Habana humana… más que una tendencia

Un ejercicio digital de antropología social que no es nuevo, pero triunfa, no importa dónde se implemente…

Foto: Habana Humana

Habana humana no es una página de Facebook novedosa, no nos sorprende que un fotógrafo salga cámara en ristre a realizar retratos de personas,  para que estas le cuenten su vida. Ya esta fórmula triunfó como mucho éxito: Humans of New York, un combo de blog, página en Facebook y libro realizado por Brandon Stanton, ya cuenta con casi 13 millones de seguidores en la red social de Mark Zuckerberg.

La estrategia consiste en compartir retratos de personas en las calles de grandes, románticas, cosmopolitas y nostálgicas ciudades como La Habana; cada imagen va acompañada por textos biográficos cargados de símbolos, de historias.

Un ejercicio pleno de antropología social que asegura su éxito, pues logra poner a los cibernautas en el lugar del fotografiado y diluirse en las historias únicas y a la vez comunes de la vida de cualquier persona en La Habana.

Este espacio en las redes más cercanas a los cubanos presenta fotos honestas, introspectivas, textos que agrupan las preocupaciones humanas de todos los días y las traducen en un lenguaje común para todos. Habana humana muestra cómo las personas quieren ser aceptadas, marcando claramente límites entre la realidad de cada ser retratado.

11133711_640469166096985_3952059851513776049_nDetrás del proyecto habanero se encuentra el fotógrafo Gabriel Guerra Bianchini, quien traspola la realidad de cada rincón de la capital cubana a través de fotos de los humanos que la habitan y cuenta ya con más de 1590 seguidores en Facebook.

Gabriel declara que “crear está página vino un poco por el empuje de algunos amigos. Ya había encontrado y compartido lindas historias que encontré en la calle. Una amiga me habló del proyecto de HONY (Humans off New York) y me dijo que por qué no hacía algo así en La Habana. No lo conocía, pero que me informé y me gustó la idea. Por eso creé la página”.

Cuando indagamos por la forma de seleccionar a las personas e historias, el fotógrafo asegura que no escoge a sus protagonistas. “Ocurre muy naturalmente. Vivo en la Habana Vieja, la mayoría de las personas que fotografié ya me las había cruzado varias veces, hasta el día que tuve curiosidad y me detuve a hablar con ellas. En todo caso, es mi curiosidad la que lo escoge, según lo que me llame la atención”.

Por ejemplo, resalta el caso de la historia de un transexual.

“Yo soy el primer transexual de Cuba. Supe de mi homosexualidad desde que tengo uso de razón. Aunque no lo parezca, tengo 49 años. Cuando niño, mi padre me maltrató mucho por eso. De mi madre no supe nada desde que nací. A los 12 años no pude más y tuve que irme de casa. Tuve la suerte de conocer a un señor maravilloso que también era gay y se solidarizó conmigo. No fue una relación de otro tipo, fue de padre a hijo. Viví con él muchos años, hasta que murió y me dejó la casa, que es donde vivo todavía. Tuve muy malas experiencias, con lo mal que trataban a los homosexuales en aquellos años. Para mí era normal ir a la cárcel(…)”

11082582_646040538873181_5656539951522251187_nEste es un ejemplo de las historias que podemos encontrar en Habana humana, antropología social en plataformas  como Facebook, un ambiente lúdico y reticular que también alberga esta suerte de espejos de sociedad.

En este espacio comenta KeretKeret: “interesantes aportaciones, cada uno somos molécula de vida esparcida con diferente historia”.

Otra historia compartida en el muro de esta página es la de un policía a quien le encanta la música. “Terminé siendo policía porque ya en mi familia hay una tradición militar. Ahora lo que no tengo mucho tiempo para la música. Trabajo seis horas y descanso otras seis. Mi tiempo libre lo uso para estar con la familia. Pronto me tocan 17 días de vacaciones y me gustaría apuntarme a clases de guitarra. Igual yo sueño con muchas cosas. Me gusta conocer lugares nuevos. Algún día quiero conocer Brasil. Yo sé que hay mucha delincuencia, pero es un país hermoso. La gente dice que los policías no podemos viajar y es mentira. El día que me den de baja, si quiero ir a Brasil, puedo ir sin ningún problema. Lo único que extraño mucho es la hermandad con la que se vive allá en mi campo. Todos se ayudan y comparten. Y además, tenemos un carnaval más lindo que el de La Habana”.

Habana humana construye un mapa fotográfico que describe la diversidad de las personas que habitan o transitan por la capital cubana; a un mismo nivel simbólico se presentan las fotografías y los fragmentos biográficos y anecdóticos que las acompañan.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.