubernamentales las necesidades de potenciar este género, porque ahora mismo yo no me siento muy identificado con el trabajo del Laboratorio Nacional de Música Electroacústica, por ser habanecentrista, por ejemplo.

Quiero ampliar los horizontes de lo que pudiera ser ese movimiento cubano porque no solo es una escena en La Habana, hay un movimiento fuerte en Holguín, Santa Clara, Camagüey, Santiago de Cuba, Matanzas y habrá muchos más.

Con la revista queremos lograr una confluencia de todos los artistas y hacerlo por solidaridad, no crear bandos dentro de la música electrónica. La idea de la revista es, sobre todo, unificar también a la gente y conectar con todos los públicos que existen hoy en Cuba.

Queremos llamar la atención hacia este tipo de música e incluir a críticos: Tenemos secciones como “Propuesta a bordo”, una suerte de cartelera de eventos de música electrónica en todo el país; nos gustaría dar luz sobre los programas de radio de música electrónica en el país que no se escuchan mucho; tenemos una sección de tutoriales para que los productores aprendan no solo a hacer música electrónica, sino a tener nociones para crear determinados sonidos. Otra de las secciones que quisiéramos mantener fija es “Video Beat”, que estará dedicada fundamentalmente a los videoclips de música electrónica cubana. Queremos buscar arte y estética y lograr que la música electrónica pueda ser un vehículo al arte.

IPS CUBA: ¿Cuántas personas trabajan en la revista?

JM: Somos un equipo pequeño, de 10 personas. Nos golpea el equipo de redacción, pues somos muy pocos escribiendo, estamos a punto de lanzar un remaster de la revista, que nació en julio de 2015 cuando me tomé la libertad de diseñarla. Hemos atravesado una serie de obstáculos como el cierre -sin ningún argumento- de nuestro sitio en la plataforma de blogs cubana Cubava.

Y nuestro sitio tenia retroalimentación, comentarios, cientos de personas llegaban y en un momento álgido, como fue el concierto de Major Lazer en La Habana, todas las visitas redirigían a nuestro sitio por el nivel de actualización y originalidad de nuestras propuestas.

Actualmente le damos los toques finales al sitio web nuevo sobre la plataforma de WordPress y lo lanzaremos junto con el remaster de la revista; ahí tenemos feedback con el público, pero nuestro trabajo más fuerte es en las redes sociales.

Las redes sociales lo son todo ahora mismo, Cuba está dando un paso al acceso web, los proyectos nuevos o viejos deberían encarrilarse en esta estrategia de comunicación, pues si no quedan en el camino.

Gracias a las redes sociales hemos alcanzado cotas impresionantes de interacción y tenemos seguidores nuevos cada día, también hemos logrado que se conozca el trabajo nuestro fuera de Cuba, el mundo nos ve a través de Facebook y de esa forma queremos expandirnos y que se conozca que en este país hay una escena y necesita promoción, queremos remover el cliché de que la cultura cubana es salsa y rumba. Somos mucho más: Cuba puede ser ron y rumba pero también hay música electrónica, hay rock y hip hop.

A partir de enero la revista será bimensual, porque es un contenido muy difícil de generar y muy específico. Deseamos generar contenidos y centrar la revista en el 80 por ciento de sus contenidos en la escena de música electrónica cubana.

Un comentario

  1. Carnota del Pino

    Excelente propuesta, me fascina la música electrónica y esta revista me gustaría leerla.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.