Internet con roaming se expande en Cuba… solo para turistas

El Internet a mano de la mayoría de las personas cubanas se oferta en parques y lugares públicos, mientras muy pocas acceden desde sus hogares.

Foto: Tomada de Trusted Reviews

La cifra de ciudadanos que acceden a Internet y a redes nacionales hoy, en Cuba, todavía es limitada, mucho más si se trata de los hogares. Por ello, la isla caribeña figura entre los países peor conectados del hemisferio occidental.

No fue hasta 2014 que el monopolio estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) posibilitó a todas las personas naturales poseer una cuenta de correo electrónico con dominio @nauta.cu, la cual permite la consulta de su buzón desde teléfonos móviles.

La diversidad de equipos celulares y la subestimación de la demanda fueron los principales obstáculos que limitaron la calidad del servicio. Igualmente la carencia de una plataforma de transmisión de voz y datos a través de telefonía móvil mediante UMTS (Universal Mobile Telecommunications System) trajo como consecuencia la alta congestión de las redes.

Por ello, desde abril último, toda la ciudad de La Habana, las cabeceras provinciales y los polos turísticos del país comenzaron a disponer del servicio de transmisión de voz y datos a través de celulares, más conocido como 3G.

Este es un sistema indispensable para sostener un tráfico regular de datos, sobre todo en el caso del turismo, ya que el parteaguas que significó el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, en diciembre de 2014, posibilitó a varias compañías de comunicación pertenecientes a la nación norteña ampliar la cobertura de sus servicios en la isla, en respuesta al aumento del flujo de sus clientes hacia este destino.

Por ejemplo, el gigante tecnológico AT&T desplegó en octubre de 2016 la posibilidad de hablar, enviar mensajes de textos y emplear datos a sus clientes en estas tierras. “Sabemos que nuestros clientes quieren contar con una conexión sin interrupciones y una experiencia móvil continua, especialmente ahora que más personas viajan a Cuba”, señaló Bill Hague, vicepresidente ejecutivo de Gestión de Conexiones Internacionales de AT&T.

“La ampliación de nuestros servicios móviles a Cuba refuerza nuestra posición como el proveedor de servicio móvil de los Estados Unidos con la mejor cobertura internacional”, aseguró a medios de prensa internacionales.

La oferta de AT&T se basa en tres dólares por minuto en servicio de voz, 0,50 centavos de dólar por SMS, 1,30 por MMS y 2,05 por MB en tráfico de datos.

En ese mismo año, la compañía estadounidense Sprint posibilitó igualmente a sus usuarios la facultad de emplear este tipo de servicios en Cuba, previo acuerdo con Etecsa.

Sprint sacó a oferta el programa Sprint Cuba 2.0, un plan de 20 minutos en llamadas a la isla caribeña y en cualquier hora del día, así como mensajes de texto por un precio de 0,20 centavos de dólar.

Más recientemente, en mayo pasado, la compañía jamaicana de telecomunicaciones Digicel, que opera en gran parte del Caribe, se asoció con Etecsa para ofrecer conexiones de datos 3G en tierras cubanas, a través de una tarjeta SIM que permite optar por tarifas más bajas por los servicios de roaming.

Alentadora noticia sin dudas, salvo que la prestación de la tarjeta llamada Cuba roaming solo estará disponible para los turistas que visiten la isla caribeña y no para los ciudadanos comunes que, a pesar de los pequeños pasos dados a favor de la informatización local, aún no disponen de un acceso regular a la red de redes.

Además de arribar con retraso en relación a como se mueve el mundo en este ámbito, el servicio 3G en Cuba solo repercute en ciertas mejoras en el tráfico de voz, la capacidad multimedia y el acceso al correo Nauta.

Las personas apenas perciben los beneficios en el acceso al correo electrónico, pues varias inconformidades han sido manifestadas por las y los usuarios, tanto en espacios digitales como medios tradicionales, debido a las múltiples interrupciones y el imperceptible incremento de la velocidad de conexión.

Oscar López Díaz, especialista de Mercadotecnia de la división de servicios móviles de Etecsa, manifestó a la prensa local que contar con cobertura 3G “posibilitará en un futuro el acceso a otros servicios como Internet en los teléfonos”, sin especificar una fecha para la llegada de un servicio imperioso para gran parte de la población cubana.

La oferta de Digicel, por ejemplo, ofrece paquetes de datos desde 100 megabytes hasta los 500 megabytes que oscilan entre 25 y 100 dólares.

Es un servicio que opera en la red 3G en Cuba y permite la recepción gratuita de SMS, recibir o enviar correos electrónicos con adjuntos, navegar en Internet y realizar video llamadas VOIP (VoiceOver IP, por sus siglas en inglés).

El tiempo y el volumen de datos enviados y recibidos dependerán del paquete de megabytes contratado. La tarjeta SIM de Digicel solo es compatible con dispositivos desbloqueados en las redes GSM 850/900 y 900 WCDMA.

Por ello, una opción como la brindada por Digicel pudiera extenderse, sin muchos contratiempos, a toda la ciudadanía cubana que aún ve como ficción la posibilidad de chatear con un amigo a través de Facebook, desde la comodidad de su casa.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.