HabanaTrans o cómo acceder al transporte en la capital cubana

La aplicación está entre las más empleadas por las y los usuarios de la principal urbe del país.

Aunque ha transitado por diversos nombres, como Ruta Habana o Mi Ciudad, HabanaTrans facilita la movilidad de los usuarios por la capital cubana.

¿Cuáles son los principales recorridos de los ómnibus en La Habana? ¿Cuáles rutas son las más factibles para llegar a determinados destinos? ¿Cuáles vías o tipos de transporte podemos emplear en la capital cubana? ¿Cómo se comportan los precios en los taxis privados?

Varias preguntas con diversas respuestas si se analizan las aplicaciones surgidas al respecto en el panorama digital nacional, donde ha sido recurrente el tema del transporte y la geo localización para los usuarios y programadores de la isla caribeña.

Aunque es extendido el uso de software como Osmand, sobre todo por choferes y taxistas, los desarrolladores de la nación caribeña produjeron propuestas nacionales más asequibles.

Engrosan la lista algunas creaciones digitales locales como la plataforma Metro, que devino una versión criolla de Google Maps.

Luego de esta primera app relacionada con el tema, surgió también Andariego, una versión estatal de programa localizador con referencias de la cartografía de toda Cuba.

A estas opciones se sumaron MapaDCuba, otra propuesta de ubicación, pero más liviana que las anteriores, en cuanto a capacidad de almacenaje.

Otras visiones privadas sobre el asunto se agregaron como RenC y Yotellevo, ambas modalidades para el alquiler de taxis en la isla caribeña, un sector operado por agencias estatales, cooperativas y privados.

Algunas de estas aplicaciones tuvieron mejor suerte que otras. Unas fueron descontinuadas por los propios usuarios, ante las pesadas bases de datos; a otras, las dinámicas de financiamiento no le funcionaron todo lo deseado.

HabanaTrans: descubrir las rutas de La Habana

De las últimas creaciones, y entre las más logradas y empleadas, figura HabanaTrans, un proyecto pensado para facilitar a los clientes el traslado en transporte público dentro de la capital cubana.

La aplicación muestra de forma detallada, y con base en un sistema analítico de mapas, toda la información relacionada con este servicio en La Habana.

Incluye mapas y recorridos de la Red Principal (rutas más concurridas que poseen ómnibus articulados) y más de un centenar de opciones de la Red Alimentadora (rutas específicas). Además, propone datos sobre taxis ruteros, incluidas las nuevas tarifas establecidas por los organismos administradores de la ciudad.

Entre otras facilidades, dispone de información sobre el sistema de ferrocarriles suburbanos y el transporte particular en diversas variantes.

Creada por el ingeniero informático Pablo Miró, la aplicación también facilita adecuar las distintas rutas ya existentes a las necesidades del cliente.

Disponible para dispositivos con Android, HabanaTrans no necesita conexión inalámbrica como la mayoría de las aplicaciones criollas, si bien facilita la ubicación de los usuarios por GPS.

Su creador ha insistido en el interés de actualizar la base de datos y   funcionalidades de la app cada tres meses.

Con miles de descargas y un empleo popularizado, esta alternativa puede sufrir modificaciones, pues está en las primeras versiones del software.

Se puede acceder a ella a través de sitios como CubaApk, el blog Tu Android o el compendio audiovisual estatal Mi mochila.

En cada nueva entrega se incluyen las rutas inauguradas en el periodo y aquellas que fueron actualizadas.

Como opción atractiva contiene la posibilidad de establecer Contactos, sobre los cuales la aplicación sugerirá cómo llegar hasta su localización desde la posición actual del usuario.

Además de los recorridos y terminales, como parte de la información se ofrecen los teléfonos de los despachos correspondientes para reclamar u opinar sobre los servicios de transporte público.

Otras posibilidades relacionan puntos y lugares de interés para toda la población, como hospitales, centros culturales, entre otros, así como la vía más rápida de acceder a ellos.

De igual forma, en su constante actualización, la app ha introducido la opción de consultarla en inglés y francés.

Entre los retos que afronta HabanaTrans está la actualización periódica y optimizada de la base de datos, en un sistema de transporte en constante cambio.

Es igualmente una preocupante la forma de actualización y el desarrollo de la app, todo realizado por una sola persona; lo cual pudiera restarle mejores arreglos y agilidad en la entrega de nuevas versiones.

Y más difícil resulta la sostenibilidad económica de la iniciativa.

Al no contar con un apoyo económico por parte del Ministerio de Transporte u otra entidad estatal, la propuesta acude a formas colectivas y caritativas de financiamiento. Básicamente, apela a la buena intención de los usuarios que quieran donar saldo telefónico para el desarrollo de la aplicación. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.