Gobierno electrónico en Cuba: lento, pero se mueve

Cinco provincias cubanas tienen portales donde la ciudadanía puede informarse sobre el desarrollo local, aunque con escasa interacción con las autoridades.

No existe una organicidad en el diseño y la maquetación digital que permita un uso similar para todos los sitios web de gobierno electrónico en Cuba.

Que gobiernos provinciales y municipales de cinco territorios del país cuentan con sitios web o los llamados Portal del Ciudadano es noticia en el ámbito tecnológico de la isla caribeña.

Cuando el mundo avanza a zancadas en el gobierno electrónico y en el empleo gubernamental e institucional de las redes sociales, informar sobre estos cinco sitios señala un primer paso y, al mismo tiempo, lo mucho que falta por avanzar en ese camino.

El desarrollo de esta modalidad electrónica en el país caribeño ha sido lento e insuficiente, pero teniendo en cuenta la actualización tecnológica ralentizada que vive Cuba, aunque más agitada en los últimos años, esta noticia sin dudas es un progreso.

Las provincias de Pinar del Río, Isla de la Juventud, Granma, Santiago de Cuba y Camagüey cuentan con un denominado Portal del Ciudadano, aunque los espacios digitales se nombren de manera indistinta.

También están en etapa de implementación en otras ocho provincias; mientras las 15 restantes crean condiciones para integrarse al proyecto.

Portal Camaguey

En el caso de las plataformas digitales que ya se encuentran online, fueron creadas con aspiración de gobierno electrónico, si bien en la actualidad solo cuentan con una primera etapa de implementación, que es la presencia en internet.

El proyecto está desarrollado por la estatal Empresa de Aplicaciones Informáticas (Desoft) y soportado tecnológicamente por la también estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa).

E-gobierno parece

En los cinco sitios de gobierno electrónico existentes hoy en Cuba se facilita información de los principales trámites y servicios de las entidades estatales, se publican noticias de actualidad y se promocionan actividades culturales y deportivas.

Tras la creación de estos entornos web, las autoridades locales pretenden eliminar la burocracia, aumentar la eficiencia de la gestión pública y lograr una interacción más directa entre el gobierno, las instituciones y la ciudadanía.

También algunas de estas alternativas proveen un sistema de avisos sobre acontecimientos de carácter inmediato, además de divulgar clasificados.

En algunos casos, como el de Granma, agregan una variedad más amplia de servicios e información de facilitación social; y se brindan partes meteorológicos diarios en otros como RedPinar.

Incluso se promocionan servicios de turismo, gastronomía, transporte, y en contadas salvedades opciones no estatales.

Pero e-gobierno todavía no es

El principal problema de estos portales es que no cuentan con dominio similar: algunos están alojados en gob.cu y otros en co.cu, lo cual dificulta una navegación uniforme. Y en diversas ocasiones están offline o las páginas son de difícil carga para las lentas conexiones promedio en la isla caribeña.

De igual forma, como limitante tienen que solo brindan información básica, dado que apenas están en la primera fase de gobierno electrónico. La mayoría posee contenidos estáticos con funcionamiento de copiar/pegar y con escasa multimedialidad.

Los diseños son poco originales y obsoletos para las exigencias mediáticas actuales. En cuanto a la información, en algunas categorías están desactualizadas, y muchas carteleras culturales y deportivas no tienen contenidos.

Por otra parte, todavía no existe total transparencia sobre el trabajo del gobierno en los respectivos territorios. Tampoco están presentes mecanismos efectivos para el intercambio con las autoridades locales sobre diversos temas.

Las vías de participación ciudadana son reducidas a un foro debate y comentarios. Y, en estos casos, apenas son empleados hasta ahora por la ciudadanía para el diálogo y el intercambio.

A ello se suma que, en muchas ocasiones, no se diferencian estas plataformas digitales de los sitios de prensa y comunicación existentes, cuando no sea por informaciones precisas de trámites, entre otros.

Otra debilidad radica en que, en varios de estos espacios, los recursos humanos provienen de los propios medios de prensa locales, lo cual puede crear conflictos de intereses.

Que ya existan resulta decisivo, que funcionen bien y sean verdaderamente gobierno electrónico es el reto que afrontan. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.