Cuba comienza a acortar brechas monetarias

El Consejo de Ministros cubano aprobó recientemente el inicio del proceso hacia la unificación monetaria.

Jorge Luis Baños

Cuba comenzó a dar pasos con vistas a la unificación monetaria como respuesta al Lineamiento número 55 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, aprobado por el VI Congreso del PCC, que plantea: “Se avanzará hacia la unificación monetaria, teniendo en cuenta la productividad del trabajo y la efectividad de los mecanismos distributivos y redistributivos. Por su complejidad, este proceso exigirá una rigurosa preparación y ejecución, tanto en el plano objetivo como subjetivo”.

Una nota oficial publicada en todos los medios cubanos da fe de ello y ha provocado disímiles comentarios. Aunque la medida no resolverá por sí sola los problemas de la economía cubana, sí pretende restaurar el valor del deprimido peso cubano.

Algunos internautas muestran su entusiasmo, como es el caso de Dianita, en los espacios participativos de la revista digital Cubahora: “ya, al fin, qué buena noticia esta…me siento esperanzada”. En tanto, José declara su incertidumbre: “¿qué pasará, cómo será? Se jura que no serán afectados los que tienen ahorros en CUC, vamos a ver… porque solamente en un año han bajado las tasas e intereses de esas cuentas de ahorro y eso, sin anuncios previos”.

Desde Facebook, Alexey Moreno asegura que no es una tarea fácil, pero la economía cubana requiere de este gran cambio: debe paulatinamente ir hacia una sola moneda; el tener dos trae muchas dificultades.

El periodista Ariel Terrero, experto en temas económicos, explica –citado por On Cuba– que “en Cuba, tenemos tanto dualidad monetaria como dualidad de tasas de cambio, y eso genera una enorme cantidad de distorsiones, sobre todo para el sector de la economía empresarial, que tienen efectos sobre el resto de la economía.”

A decir del periodista, uno de los beneficios de esta medida será el establecimiento de “nueva tasa de cambio que esté más acorde con la realidad.” Terrero aclaró que habrá que buscar un punto de convergencia monetaria que “realmente exprese la realidad de la economía cubana, sobre todo, para el sector empresarial.”

Uno de los pasos más difíciles será devaluar la tasa de cambio oficial del peso cubano para eliminar la dualidad monetaria y unificarla con la tasa de cambio en Cadeca, y así darle convertibilidad al peso cubano en el sector empresarial.

“Cuando se dice unificación monetaria es que, definitivamente, quede una sola moneda (nuestro pesito con Martí, Maceo, etc.) y cambiaria significa que finalmente llegaremos al uno por uno en vez de uno por 25…Muy importante los dos conceptos, ambos deberán encaminarse, si no, no hemos hecho nada” argumenta Leimy en Cubahora.

En el mismo espacio, Alex no parece estar muy contento: “Veo muchos criterios alegrándose con el anuncio sobre el inicio del cronograma del cambio de moneda, y puedo ver en muchos criterios la incertidumbre que siempre caracteriza cualquier proceso en nuestra isla, nunca nos queda claro cómo se harán las cosas y todo será para nosotros como una caja negra, no con mucha participación que digamos.(…) Claro, me imagino que desde el punto de vista financiero los cambios sean profundos, la preparación de los sistemas contables para trabajar en una sola moneda y la influencia de que el CUC deje de ser un mecanismo para controlar la inflación y de recaudación”.

Soraya Hurtado comenta en Facebook que “se toma el camino que la misma economía estaba pidiendo a gritos, camino que favorece a todos. La doble economía en las empresas estaba tirando el país por la ventana. Es una medida que necesita, o se apoyará, de otras medidas u otras decisiones que emparejen la vida de los cubanos que viven una economía personal descontrolada, con salarios muy bajos (CUP), productos de primera necesidad en CUC y una sobrevaloración de 25 por uno entre uno y el otro”.

Desde los blogs también emergen opiniones diversas, Tranquilizar a la moneda o unificar a las masas, por ejemplo, es la entrada publicada en la bitácora Las 4 y 20, de Gretel Díaz. “Desde hace algún tiempo los bolsillos cubanos esperaban oír algo parecido a eso de que en las tiendas que venden en pesos convertibles (CUC) se podrá pagar con tarjeta magnética con fondos en CUP y en algunos lugares se podrá comprar con esa moneda, pero con el equivalente actual de la tasa de cambio de Cadeca.

“Pero, ¿y el aumento de salario? Para muchos sería el mismo perro, pero con diferente collar. O, ¿esto será solo el inicio de la cadena? No lo sé, nadie me ha respondido. Aunque mi razonamiento lógico cree que más adelante las aguas tomarán un rumbo más adecuado a lo que se pide o se necesita, pero poco a poco. Es que este es un proceso sumamente complejo que necesita de un fuerte respaldo económico, el cual sabemos que es muy pobre”.

En Chiringa de Cuba, Carlos Alberto hace una pregunta a sus ciber-lectores: “¿Qué cree usted que suceda con el proceso de reunificación monetaria, recién anunciada su puesta en marcha por la dirección del país, teniendo en cuenta es este un proceso mucho más complejo y profundo que determina el futuro de la nación?”

A lo cual responde Rey David: “vamos a ver en qué termina el invento, los de Miami terminaremos mandando más dinero a la familia, te recogerán el dólar a un precio y te venderán más alto y con limitaciones, cambiarán la moneda para dejar enganchado al que tenga el dinero bajo el colchón”.

Por su parte, Paquito el de Cuba publica en su blog una crítica a la nota oficial relacionada con la unificación monetaria. El periodista comprende el orden lógico que plantea la nota sobre la necesidad de comenzar los cambios principales en el sector de las personas jurídicas.

“Lamentablemente, la medida más concreta y tangible que ahora nos informan, en dos de los últimos tres párrafos de la nota, es que las tiendas que venden en pesos convertibles (CUC) ampliarán la posibilidad de pagar con tarjeta magnética con fondos en CUP y sumarán lugares seleccionados para comprar en efectivo con esa misma moneda, por el equivalente a la actual tasa de cambio de Cadeca de 25 CUP por 1 CUC.

“Para el ciudadano y la ciudadana promedios, esto es casi igual a decirles que la solución de la unificación monetaria es multiplicar todo lo que hay en las tiendas en divisas por 25, lo cual, en mi criterio, refuerza un viejo malentendido y un disparate colosal que muchas personas, sin embargo, ya creían posible, o al cual mucho le temen (sobre todo cuando tampoco hay la menor mención en ese texto a una imprescindible reforma salarial).

“Tal vez la nota debió decir, por lo menos, que 25 por 1 es solamente la tasa de cambio con la cual comenzará ahora la parte perceptible por la población de este proceso gradual de unificación monetaria, pero que por simple matemática, al tener en cuenta que los volúmenes más importantes de la circulación monetaria en nuestra economía están sobrevaluados por la tasa del 1 por 1, una relación o tasa de convertibilidad final para el CUP frente al USD nunca debería ser —al menos en teoría— tan elevada”.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.