En tu Facebook: ¿Francia o Cuba?

En esta semana, los usuarios cubanos de redes sociales tiñen sus perfiles de los colores de las banderas de Cuba y Francia por dos motivos…

El pasado viernes, un atentado terrorista dejó más de 120 muertos en París, la capital de Francia, a la par en la frontera de Costa Rica con Nicaragua se encontraban detenidos casi dos mil cubanos que emigran desde Cuba hacia los Estados Unidos por una travesía terrestre que incluye el paso por, al menos, ocho países de Centroamérica. Los cubanos y cubanas no han hecho esperar sus opiniones en las redes sociales y comentarios en medios digitales.

Algunos tiñen sus perfiles con los colores de la bandera gala y otros lo hacen con los mismos colores, pero también incluyen la estrella cubana.

Por ejemplo, Yumai se refiere a la hipocresía y la doble moral con la que los medios occidentales han abordado el tema de la masacre parisina. Ella asegura que solo importan los muertos de unos pocos países, los que dominan; el resto es solo una cifra, una masa prescindible y sin importancia.

Sobre las duras críticas recibidas por colocar la bandera gala en los perfiles de redes sociales, Rafael considera normal que en los países del Medio Oriente haya ese nivel de violencia: “resulta raro escuchar de un atentado en un país como Francia, realmente la guerra en el Medio Oriente ha cobrado más vidas de las que podamos contar, pero este golpe al primer mundo lo sentimos todos con más intensidad, y nadie tiene que decirle a nadie en qué cosa perder su tiempo, somos libres de elegir nuestro modo de vivir, de sentir y de reaccionar como nos parezca”, escribió.

Luis colocó sobre su muro de Facebook la bandera del país europeo y comenta en On Cuba que “hasta hubiera cantado La Marsellesa si me la supiera. Me pareció oportuna la tendencia. Y si mañana veo la de Siria, Palestina o cualquier otra, me la engancho. Lo hice porque lo pensé para hacerlo, porque me conmovió, no por tendencia”.

Cubanos varados en Costa Rica

IPS refiere que una declaración del gobierno cubano fue hecha pública, cuando crecían las críticas entre la población por el silencio de las autoridades y la prensa sobre la situación de los 1.600 emigrantes isleños, varados en Costa Rica en su ruta hacia Estados Unidos.

Sobre lo sucedido en Nicaragua a los cubanos, Henry comenta en espacios informativos que “es preferible que los traigan de nuevo al país a que sigan siendo víctimas y estén a merced de lo que les pueda pasar. Se dice que están en contacto con los gobiernos de los países implicados, pero no dice qué medida se va a tomar. ¿Es muy difícil decirle a Nicaragua que los dejen seguir o que los traigan a Cuba?”

En tanto, Ariel G. lamenta la situación, pero no entiende que se haya convertido en noticia justo ahora, cuando hace años se viene usando Ecuador, fundamentalmente, para este tipo de prácticas migratorias. “Tengo amigos que han llegado a EE.UU. por esta vía y cuando he hablado con ellos me confiesan que no volverían a pasar por las situaciones que enfrentaron en todo ese viaje”.

“Si no existiera la Ley de Ajuste cubano, ninguna de esas personas trataría de llegar a los Estados Unidos por esa vía, tampoco podemos hacer responsable al gobierno cubano de lo que hacemos sus ciudadanos cuando salimos legalmente de Cuba, antes era que no podíamos salir, ahora es que salimos, hacemos lo que más no conviene y queremos culpar al gobierno de esa situación, eso solo se ve en Cuba”, comenta en Cubadebate Yolimar.

En su blog Segunda Cita, Silvio Rodríguez publica que “desde hace días es noticia, especialmente en medios que suelen atacar al gobierno de Cuba, la situación de unos dos mil cubanos que se han congregado en la frontera de Costa Rica con Nicaragua. Los matices, como era de esperar, favorecen al gobierno de Costa Rica y condenan al de Nicaragua. No he visto hasta ahora ningún análisis sobre las particularidades de esta situación, sin dudas provocada por la angustia de familias enteras que quieren llegar a los Estados Unidos, como muchas otras familias de países de la región”.

El periodista cubano Justo Planas también se refiere al caso al compartir el hashtag #QuePasenLosCubanos y comentar públicamente en su página de Facebook que Nicaragua tiene el derecho de decidir quién pasa por su frontera, pero no había razones para perseguirlos con militares. “Nicaragua, los médicos y profesores cubanos que han trabajado por décadas para tu gente, no salieron de la Plaza de la Revolución, sino de ese pueblo humilde que ahora reprimes. No creas que la bondad de nuestros profesionales es doctrina política, hay cosas que solo se aprenden en la familia y la calle”.

Desde su bitácora personal Estas letras que ves, Dainerys Machado expresa que “mil seiscientos estudiantes era la totalidad de la matrícula de mi escuela primaria, en uno de los municipios más poblados de La Habana. Mil seiscientos estudiantes constituían más de la mitad de la matrícula de mi centro de enseñanza preuniversitario. Mil seiscientas personas son seis veces más gente de la que tengo como amistades en mi cuenta de Facebook. En este punto, tan pronto y a la vez con tantas tristes historias consumadas, no importa solo qué va a pasar con estos cubanos atrapados al sur del continente. Importa qué va a pasar con ellos, sin que se les traume más la vida, sin que sean mutilados, violentados, ni mucho menos asesinados.

“La batalla que ahora libran por llegar a Nicaragua no es el fin. En el mapa siguen El Salvador, Honduras, Guatemala, México… fronteras y fronteras que, es lógico suponer, opondrán muchos tipos de resistencia. Creer que las condiciones están dadas para que este grupo llegue caminando a Estados Unidos es absurdo. ¿Qué hacer? ¿Quién puede encargarse de su seguridad, de su salud, de su vida?” se pregunta la periodista.

Desde Cuba, algunos jóvenes de la blogosfera cubana convocaron el 17 de noviembre a un flashmob en solidaridad con los cubanos. “Nos vemos a las 6:00 pm en 23 y G para grabar con nuestros móviles mensajes de solidaridad a los cubanos varados en Centroamérica y pedir a los gobiernos de esta región que los dejen continuar camino”, publicaba Claudio Peláez en las redes sociales.

¿Qué temperatura miden los termómetros de la participación ciudadana por estos días en Cuba? ¿Resulta suficiente decorar perfiles de redes sociales con colores de banderas y convocar a flashmobs? Los cubanos y cubanas se apropian cada vez más de los espacios virtuales para ejercer sus derechos ciudadanos.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.