“Ser emprendedor en Cuba significa tirarse de un avión armando el paracaídas”

La tienda-casa-taller “Clandestina 99% diseño cubano” muestra la urgencia de que emprendedores de la isla accedan más a Internet y a información necesaria.

Foto: Tomada de vistarmagazine.com

En el número 403 de la calle Villegas, en Habana Vieja, existe un proyecto que escapa de los patrones en los que se enmarca la mayoría de los negocios privados. 

Sin encasillarse en ninguna categoría específica, este emprendimiento combina de manera orgánica la libertad creativa de artistas y las exigencias comerciales que hacen sustentable una empresa de este tipo.

Gracias al impulso y a la osadía de dos mujeres, la diseñadora Idania del Río y la asesora en industrias creativas Leire Fernández, surge este espacio híbrido que toma su nombre a partir del icónico filme de Fernando Pérez.

Leire Fernández, quien trabaja además como asesora de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura en Cuba, encontró en Idania alguien que podía hacer algo que valiese la pena en el ámbito de las industrias creativas.

“En esa época, Idania estaba planteando irse a vivir a Nueva York, y yo estoy muy cansada de ver a los jóvenes cubanos decir: `bueno me voy…, me voy a Miami, me voy a Nueva York…´; que es algo que está genial, porque es necesario salir y conocer el mundo. Pero lo que me preocupa es que no vuelven y carecen de ese espíritu emprendedor, por creer que aquí no tienen la oportunidad de hacer nada”, recordó Fernández.

El éxito de este proyecto, que ya ha expuesto sus obras en Estados Unidos, Europa y Asia, se debe en gran parte a la complementación existente entre Idania y Leire. La creatividad de la primera y el enfoque y la perspectiva de la segunda se combinan armónicamente en función de una misma filosofía de trabajo.

“A Idania le ayudó mucho la asesoría que yo pude brindarle a partir de mi experiencia”, explicó Fernández. “Los artistas en Cuba pueden hacer muchas cosas, pero les falta –digo yo- esa figura que los guíe. Existen personas con mucho potencial en su trabajo, pero que no conocen cómo concretar, gestionar un proyecto y volverlo sustentable”, valoró.

“Hay mucha gente que no hace estas cosas por el temor al riesgo de enfrascarse en algo que quizás no resulte”, manifestó Del Río. “Ahora por lo menos contamos con un espacio, pero antes que existiera, cuando estábamos luchando por la homologación y no sabíamos ni siquiera cuál era el marco legal en el cual nos íbamos a insertar, fue horrible, porque no contábamos con la certeza de si íbamos a poder empezar”, rememoró.

Según Fernández, la inexistencia de un mercado mayorista, y la poca diversificación y apertura hacia otras ramas del mercado, sobre todo en el ámbito tecnológico, son grandes escollos para el desarrollo del emprendimiento en Cuba.

“Otra dificultad importante es el tema de la información”, apuntó.

Y fue sobre esa carencia que Idania habló en el foro de los emprendedores, donde estuvo el presidente estadounidense Barack Obama, durante su visita en marzo pasado a La Habana.

“No existen canales de información donde uno pueda conocer a fondo sobre cuestiones legales referentes a tu negocio, ni asesoría que te aconseje sobre cuáles son las mejores prácticas”, expuso Del Río. “Ser emprendedor en Cuba significa tirarse de un avión armando el paracaídas… y eso no lo inventé yo”, acotó.

El desarrollo de los emprendimientos o las llamadas start ups está muy ligado a las posibilidades de acceso a otros canales de información, como es el caso de Internet. En Cuba, la baja penetración de la Red de redes es uno de los principales impedimentos en la evolución del movimiento emprendedor cubano.

Clandestina cuenta con un pequeño sitio web, donde apenas pueden mostrar sus artículos, en conjunto con una página en Facebook y un canal en YouTube que sirven para la promoción.

Emprendimientos de esta índole necesitan contar con el acceso a la infraestructura necesaria para mejorar sus servicios online, como son el caso de las pasarelas de pago. El desarrollo de aplicaciones para el comercio electrónico ayudaría a reducir los costos de los productos y facilitaría su adquisición por parte de los consumidores cubanos.

Idania fue una de las jóvenes que tuvo la oportunidad de participar en el Foro de emprendedores celebrado en La Habana durante la visita de Obama, e incluso de las que tuvo la oportunidad de conversar con el presidente estadounidense.

“Creo que fue una señal de que las cosas ya están cambiando y es muy importante que sigan así…”, concluyó la diseñadora.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.