Netflix llegó a Cuba… pero Cuba no ha llegado a Netflix

Esta semana recorre los sitios web, blogs y redes sociales el tema de la apertura de los servicios de Netflix para Cuba…

Netflix, una empresa estadounidense que se dedica a la distribución de películas y series de televisión por Internet, comenzó a ofrecer sus servicios para Cuba. “Desde hoy, la gente de Cuba con conexiones a Internet y acceso a métodos de pago internacionales podrán suscribirse a Netflix y ver de manera instantánea una selección de películas y series de televisión populares”, aseguró la compañía en un comunicado publicado en su página web.

De esta forma, la empresa se convierte en una de las primeras en apropiarse del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos anunciadas el 17 de diciembre de 2014.

Algunos medios oficiales cubanos se hicieron eco de la noticia y, sobre todo, en redes sociales como Facebook abundan los comentarios como el de Pelotero Dominicano quien se dirigió a los cubanos: “amigos no sé a ustedes pero esto me parece la noticia más absurda que he visto en años…. Netflix cobra algunos 8 dólares mensuales para que puedas ver todo su material audiovisual, pero deben tener una buena red de Internet a una buena velocidad, además de que sea ilimitado la cantidad de gigas a descargar, ya que las películas y series consumen bastante data en bajada”. En esa misma línea, FTS se pregunta sobre cuántos en Cuba pueden decir que tienen Internet y servicio de pago internacional.

Por su parte, Metralla analizó el posible impacto de este nuevo servicio entre los cubanos. “Ya está aquí para su libre consumo, ahora que se creen las condiciones es problema de nosotros, no podremos decir ya muchas frases como no puedo entrar a esta página o tal servicio por culpa del bloqueo, ya (al menos ese servicio) está liberado.

“El costo es elevadísimo (casi el salario de un mes de un cubano común para ver/descargar una película), ahora nos toca a nosotros apropiarnos de esas ventajas (de las que vendrán en el futuro) y meternos de a lleno en mejorar nuestro sistema socialista para el bien de todo el pueblo. Ir haciéndose a la idea de comprar licencias de software y/o si usamos software libre usar el mejor y el más competitivo, en el área de las telecomunicaciones hay mucha tierra por arar. Bienvenido el desmantelamiento progresivo del bloqueo manteniendo nuestras conquistas, pero manteniendo la mente bien abierta (piernas cerradas y mente abierta)”.

Otra arista del debate la aportó Yasel, quien trae a colación el famoso “paquete semanal”. “Yo seguiré viendo mis series desde PaketeFlix hasta que me suban el salario y la conexión no sea al estilo de 1999 y tenga acceso a MasterCard”.

En Cubadebate, un usuario que se nombra Bell Canadá consideró que ha sido una gran noticia, a pesar de la inexistente infraestructura masiva residencial de acceso de banda ancha o alta velocidad a las redes de datos en Cuba. Asegura que, poco a poco, estos pequeños pasos, en cada país o región, aunque no lo parezca, motivan a los grandes operadores de Telecomunicaciones, en este caso ETECSA, a mejorar su infraestructura de redes , no solo la columna vertebral o backbone sino hasta la última milla, que aunque necesite de grandes inversiones de capital, será la única que permitirá la introducción y futuro desarrollo no solo de estos servicios, sino de muchos otros ya existentes, y permitirá implementar los nuevos que aparezcan en el futuro”.

En Facebook muchos se alarman; por ejemplo Sandra Posadino, quien agregó cuatro imágenes de lugares nacionales y comentó: “Celebro haberte conocido a tiempo, me apena pensarte plastificada en American y propagandizada por Netflix y todo lo que parece, parece que llegará. ¡No creas lo que ellos te cuenten Isla querida!”
Sabdiel Batista, desde un blog de Cienfuegos, Nueva, comentó la noticia y resaltó algo que todo el mundo ha olvidado, “todavía el bloqueo comercial y financiero contra Cuba impide que los ciudadanos cubanos puedan contratar tarjetas de débito o crético internacionales, o utilizar el conocido sistema PayPal, elementos necesarios para contratar el servicio de Netflix”.

Más que un movimiento comercial, este anuncio persigue ser una jugada mediática; evidentemente Cuba no será un mercado promisorio para Netflix por ahora, pero sí pone en tela de juicio las razones por las cuales no existe un acceso masivo a Internet en Cuba. Un entramado de precariedades económicas y tecnológicas agravadas por el bloqueo, pero también por la gestión ineficaz de los recursos en manos de empresas como ETECSA.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.