Nuevo software desentierra problemas en la agricultura cubana

Una alianza entre Desoft y el Ministerio de Agricultura reporta beneficios para la organización y evaluación de la productividad en Cuba.

En Cuba el procesamiento de la información relativa a los Registros de la Tierra todavía se realiza de forma manual.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

Solo quien haya visitado el sitio web de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información cubano conoce el quebradero de cabeza que implica compilar datos de esta fuente: ofrece diferentes nomenclaturas y cifras de un mismo indicador aparecen hoy en base a mil y mañana en unidades, entre otros incidentes. Además, prima la desactualización de las estadísticas.

Todo ello convierte en un verdadero problema analizar datos de fuentes públicas.

De ahí la sorpresa que causó la noticia de un nuevo software nacido de la alianza entre el Ministerio de Agricultura cubano y Desoft, una empresa estatal de soluciones informáticas que asegura tener “más de 15 años de experiencia en el sector, con un capital de recursos humanos de más de 2.000 empleados”.el-agro-en-cuba01

En los primeros días de este mes de agosto, la división territorial de esta empresa informática en Sancti Spíritus, en el centro del país, anunció el nacimiento de este programa informático que facilitaría la labor de procesamiento de los abundantes datos que generan la agricultura y sus diferentes dependencias en el centro y todo el país.

Carmen María Alonso, directora de la entidad, explicó a la prensa local que se trata de un programa que informatiza los puestos de dirección de la agricultura.

“La idea surgió a solicitud del gobierno de Jatibonico, que estaba interesado en facilitar y optimizar el trabajo relacionado con los partes estadísticos que debe emitir el organismo”, explicó la especialista. Añadió que, ante el éxito y la aceptación del software, la dirección de la agricultura en Sancti Spíritus decidió extenderlo a otras dependencias de la empresa, e incluso del Puesto de Mando del Ministerio de la Agricultura, donde también se aplica”.

Entre los objetivos principales de esta propuesta tecnológica resaltan la seguridad y rapidez al proceso de inserción de datos y optimización del trabajo en los centros compiladores de información en el sector cubano de la producción de alimentos.

Este paso se inscribe entre las tareas que realiza el país en la llamada informatización de la sociedad. Si bien aporta organización y eficiencia para los procesos de toma de decisiones en el sector agrícola, solo constituye una porción de todo el pastel.

La opinión de los cibernautas sobre este programa no se hizo esperar.

Ángel comentó en el sitio web del diario oficial Granma que “lo que necesita la agricultura en Cuba es abundante producción. Abundante información no es tan necesaria, sino para burocratismo, con información la tierra no produce y la población necesita recibir producción. Cuando la tierra y la agricultura produzcan, entonces sí valdría recoger esos datos y saberlos”.

En otro orden y en el mismo espacio, Aniceto expresó que el sector requiere “un cambio de hardware”, una metáfora que se refiere a problemas macro del agro. “Los recursos para producir alimentos, como carne y leche, los tenemos aquí en el país, solo hay que dejar que las personas puedan desarrollarse y permitir la libre empresa. El Estado no ha podido, no puede y no podrá solo controlar y administrar todo”, valoró.

Mientras, José Luis Ramos observó que la informática es útil para la agricultura. “En todos los sectores productivos aplicar la técnica apropiada ayuda a aumentar la producción, pero en agricultura hay muchas variables que inciden en seleccionar la técnica apropiada: suelos, temperatura, riego/lluvia, abonos, plagas posibles y cultivos anteriores en una parcela, entre otros”.

“Una aplicación informática que analice con detalle una campaña va a ayudar al técnico a seleccionar las mejores tecnologías para la próxima. Además, permite hacer ‘análisis de grupo’ entre cooperativas o agricultores individuales. Por ejemplo, ver si los que tengan altos costes por unidad de producto tienen también una baja productividad horaria de la mano de obra o que las parcelas con mayor producción por unidad de superficie son porque se ha hecho un gasto mayor en abonos”, ejemplificó.

En el sitio web del semanario provincial Escambray, Raúl comentó que crear un software que facilite la labor de procesamiento de la información siempre será bienvenido, porque “la Agricultura debe tener presente que el procesamiento de la información relativa a los Registros de la Tierra todavía se realiza de forma manual”.

Alertó que “los campesinos y usufructuarios de la provincia que se cuentan por miles, y que tienen un día a la semana para ser atendidos en las delegaciones municipales, necesitan constantemente certificaciones: de tierra, de tractores, de ganado, para procesos de herencia, permutas, compras y ventas de ganado mayor, tala de árboles, en fin, sería interminable. Es mucha la demora para atender a un campesino, buscando en cientos de expedientes, lo que ya debería estar digitalizado y de acceso automatizado, para facilitar el trámite y ahorrar tiempo”.

Otras voces aseguran que la digitalización de los procesos de planificación y estrategias en la agricultura cubana debe llegar también a otros sectores de la economía cubana. (2016)

Un comentario

  1. Andrés Dovale Borjas

    En esta información hay una clara sugerencia de permitir el desarrollo capitalista en la agricultura en el siguiente párrafo: “dejar que las personas puedan desarrollarse y permitir la libre empresa. El Estado no ha podido, no puede y no podrá solo controlar y administrar todo”,. Cuando lo que debería sugerirse el desarrollo del cooperativismo en la agricultura.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.